Con aeronaves del ejército y maletas: así fue cómo Lozoya repartió al PRI el dinero de Pemex

Rosario Brindis, entonces titular de Enlace Legislativo de Petróleos Mexicanos, y Froylán Gracia ex coordinador de la dirección general, eran los operadores clave de Emilio Lozoya

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya. EFE/Alex Cruz/Archivo
El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya. EFE/Alex Cruz/Archivo

Fue en la Torre de Pemex, en el piso 45, donde se elaboró el plan para aprobar la Reforma Energética en el sexenio de Enrique Peña Nieto, que según se ha filtrado a los medios de comunicación; el ex director de Petróleos Mexicano (Pemex), Emilio Lozoya Austin, ha dicho se aprobó con sobornos a legisladores.

“Ahí, en una de las paredes de esas oficinas, se desplegó durante un tiempo una manta de tres metros por cuatro con las imágenes de los 500 diputados federales y los 128 senadores que discutieron, hasta aprobar, la Reforma Energética”, asegura la publicación del Semanario Proceso.

Un empleado de Pemex que trabajó en aquel “búnker”, Rosario Brindis Álvarez, que entonces se desempeñaba como titular de Enlace Legislativo de la empresa, ejecutaba las órdenes directas de Froylán Gracia Galicia, coordinador de la dirección general de Pemex durante la gestión de Lozoya Austin; afirma Jesusa Cervantes autora del reportaje que exhibe cómo se operaba en aquel “cuarto de guerra”.

Torre de Pemex en Ciudad de México (Foto: Daniel Becerril/Reuters)
Torre de Pemex en Ciudad de México (Foto: Daniel Becerril/Reuters)

Este viernes se dio a conocer que Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanospagó sobornos por 52 millones 380 mil pesos a legisladores del PAN, esto para que aprobaran las reformas del Pacto por México.

Ellos dos, Rosario Brindis y Froylán Galicia eran los operadores principales del ex director de Pemex, que de acuerdo con Reforma, aceptó que repartió el dinero de Pemex entre legisladores para que se aprobara la llamada Reforma Energética.

La titular de Enlace Legislativo no solo era la mensajera en el Congreso de la Unión, sino que también realizó dicha función en varios de los estados en los que hubo elecciones en el 2016. De acuerdo al semanario, utilizaba aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana para llevar las maletas de dinero que Gracia le había dado para entregar entre los candidatos priistas.

(Photo by Alfredo ESTRELLA / AFP)
(Photo by Alfredo ESTRELLA / AFP)

La extradición de Emilio Lozoya, el ex jefe de la compañía petrolera estatal de México, está agitando a una nación que no está acostumbrada a ver a sus políticos esposados.

A principios de este mes, Lozoya fue extraditado a la Ciudad de México desde España, donde fue arrestado por la policía local en febrero después de huir de su país y esconderse durante casi un año.

El ex operador ejecutivo y político ha sido acusado de recibir presuntamente sobornos por valor de millones de dólares, pero se ha convertido en un testigo protegido y se espera que ofrezca testimonio sobre prácticas corruptas durante su mandato.

 REUTERS / Jon Nazca
REUTERS / Jon Nazca

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia de prensa diaria el viernes que Lozoya ya dio testimonio inicial de que se pagaron sobornos a los legisladores para aprobar la histórica reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto que abrió la industria a los inversores privados en 2014. El escándalo de corrupción también involucra a sobornos de la constructora brasileña Odebrecht SA.

Sobre los sobornos, López Obrador dijo que "será muy importante averiguar cuánto y para quién". Los medios locales nombraron a varios altos funcionarios en el gabinete de Peña Nieto, así como a legisladores de la oposición como presuntamente involucrados, citando el testimonio filtrado de Lozoya.

La oficina del fiscal superior se negó a comentar. El partido opositor mexicano PAN dijo que está comprometido con la lucha contra la corrupción y que el testimonio de Lozoya es una “cortina de humo” para ocultar la mala gestión del gobierno. El partido PRI de Peña Nieto dijo en un comunicado que no protegerá a ningún miembro que haya estado involucrado en la corrupción.

Enrique Peña Nieto, Presidente de México, encabezo la ceremonia del 75 aniversario de la Expropiación Petrolera en las instalaciones de la refinería ubicada en esta entidad. En el acto fue acompañado por Emilio Lozoya, director de Pemex y de Carlos Romero Deschamps, secretario general del sindicato de Pemex. 
FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO/Archivo
Enrique Peña Nieto, Presidente de México, encabezo la ceremonia del 75 aniversario de la Expropiación Petrolera en las instalaciones de la refinería ubicada en esta entidad. En el acto fue acompañado por Emilio Lozoya, director de Pemex y de Carlos Romero Deschamps, secretario general del sindicato de Pemex. FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO/Archivo

Estos son algunos puntos clave a tener en cuenta a medida que se desarrolla la sonda:

Después de emitir una orden de arresto contra Lozoya en mayo de 2019, México finalmente descubrió su paradero cuando fue arrestado por la policía española en Málaga por cargos de corrupción.

La reciente extradición del ejecutivo podría representar un ajuste de cuentas desde hace mucho tiempo para México, que no ha investigado los negocios de Odebrecht, la compañía en el centro del escándalo de corrupción más grande de América Latina, de ninguna manera significativa.

Según cuenta López Obrador, la investigación de México ha tardado en llegar. Los funcionarios de Odebrecht se declararon culpables de soborno en 2016 y admitieron en testimonio que México se encontraba entre los países donde había pagado sobornos. El caso derrocó a los gobiernos de Brasil a Perú cuando los países abrieron investigaciones, pero hasta ahora no ha habido tal investigación mexicana.

infobae-image

¿Quién podría verse afectado por su testimonio?

Los altos funcionarios durante la administración de Pena Nieto son los candidatos más probables a ser objeto de escrutinio por el testimonio de Lozoya. Si bien el ex presidente no ha sido acusado de nada, Lozoya fue un miembro clave de su círculo íntimo antes de las elecciones y luego fue nombrado por él para encabezar Pemex.

El propio López Obrador ha intentado calmar las especulaciones de que la investigación irá tras Peña Nieto, e incluso ha presentado un referéndum popular para decidir si los ex presidentes deberían ser juzgados por corrupción. Sin embargo, el viernes dijo que el escándalo se extiende hasta la administración del ex presidente Felipe Calderón, quien gobernó entre 2006 y 2012, y que los fiscales deberían poder llamar a quien quieran testificar.

FOTO: IVÁN MENDEZ /CUARTOSCURO
FOTO: IVÁN MENDEZ /CUARTOSCURO

Fabiola Navarro, investigadora del Instituto de Investigación Legal de la UNAM, ha argumentado que debido a la estructura de Pemex, al menos diez funcionarios de la administración deberían ser llamados a declarar también en el caso. Entre ellos se encuentran los ex miembros de la junta directiva de Pemex, incluido el ex ministro de energía Pedro Joaquín Coldwell, el ex ministro de finanzas Luis Videgaray y el ex ministro de economía Ildefonso Guajardo. Ninguno de ellos ha sido acusado públicamente por los fiscales de ningún delito.

¿Qué tiene que ganar o perder el presidente con el testimonio de Lozoya?

El testimonio tiene el potencial de ser un impulso para la administración de AMLO, como se conoce al líder mexicano. Y con menos de un año para las elecciones de mitad de período, podría usar una victoria. Su popularidad ha disminuido en medio del colapso económico provocado por la propagación del coronavirus. El país se dirige hacia su peor contracción económica en casi un siglo.

Aún así, una investigación en expansión sobre sus rivales podría ser contraproducente para López Obrador, ya que algunos críticos lo critican por un aparente doble rasero: negarse a investigar las acusaciones contra miembros de su propio partido mientras mira a la oposición.

 REUTERS / José Luis González
REUTERS / José Luis González

¿Qué hay de Pemex?

El testimonio de Lozoya puede llevar a que Pemex se convierta en un objetivo de investigación. Las acusaciones de corrupción de alto nivel han acosado durante mucho tiempo a la compañía petrolera en conflicto, que actualmente se ocupa de otros problemas, como pagar una deuda de más de $ 100 mil millones en medio de una caída del precio del petróleo. Cualquier revelación de irregularidades que provenga de Lozoya corre el riesgo de involucrar a la compañía en una investigación de mayor alcance.

Por ahora, Pemex podría estar en claro. Shamaila Khan, directora de deuda de mercados emergentes de AllianceBernstein en Nueva York, dice que los inversores han valorado principalmente el testimonio de Lozoya, y que pocos esperan que una investigación se extienda a los que actualmente dirigen la compañía.

Aún así, una investigación exhaustiva podría significar un dolor de cabeza para la empresa en un momento complicado.

Con información de Proceso y Bloomberg

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“Ya tocamos fondo”: López Obrador aseguró que se perdieron solo 14 mil empleos durante julio

México destaca en organismos internacionales pese a las críticas que López Obrador ha expresado

Nuevo modelo de vigilancia de la OPS, también medirá el impacto de las acciones contra el COVID-19

MAS NOTICIAS