Vicente Zambada, el hijo de “El Mayo”, pidió su liberación anticipada por miedo a contagiarse de COVID-19

Así lo reveló el periodista del diario The New York Times, Alan Feuer

Vicente Zambada Niebla pidió su liberación anticipada por miedo a contagiarse de COVID-19 (Foto: AP)
Vicente Zambada Niebla pidió su liberación anticipada por miedo a contagiarse de COVID-19 (Foto: AP)

Vicente Zambada Niebla, hijo del líder del Cártel de Sinaloa, Ismael “El Mayo” Zambada pidió a un Juez federal de Estados Unidos que lo deje en libertad debido a que tiene temor de contagiarse de COVID-19.

De acuerdo con los documentos de la corte, dados a conocer este miércoles por el periodista del diario The New York Times, Alan Feuer, Zambada Niebla dijo al Juez Sharon Johnson Coleman que teme a la nueva enfermedad respiratoria que afecta a los Estados Unidos y al mundo. Sin embargo, la Fiscalía negó otorgarle la libertad.

Vicente Zambada Niebla, alias “Vicentillo” está sentenciado a 15 años de prisión por traficar más de mil millones de dólares en cocaína y heroína. Sin embargo, cumplirá su condena en 2024.

Según la periodista Anabel Hernández, “Vicentillo” negoció su sentencia con las autoridades estadounidenses, luego de aceptar proporcionar información para la captura de capos del narcotráfico mexicano y de ser testigo clave en el juicio en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

infobae-image

El hijo de “El Mayo” Zambada fue detenido el 19 de marzo de 2009 en las Lomas de Chapultepec, una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México y casi un año después (en febrero de 2010) fue extraditado a los Estados Unidos, acusado de delitos relacionados con el narcotráfico.

El gobierno de aquel país solicitaba la cadena perpetua para el acusado, pero “Vicentillo” supo negociar: ofreció detalles y nombres de los principales narcotraficantes mexicanos, a cambio de una reducción de su condena.

Durante meses, Zambada Niebla habló con las autoridades estadounidenses en un total de más de 100 interrogatorios. Su cooperación permitió emitir solicitudes de intervenciones telefónicas y otras acciones policiales.

El hijo de “El Mayo” se convirtió en uno de los testigos clave en el juicio en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en donde dio detalles de los crímenes cometidos por el que fuera catalogado como el líder del Cártel de Sinaloa, su escape del penal de Puente Grande escondido en un carrito de lavandería, así como los sobornos millonarios que la organización criminal dio a funcionarios mexicanos.

Días antes de que comenzara el llamado “juicio del siglo”, Zambada Niebla se declaró culpable de dos delitos de conspiración e importación y distribución de miles de kilos de cocaína en Estados Unidos, usando todo tipo de vehículos, desde submarinos hasta aviones jumbo.

FOTO: ALBERTO VERA/CUARTOSCURO
FOTO: ALBERTO VERA/CUARTOSCURO

Luego de sus testimonios y de permanecer 10 años en una cárcel de máxima seguridad en la Unión Americana, el pasado mes de mayo “Vicentillo” fue sentenciado a 15 años de prisión, pero sólo cumplirá dos o tres años de esa condena, pues se le descontará el tiempo que ya ha estado encarcelado.

La Fiscalía consideró que sus declaraciones fueron de “una ayuda inestimable” para acusar y detener a “docenas de altos mandos y centenares de asociados” del Cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva.

Entre los casos en los que ayudó están no sólo el del “Chapo”, sino también en la redacción de la acusación contra Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, socio principal de Guzmán Loera y sentenciado a cadena perpetua en una corte de Virginia.

De acuerdo con Anabel Hernández, Vicente Zambada Niebla, le reveló la forma en la que operaba la Policía Federal, que dependía de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo titular era García Luna.

Según lo relatado por “El Vicentillo” y que quedó plasmado en el libro “El Traidor”, Genaro García Luna convirtió a muchos de los policías federales en gatilleros al servicio de “El Mayo” y “El Chapo”. Pero también comenzaron a comprarle droga, por lo que los uniformados se convirtieron en traficantes e incluso secuestradores.

MÁS DE ESTE TEMA:

Narcosoplones: así pasó “El Chino” Ántrax de estrafalario sicario a delator

Historias de traición al interior del Cártel de Sinaloa: del Chapo al Chino Ántrax

“Será imposible capturarlo”: el augurio sobre El Mayo Zambada, el mayor narcotraficante de México que nunca ha pisado una cárcel

MAS NOTICIAS