“Hasta que no haya vacuna, COVID-19 será parte de nuestra vida”, advirtió científico de la UNAM que combatió el AH1N1

El experto recalcó la importancia de seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias porque “aunque nos parezcan exageradas, no lo son”

La pandemia de COVID-19 ha trastocado todas las actividades en el mundo, y aún falta tiempo para que esta situación termine
Foto: REUTERS/Edgard Garrido
La pandemia de COVID-19 ha trastocado todas las actividades en el mundo, y aún falta tiempo para que esta situación termine Foto: REUTERS/Edgard Garrido

“La pandemia de COVID-19 ha trastocado todas las actividades en el mundo y ha significado un reto para la humanidad, y aún falta tiempo para que esta situación termine”, afirmó Alejandro Macías Hernández, integrante de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Indicó que en el momento en el que se pueda volver a la cotidianidad, deberá ser de forma paulatina, ordenada y regionalizada para evitar rebrotes. Sin embargo, no será una cotidianidad como la de antes, sino una nueva, donde la enfermedad determinará qué se tenga que hacer.

“Mientras no haya una vacuna, tenemos que acostumbrarnos a que la COVID-19 formará parte de nuestra vida”, puntualizó el experto.

El también infectólogo, egresado del posgrado de la UNAM, recomendó ser pacientes porque después de la cuarentena seguirán los casos de infecciones a cuenta gotas. “Falta mucho por recorrer”, mencionó.

Macías recalcó la importancia de seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias 
Foto: Crisanta Espinosa Aguilar / Cuartoscuro
Macías recalcó la importancia de seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias Foto: Crisanta Espinosa Aguilar / Cuartoscuro

Por ello, recalcó la importancia de seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias “todos debemos escucharlas, aunque nos parezcan exageradas, porque no lo son”.

Asimismo, pidió no propagar noticias falsas, evitar la infodemia, es decir, la sobreinformación sobre un tema, sea falsa o no, propagar mensajes concretos y consultar sitios oficiales.

Macías quien fue encargado de conducir la comunicación oficial durante la crisis de influenza A H1N1 hace más de una década, detalló que el regreso a nuestras actividades debe ser paulatino porque “si salimos abruptamente y sin cuidado, puede haber rebrotes que provoquen el colapso del sistema de salud".

“El levantamiento de la cuarentena por regionalización dependerá de los casos en cada entidad federativa; salir de esta situación será a su debido tiempo, hay que mantener la guardia alta porque el contagio puede volver mientras no haya una vacuna”.

"Si salimos abruptamente y sin cuidado, puede haber rebrotes que provoquen el colapso del sistema de salud", indicó el infectólogo.
Foto: Andrew Milligan/Pool via REUTERS
"Si salimos abruptamente y sin cuidado, puede haber rebrotes que provoquen el colapso del sistema de salud", indicó el infectólogo. Foto: Andrew Milligan/Pool via REUTERS

El especialista reiteró que en la ‘nueva normalidad’, los trabajos en casa serán necesarios. “Acostumbrarse a las acciones dictadas por la Secretaría de Salud será lo mejor, porque la enfermedad pondrá en duda muchas de nuestras capacidades”.

Contagios podrían llegar al millón

Macías Hernández consideró que en México existen al menos un millón de personas infectadas con COVID-19. El especialista insiste en que las cifras proporcionadas por las autoridades sanitarias federales no son las reales.

“A mí me parece que es evidente que hay muchos más que los que está dando el cálculo del Estado", dijo en una videoconferencia organizada por el Colegio Nacional, Macías Hernández.

Mientras el gobierno considera que hay que multiplicar el número de casos por aproximadamente ocho, Macías estima que en realidad se deben multiplicar por 50.

El especialista cuestionó la cantidad de pruebas diagnósticas realizadas en el país.

México ha hecho menos pruebas que Pakistán, menos que la India, y menos que cualquier país en desarrollo. Yo creo que ahí hay un pecado original en la manera de frenar esta pandemia. Se ha dicho que está bien (hacer menos pruebas) porque México tiene otro esquema.

A comparación de los países mencionados, él sí cree que las pruebas de laboratorio son fundamentales para que se logre controlar mejor esta epidemia, "para que logremos volver a cierta normalidad y para que aprovechemos la gran infraestructura que tiene México en diagnóstico, que depende del INDRE y de los laboratorios estatales. Pero no sólo quedarnos el sistema Centinela”, aseguró.

México ha hecho menos pruebas que Pakistán, menos que la India, y menos que cualquier país en desarrollo
Foto: REUTERS / Daniel Becerril
México ha hecho menos pruebas que Pakistán, menos que la India, y menos que cualquier país en desarrollo Foto: REUTERS / Daniel Becerril

De acuerdo con las cifra de la Secretaría de Salud federal presentadas el miércoles 6 de mayo, México llegó a 27,634 casos acumulados y 2.704 defunciones por COVID-19.

La Secretaría de Salud ha estimado el punto máximo de contagios el 8 de mayo, lo que coincide con el fin de semana de compras y festejos por el Día de las Madres.

Ante el riesgo de aglomeraciones, alcaldías en Ciudad de México, y municipios de otras entidades, como Estado de México y Nuevo León, han ordenado el cierre de cementerios, pastelerías y florerías.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS

El alarmante escenario del Covid-19 en México: la UNAM calcula que en realidad hay más de 176,000 infectados

10 de mayo Día de las Madres: una de las celebraciones más arraigadas en México irrumpe en la fase más cruenta del coronavirus