Extorsión y vínculos con criminales: se suman escándalos sobre la Guardia Nacional, la apuesta de López Obrador para pacificar a México

Videos y fotos muestran a elementos del cuerpo de seguridad en comprometedoras situaciones. Los altos mandos han prometido castigo a los responsables

A poco más de un año de su creación, la Guardia Nacional (GN) ha dado mucho de qué hablar, pero no por su labor de seguridad, sino porque varios de sus elementos se han visto en escándalos que van desde aparecer públicamente con integrantes del crimen organizado, organizar fiestas en cuarteles o extorsionar a presuntos delincuentes.

La corporación de seguridad concebida por el presidente Andrés Manuel López Obrador como la institución con la que combatiría a la delincuencia y restablecería la paz en el país, no ha dado resultados positivos en su labor, pero sí mucho de qué hablar.

La más reciente de las polémicas ocurrió este martes 5 de mayo. En redes sociales circuló un video en el que se observa a dos elementos de la Guardia Nacional presuntamente extorsionando a un delincuente al que llama “El Cholo", en Ciudad Obregón, Sonora.

La grabación comienza con una toma de un agente, vestido con ropa táctica, que toca la puerta del criminal. “Cholo, tira por la puerta nomás, y te dejamos de molestar, qué onda [...] ¿Qué onda?, para el café ¿o no?", dice el elemento, quien al no obtener respuesta se marcha del sitio.

Elementos de la Guardia Nacional amenazaron al presunto criminal conocido como "El Cholo" (Foto: Captura de pantalla)
Elementos de la Guardia Nacional amenazaron al presunto criminal conocido como "El Cholo" (Foto: Captura de pantalla)

Tres horas después, regresaron otros agentes, pero no precisamente para capturar al supuesto delincuente: “Échele más, déjese de mamadas. Mire cabrón, estás rodeado y traemos el pinche marro, ahorita a la verga. Te dejas de mamadas o tumbamos la pinche puerta, wey. Abre la puta puerta que queremos hablar”.

El monólogo continúa: “Ahorita te voy a sacar con un par de gas pimienta, a ver si no vas a salir. Mil pesos, no mames, ni que fuera un policía. Estás rodeado recabrón, así que ni se te ocurra, a la verga”.

Las visitas de los agentes se prolongaron por 24 horas. Los videos exhiben las amenazas de los agentes que advierten estallar granadas y romper la puerta con un marro.

Por este hecho, la Guardia Nacional reprobó el comportamiento de dos de sus elementos y a través de su cuenta de Twitter, indicó que “los responsables serán puestos a disposición de las autoridades competentes para que se les aplique todo el peso de la ley”.

La Guardia Nacional aseguró que los presuntos responsables serán puestos a disposición de las autoridades competentes para que se les aplique el peso de la ley (Foto: Twitter/GN_MEXICO_)
La Guardia Nacional aseguró que los presuntos responsables serán puestos a disposición de las autoridades competentes para que se les aplique el peso de la ley (Foto: Twitter/GN_MEXICO_)

A este hecho se suma otro que fue dado a conocer el pasado 22 de abril, cuando fueron dadas a conocer unas fotografías en las que elementos de la institución comen con un grupo de personas identificadas como miembros de la familia Valencia Ávila, quienes se dedican al robo de combustible y narcotráfico en Puebla.

El titular de la corporación Luis Rodríguez Bucio, aseguró que los efectivos se encontraban en el área de Puebla y Veracruz, cuando mantuvieron una reunión con el clan, públicamente señalado de delincuencia organizada.

“Un grupo de elementos de la Guardia Nacional que les toca supervisar al resto del personal desplegado, se encontraban revisando en el área de Veracruz y Puebla, y en algún momento de regreso se pararon a comer en un restaurante. Después de ver las fotografías de con quien se habían reunido, se inició una investigación por la propia unidad de Asuntos Internos".

Las instantáneas que desataron el escándalo, fueron denunciadas también por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, quien confirmó la veracidad de las mismas.

La reunión entre el grupo de civiles y la Guardia Nacional (Foto: Especial)
La reunión entre el grupo de civiles y la Guardia Nacional (Foto: Especial)

Por ese hecho ya fue separado de su cargo Abel “N”, director General de Vigilancia y Supervisión de Asuntos Internos de la Guardia Nacional.

Los señalamientos en contra de los Valencia Ávila son añejos, pero hace dos años encontraron justificación cuando la Fiscalía General de la República cateó el domicilio del entonces presidente municipal de Venustiano Carranza, Rafael Valencia Martínez (2014-2018) y de sus cinco hijos. Su esposa, Ilse Lucía fue detenida por el delito de robo de combustible.

Durante el cateo, los oficiales encontraron seis armas de fuego, 50,000 litros de hidrocarburo de dudosa procedencia, vehículos de lujo y cartuchos útiles para armas de diferentes calibres.

El actual presidente municipal de Venustiano Carranza, Vicente Valencia Ávila, llegó al cargo en las elecciones del 2018, abanderado por la coalición formada por el PAN-PRD y Compromiso por Puebla; sin embargo, en el periodo 2008-2011 Vicente ya había gobernado pero por los colores del PRI.

Efectivos de la Guardia Nacional e integrantes de la familia Valencia, que forma parte de una organización delictiva en Puebla (Foto: Especial)
Efectivos de la Guardia Nacional e integrantes de la familia Valencia, que forma parte de una organización delictiva en Puebla (Foto: Especial)

Su hermano, Jorge Alejandro, fue el encargado de sucederlo en el periodo 2011-2014. Al término de su administración, fue el turno de otro hermano, Rafael Valencia Ávila, quien continuó con el cacicazgo hasta 2018.

Por otra parte, el pasado 29 de abril elementos de la corporación fueron descubiertos en aparente estado de ebriedad y con actitudes agresivas en el municipio de Los Reyes, en el estado de Michoacán.

En un video publicado en redes sociales, los integrantes de la GN fueron detenidos por policías municipales y los despojaron de sus armas.

“El arma se la está llevando mi compañera, porque están haciendo mal uso de ellas”, se escucha decir a un uniformado.

La institución respondió a través de Twitter: “En la Guardia Nacional no habrá cabida para aquellos elementos que falten a los principios y valores que rigen nuestra actuación”, señaló.

Sin embargo, un escándalo más fue dado a conocer este martes por el portal La Silla Rota. Y es que en plena contingencia sanitaria a causa del Covid-19, algunos integrantes de la corporación hicieron una fiesta a la que acudieron trabajadora sexuales, en Irapuato, en el estado de Guanajuato.

De acuerdo con el portal, consultó a la Guardia Nacional sobre el tema, pero hasta el momento no ha obtenido una respuesta. Sin embargo, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) señaló que la Guardia Nacional ya inició una investigación al respecto y ellos sólo colaboran con la indagatoria, pero que en caso de que se compruebe la responsabilidad del personal, serán sancionados.

El portal obtuvo una serie de fotografías en las que se observa a trabajadoras sexuales dentro de las instalaciones de la XII Zona Militar, ubicada en Irapuato.

Según las fuentes de La Silla Rota, a la reunión asistieron varios elementos de la Guardia Nacional asignados a la seguridad del municipio y zonas aledañas.

En una de las fotografías se observa a dos mujeres de espaldas posando frente a insignia del cuartel. En otra imagen se ve a un elemento de Guardia Nacional de espaldas con las dos mujeres.

MÁS DE ESTE TEMA:

La foto que desató las sospechas: la Guardia Nacional y los Valencia, familia vinculada al huachicol y el narco

Guardia Nacional aceptó reunión de sus elementos con la familia criminal de Los Valencia: investiga y prepara sanción

Elementos de la Guardia Nacional desatan escándalo en presunto estado de ebriedad y con actitudes agresivas

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos