La Familia Michoacana amenaza a los Tequileros y CJNG en Guerrero

Guerrero se ha convertido en una tierra sin ley, en la que, a plena luz del día, sicarios del crimen organizado se pasean de manera impune e incluso realizan videos con mensajes de amenazas a sus rivales.

En una grabación que circula en redes sociales, se observa a integrantes del cártel La Familia Michoacana fuertemente armados y con vestimenta apócrifa del Ejército, en pleno Zócalo de Ajuchitlán del Progreso, ubicado en la Tierra Caliente de Guerrero.

Ahí, lanzan amenazas a “La Mula”, presunto líder de Los Tequileros, grupo que se creía extinto desde la presunta muerte de su fundador, Raybel Jacobo de Almonte, “El Tequilero”, ocurrida en 2018.

En el clip, grabado frente al palacio municipal donde gobierna el priista Víctor Hugo Vega Hernández, los sicarios de la Familia Michoacana advierten que irán contra la alianza de Los Tequileros y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Foto: Captura de pantalla
Foto: Captura de pantalla

“Vamos por ti Mula, a ver si mucha ver%&? de veras”, se escucha una voz masculina, la cual lanza la amenaza.

En días pasados, “La Mula” anunció la alianza entre Los Tequileros y el CJNG, grupo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho” y advirtieron que irían contra los líderes de la Familia Michoacana en Guerrero.

La respuesta no se hizo esperar por parte de La Familia Michoacana, el cual es controlado por José Pineda y Johny Hurtado Olascoaga, “El Pez”, en Guerrero.

Apenas el 24 de enero, un convoy de La Nueva Familia Michoacana arribó al poblado de San Rafael, en el municipio de Zirándaro - zona que se disputa con el CJNG-, hecho que quedó registrado en un video grabado por los propios criminales.

“Aquí vamos llegando al puerto de San Rafael, pa’que vean, aquí no hay miedo. Somos la Familia Michoacana” dice uno de los empistolados.

En este mismo poblado, los habitantes denunciaron a través de redes sociales que el cártel de la Nueva Familia Michoacana les cobra una cuota de 1,500 a 2,000 pesos por casa, además por cada cabeza de ganado.

La Nueva Familia Michoacana mató animales en Guerrero

En una grabación que circula en redes sociales, pobladores de San Rafael aseguraron que sicarios de La Familia saquearon casas y negocios, además de matar a sus animales.

Con la voz distorsionada, quien realiza la grabación asegura que San Rafael se ha convertido en un pueblo fantasma tras la irrupción de los sicarios de La Familia Michoacana, en la que más de tres mujeres perdieron la vida, mientras que algunos niños (sin precisar número) salieron heridos.

El hombre que realiza la grabación de 2:20 minutos y en la que se observa a numerosos animales muertos, e incluso otros agonizando, denuncia que ante el asedio de los delincuentes, la gente decidió tomar las armas ya que la gente de “El Zarco” y “El Pez” les pidió una cuota de 1,500 pesos “por vivir en sus propias casas”.

“Y como el pueblo decidió armarse, defenderse… Y como todos ya sabemos que el 34 Batallón de Infantería destacamentado en Ciudad Altamirano está comprado por La Familia Michoacana, por “El Zarco” (...) este grupo delincuente, lacra, delincuente, da tres millones de pesos mensuales al comandante del 34 Batallón” y después se corta la grabación.

El jueves, la Fiscalía General del Estado de Guerrero anunció operativos policiacos en distintos puntos de la entidad como Acapulco, Xaltianguis, Chilpancingo y Chilapa.

La lenta agonía de los pobladores de Guerrero

En el asesinato de 10 músicos indígenas de Chilapa se intentó simular un accidente (Foto: Twitter/franciscodgomex)
En el asesinato de 10 músicos indígenas de Chilapa se intentó simular un accidente (Foto: Twitter/franciscodgomex)

Hace algunos días, varias personas lograron salir con vida, luego del ataque sorpresivo de sicarios pertenecientes al Cártel Jalisco Nueva Generación en el municipio de Zirándaro.

Desde principios de 2012, la ambición por controlar los plantíos y la distribución de amapola y marihuana, llevó a los pistoleros a asesinar y desplazar a las familias que habitaban en la región de la costa grande del estado de Guerrero.

El fin de semana pasado, diez músicos indígenas fueron asesinados en el poblado de Alcozacán, en el municipio Chilapa de Álvarez.

De acuerdo con los reportes, los músicos regresaban de prestar sus servicios al conjunto “Conquistador”, al que le hacía falta equipo para una presentación.

Fueron emboscados en la carretera Mexcalzingo-Tlayelpan, en un retén de la policía comunitaria “Por la Paz y la Justicia”, presuntamente relacionada con el grupo criminal Los Ardillos.

Un informe reciente del Centro de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”, indica que unas 6,500 personas han abandonado forzadamente sus casas, a causa de la violencia en el estado.

El fenómeno se registra prácticamente en todas las regiones, pero se concentra en Tierra Caliente y la Sierra de Guerrero.

MÁS DE ESTE TEMA: