Un cigarrito, un café, unos chicles, unas papitas, etcétera, son algunos gastos que pudieran evitarse. (Foto: Pixabay)
Un cigarrito, un café, unos chicles, unas papitas, etcétera, son algunos gastos que pudieran evitarse. (Foto: Pixabay)

La cuesta de enero es la etapa que sufren decenas de mexicanos, debido a que la economía en el hogar no es la misma, pues las fiestas decembrinas acaban de pasar; sin embargo, existen algunos consejos que ayudarán a superar esta crisis.

Di no a los gastos hormiga

Una de las principales recomendaciones por los expertos es evitar los gastos hormiga, los cuales pueden pasar desapercibidos muy fácilmente y al final del mes podrían impactar en tu vida.

Un “cafecito” diario, “moneditas” para el “viene viene”, la revista semanal, una botella de agua al día, entre otros diminutos gastos pueden llegar a representar hasta el 12% de nuestro salario cada mes.

De acuerdo con la Condusef, la mayoría de las personas no ponen atención en los gastos hormiga. (Foto: Especial)
De acuerdo con la Condusef, la mayoría de las personas no ponen atención en los gastos hormiga. (Foto: Especial)

Y es que, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la mayoría de las personas no pone atención en ellos, sino que se enfocan más en los grandes desembolsos como: pago de la luz, renta, teléfono, colegiatura, entre otros.

“Este tipo de reparticiones están por todos lados y tienen que ver con nuestro día a día, vas al supermercado y das unas moneditas, te abordan en los cruceros y das otras moneditas, un cigarrito, un café, unos chicles, unas papitas, etcétera, y cuando haces cuentas, resulta que es una fuga importante de dinero”, expresó Edgar Castillo Huerta, profesor de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.

Los gastos hormiga afectan de manera importante a las familias, ya que normalmente no se suma lo que se consume al día.

Por ejemplo, si un trabajador gana 10,000 pesos al mes, se puede decir que está pagando alrededor de 1,200 pesos mensuales y cerca de 15,000 pesos al año, un monto que podría ahorrarse.

Pon fin a tus deudas

Las deudas suelen ser un “dolor de cabeza” de muchos mexicanos y durante la cuesta de enero pueden incrementarse sino se previenen adecuadamente.

Por ejemplo, si compraste con una tarjeta de crédito artículos como: luces, árboles de navidad, etc, lo más recomendable es pagar la deuda de una vez, y no guardarla para los meses sin intereses.

Además de que no es muy funcional adquirir un producto cuya vida es más corta, que el tiempo en que terminarás de liquidarlo.

No importa si los pagos que realices cada mes sean pequeños, pues aun así estás destinando una parte de tus ingresos.

Lo ideal es elegir alimentos de temporada y planificar un menú semanal. (Foto:Cuartoscuro)
Lo ideal es elegir alimentos de temporada y planificar un menú semanal. (Foto:Cuartoscuro)

Elige el menú para comer

Lo ideal es planificar un menú semanal, ya que las porciones de comida serán más fáciles de calcular y así aprovechar mejor los alimentos, pues al desperdiciar la comida, estás tirando tu dinero.

Elegir los alimentos de temporada podría ser un buen consejo, pues son los más baratos.

La calabaza, el aguacate, espinacas, col, coliflor, jitomate, entre otros, son los alimentos ideales para comprarse durante el mes de enero.

Vende lo que no utilices

La tecnología puede ser tu aliada en este punto, ya que existe la opción de vender todo lo que ya no necesitas y por consecuencia, no utilizas o simplemente no te gustan.

A través de algunos sitios web ofrece los artículos que quizá te dieron en diciembre, pero ya no quieres, además de regalos que simplemente ya tenías, y así guardar algo extra de dinero.

Haz un plan de pagos

Si tienes algún crédito y solamente aportas lo mínimo, recuerda que sólo pagas los intereses y al final la seguirás debiendo.

Por ello, piensa cuál es la deuda que te está generando más intereses y aporta un poco más de lo normal, para no afectar más tu economía a futuro.

Elabora una lista de gastos e ingresos

Existen tres preguntas básicas para entender este punto y son: ¿Cuánto tengo?, ¿Cuánto gastaré?, ¿Cuánto me sobra? Y podrás saberlo con precisión con el apoyo de un listado.

Si anotas tus ingresos y gastos es más fácil eliminar las cosas a las que puedes renunciar y destinar una parte proporcional al pago de tus deudas.

Lo importante es aprender a no salirse del presupuesto, ya que así tendrás un mejor equilibrio en tus finanzas.

Hacer un listado ayudará a equilibrar mejor tus finanzas (Foto: Pixabay)
Hacer un listado ayudará a equilibrar mejor tus finanzas (Foto: Pixabay)

No más deudas

Pedir préstamos para saldar otras deudas de manera constante es un mal hábito, pues lejos de resolver las cosas se incrementa más el problema.

Lo ideal sería buscar algún apoyo para que se cumpla cada uno de los compromisos y el historial crediticio no se vea afectado.

Evita los empeños

Toma en cuenta que adquirir un crédito prendario a través de una casa de empeño, pudiera parecer una opción de financiamiento rápida, pero los préstamos de las casas de empeño son de los más costosos en el mercado financiero.

Una mejor opción quizá sea la de de vender en vez de empeñar. Todo depende de cuánto dinero necesites y cuál sea tu capacidad de pago.

Invierte en el ahorro

Si tomas la decisión de hacer cambios en el hogar, lo mejor será que al compra un electrodoméstico se seleccione uno que ahorre energía, así en el futuro se ahorra el dinero también

MÁS SOBRE EL TEMA