(Foto: Wiki Commons)
(Foto: Wiki Commons)

La actriz Katy Jurado no sólo era irreverente cuando interpretaba a villanas en las películas. La mirada fuerte y profunda con la que cautivó a los espectadores de la pantalla grande se debía a que en la vida real era poseedora de una personalidad arrasadora y rebelde que le permitió llegar a lugares nunca antes soñados.

Nació el 16 de enero de 1924 en Guadalajara, Jalisco, en el seno de una familia acaudalada. Su padre era abogado terrateniente y su madre, una cantante y conductora de la radiofónica XEW. Estudió en los mejores colegios, en donde decidió que quería dedicarse a las leyes. Así, poco a poco, tomó elecciones que la encaminaban al camino del Derecho.

En la Ciudad de México comenzó la carrera de secretaria bilingüe que le ayudaría a convertirse en abogada. Tenía sólo 16 años, pero ya tenía presencia, elegancia y un carácter fuerte. Su porte hizo que productores y directores de cine se interesaran en ella para que participara en sus películas como actriz, aunque a Katy Jurado nunca le había pasado la idea por la mente.

Se relacionó con personas del cine porque su padrino de 15 años fue Pedro Armendáriz. Pero a pesar de ser amigo de su padre, cuando la joven les comentó que planeaba participar en una película y seguir los pasos de su tutor, se lo negaron rotundamente.

Katy Jurado y Charlton Heston (Foto: Wiki Commons)
Katy Jurado y Charlton Heston (Foto: Wiki Commons)

Katy continuó con su vida y estudios, hasta que dos años más tarde, sin buscarlo, volvió a recibir una oferta para participar en una cinta. En esta ocasión no esperó a que le dieran permiso e hizo lo que creyó que la haría feliz: firmó el contrato para actuar en No Matarás bajo la dirección de Chano Ureta.

Sus padres se enteraron. La amenazaron de mil maneras para que ella renunciara al papel. Su último recurso fue decirle que la enviarán a un internado en Monterrey, pero Katy Jurado no había nacido para que le dijeran qué hacer. Así que contrajo nupcias con el actor Víctor Velázquez, independizándose así de sus padres.

Este fue el paso que la introdujo a la pantalla grande. Después de su primer película aún más cineastas se interesaron en ella por el talento que había demostrado tener. Por lo que pronto se hizo indispensable en la industria en México. Pero sus habilidades no se reducían a la actuación. También se desempeñaba como periodista, crítica taurina y columnista de cine.

Spencer Tracy y Katy Jurado (Foto: Wiki Commons)
Spencer Tracy y Katy Jurado (Foto: Wiki Commons)

A la par de sus múltiples trabajos y de hacerse cargo de sus dos hijos, actuó en más de un quinteto de películas que provocó que ojos de todo el mundo la miraran. Era la época del cine de oro, y las producciones mexicanas eran vistas en el extranjero, por lo que recibió una propuesta que cambiaría su vida: aparecer en The Bullfigter and the lady (El torero y la dama).

Katy Jurado no hablaba inglés. Pero ningún obstáculo nunca fue lo suficientemente grande para impedirle hacer lo que deseaba, así que lo resolvió: se aprendió los guiones y la fonética de las palabras, por lo que pudo desempeñar el papel a la perfección.

La industria estadounidense se fijó en ella, y le ofrecieron otra película que se convertiría en una de las más importantes de su vida: High Noon, que protagonizó junto a Gary Cooper y Grace Kelly. Su actuación la hizo ganadora del Globo de Oro en 1952 a Mejor Actriz de reparto. Y dos años más tarde, su participación en Broken Lance, otra producción Hollywoodense, la convirtió en la primer mujer mexicana en estar nominada a un Oscar.

(Foto: Wiki Commons)
(Foto: Wiki Commons)

Su éxito en Estados Unidos provocó que apareciera constantemente en las producciones norteamericanas y que se quedara con las estrellas más grandes de la industria del entretenimiento: Elvis Presley, Marlon Brandon (con quien mantuvo un romance), Stanley Kubrick y John Wayne, entre otros. Además, también fue solicitada para aparecer en cintas italianas y españolas.

Pero nunca abandonó las producciones mexicanas. Una de las más recordadas fue El Bruto, dirigida por el aclamado director Luis Buñuel.

Durante su carrera hizo 39 películas nacionales, 23 en Estados Unidos, dos en Italia, una España y dos telenovelas. Además, ganó cuatro premios Ariel y un TVyNovelas.

Katy Jurado falleció el 5 de julio del 2002 por insuficiencia renal y una enfermedad pulmonar.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS