El trágico final de los dos hombres fuertes de Felipe Calderón

Los hombres más poderosos en el gobierno del presidente de extracción panista, estuvieron envueltos en la polémica

infobae-image

Durante el sexenio de Felipe Calderón hubo dos hombres que, sin lugar a dudas, fueron los más cercanos y por lo consiguiente, poderosos, de ese gobierno panista: Juan Camilo Mouriño y Genaro García Luna.

Mouriño murió de manera trágica, mientras que García Luna se encuentra preso en Estados Unidos, cuyo gobierno espera juzgarlo por cuatro delitos: tres cargos por conspiración para traficar drogas a Estados Unidos y uno por mentir bajo juramento sobre su relación con el narcotráfico.

Mouriño, el “hermano” de Calderón

Juan Camilo Mouriño, ex secretario de Gobernación durante el gobierno de Felipe Calderón (Foto: Especial)
Juan Camilo Mouriño, ex secretario de Gobernación durante el gobierno de Felipe Calderón (Foto: Especial)

Juan Camilo Mouriño Terrazo fue el primer secretario de Gobernación de Felipe Calderón. Nacido en Madrid, España, su familia emigró a México y a los 18 años de edad, adoptó la nacionalidad mexicana.

Los negocios de la familia crecieron y entonces llegó la bonanza.

Juan Camilo, a quien su familia le llamaba cariñosamente “Iván”, estudió la licenciatura en Economía en la Universidad de Tampa, Florida y realizó una maestría en Contaduría con especialidad en Finanzas por la Universidad Autónoma de Campeche.

Se casó con María de los Ángeles Escalante, en la ciudad de Campeche en 1998. Tuvieron 3 hijos: María, Iván y Juan Camilo.

Juan Camilo se involucró en la política. Participó en la red “Amigos de Fox”, en donde recolectó fondos para Vicente Fox, quien se convertiría en el presidente de la República, en julio de 2000, aunque también fue cercano a los ex gobernadores priistas de Campeche, José Antonio González Curi y Jorge Carlos Hurtado.

Juan Camilo Mouriño y Felipe Calderón (Foto: Especial)
Juan Camilo Mouriño y Felipe Calderón (Foto: Especial)

Fue diputado del Congreso de Campeche y luego diputado federal por la vía plurinominal de la LVIII Legislatura (2000- 2003).

En 2003, al terminar su encargo como legislador, fue nombrado por el presidente Fox como asesor del titular de la Secretaría de Energía, que en ese entonces era Ernesto Martens Rebolledo; sin embargo, meses más tarde, Felipe Calderón Hinojosa ocupó dicho cargo. Ahí fue donde se fortalecieron los lazos entre Calderón y Mouriño.

En el 2004, Felipe Calderón nombró a Mouriño Terrazo como Subsecretario de Electricidad. Al año siguiente, ambos renunciaron al mismo tiempo a sus cargos.

En ese año, Juan Camilo Mouriño coordinó la pre campaña presidencial de Felipe Calderón; y ya con la candidatura presidencial fue nombrado coordinador de campaña; sin embargo, Mouriño terminó cediendo su lugar a Josefina Vázquez Mota.

Tras el triunfo de Calderón como presidente electo de México, en julio de 2006, Mouriño fue designado coordinador general del equipo de transición y a partir del 1 de diciembre de 2006 ocupó el cargo de Jefe de la Oficina de la Presidencia.

El 16 de enero de 2008, el presidente Felipe Calderón lo nombró Secretario de Gobernación en sustitución de Francisco Ramírez Acuña. Mouriño Terrazo era el hombre más cercano a Calderón.

infobae-image

Una de las prioridades de Mouriño como nuevo titular de la Segob fue impulsar la reforma energética, por lo que la izquierda mexicana lo acusó de haber beneficiado a su familia con contratos de Petróleos Mexicanos para la empresa Ivancar S.A., cuando era diputado y después funcionario de la Secretaría de Energía. Pero la Suprema Corte eximió de toda culpa a Mouriño.

El 4 de noviembre de 2008, Juan Camilo Mouriño viajaba de San Luis Potosí a la Ciudad de México en un avión Learjet 45. Venía acompañado por otro de los hombres más importantes del sexenio de Calderón: José Santiago Vasconcelos, el zar antidrogas.

Una vez en cielo de la capital del país, la aeronave presentó fallas y se desplomó en uno de los cruces más transitados de la ciudad, en Monte Pelvoux y Ferrocarril de Cuernavaca, en la colonia Lomas de Chaputepec, a unos pasos de Prolongación del Paseo de la Reforma.

La explosión del jet y de algunos automóviles alcanzados por las llamas dejó un saldo oficial 13 personas muertas (entre ellas Juan Camilo Mouriño, Santiago Vasconcelos y algunos transeúntes que pasaban por el lugar) y 40 personas lesionadas, algunas de gravedad, debido a las múltiples quemaduras que sufrieron.

El Learjet cayó en una zona céntrica de la Ciudad de México. (Foto: Cuartoscuro)
El Learjet cayó en una zona céntrica de la Ciudad de México. (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con el informe presentado un año después del accidente, por la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes de Aviación, se determinó que la causa de la caída de la nave fue la “pérdida de control a baja altura y posterior impacto de la aeronave con el terreno, por el encuentro con turbulencia de estela producida por una aeronave que la precedía”.

Pero diez años después del accidente, el semaniario Proceso reveló que, según el peritaje de la Procuraduría General de la República, el accidente se debió a una falla técnica y no a una turbulencia de estela provocada por un Boening 767.

Según lo publicado por Proceso, antes de iniciar el viraje final hacia el Aeropuerto de la Ciudad de México para el aterrizaje, la aeronave cambió su trayectoria “y giró bruscamente a la derecha sobre su eje longitudinal para quedar invertido, o casi invertido. En ese momento, los tripulantes realizaron una maniobra que buscaba enderezar la nave, pero el acelerado descenso los llevó a impactarse en tierra en una trayectoria casi contraria a la que llevaba poco antes”.

Juan Camilo Mouriño fue despedido con un funeral de Estado en el Campo Marte. Su muerte afectó gravemente a Felipe Calderón, ya que lo consideraba “un hermano”. El mandatario nombró entonces a Francisco Blake Mora como secretario de Gobernación, en sustitución de Mouriño Terrazo.

Blake Mora falleció el 11 de noviembre de 2011 de la misma manera que su antecesor: el helicóptero en el que viajaba junto con siete personas más, se estrelló cuando volaba hacia Cuernavaca, Morelos.

Genaro García Luna, el “Súper Policía”

Felipe Calderón y Genaro García Luna (Foto: Cuartoscuro)
Felipe Calderón y Genaro García Luna (Foto: Cuartoscuro)

La cercanía de Genaro García Luna con Felipe Calderón era conocida por propios y extraños. El ese entonces presidente siempre defendió a su secretario de Seguridad Pública de las acusaciones públicas de sus nexos con el narcotráfico. Era el funcionario más poderoso del gobierno.

Los vínculos entre ambos datan desde el gobierno de Vicente Fox. El presidente nacido en Guanajuato nombró a García Luna como titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI). Durante su gobierno, Joaquín “El Chapo” Guzmán se escapó por primera vez del penal de máxima seguridad de Puente Grande, ubicado en el estado de Jalisco (19 de enero de 2001).

Desde ese entonces, se hicieron señalamientos en contra del gobierno del ex mandatario que aludían a complicidades para permitir la fuga. Fox Quesada negó todas las acusaciones.

El 9 diciembre de 2005 ocurrió el caso que en ese momento más expuso a García Luna: el de la “captura” de Israel Vallarta y su novia, la francesa Florence Cassez, señalados como presuntos líderes de la banda de secuestradores “Los Zodiaco”.

Foto: REUTERS/Tomas Bravo
Foto: REUTERS/Tomas Bravo

Ese día, García Luna junto con elementos de la AFI, ingresaron al rancho “Las Chinitas” ubicado en la carretera México-Cuernavaca. Acompañados por cámaras y reporteros de Televisa y TV Azteca, se hizo una transmisión “en directo” del rescate de una mujer y su hijo, presuntamente secuestrados por Vallarta y Cassez. Ante las cámaras, los inculpados negaron los hechos.

Tiempo después, se comprobó que todo se trató de un montaje por parte de García Luna y su equipo, entre ellos Luis Cárdenas Palomino. Cassez quedó libre por “violaciones al debido proceso”, pero Vallarta aún sigue en prisión.

García Luna nunca fue sancionado por estos hechos. Aún con estos antecedentes, una vez que Felipe Calderón ganó la presidencia de la República en 2006, lo nombró su secretario de Seguridad Pública.

Desde ahí, Genaro García Luna se volvió el funcionario más cercano al ex presidente Felipe Calderón, así como el arquitecto de la llamada “guerra contra el narcotráfico”. En el 2013, la revista Forbes publicó una lista con los nombres de los 10 mexicanos más corruptos, en la que aparecía García Luna. La periodista Dolia Estévez quien escribió el artículo, lo calificó como “el hombre más temido” del gabinete de Calderón.

FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO
FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO

A lo largo de todo su sexenio, se destaparon numerosas acusaciones que evidenciaban la relación y protección que García Luna le daba al Cártel de Sinaloa. Sin embargo, Calderón lo mantuvo en su cargo.

Una de estas acusaciones provino del ahora ex comisario de la Policía Federal, Javier Herrera Valles. Él le hizo llegar a Calderón dos cartas denunciando los vínculos de García Luna con el narcotráfico. Sin embargo, la respuesta fue diferente a la que esperaba: fue acusado de delincuencia organizada y permaneció encarcelado tres años.

Casi al final del sexenio de Calderón, el narcotraficante Edgar Valdez Villarreal “La Barbie” envió una carta al diario Reforma en el que acusó al mandatario y a García Luna, de tener vínculos y recibir dinero del narcotráfico.

Pero Genaro García Luna era intocable. Una vez terminado el sexenio de Felipe Calderón, el llamado “Súper Policía” se fue a vivir a Miami, Florida, en los Estados Unidos, en donde fundó tres empresas y tenía mansiones de lujo que no correspondían al sueldo que recibió como funcionario federal.

Durante el llamado “juicio del siglo” en el que el juez Brian Cogan condenó a cadena perpetua a Joaquín “El Chapo” Guzmán, se reveló que García Luna recibió sobornos millonarios por parte del Cártel de Sinaloa para brindarle protección.

Jesús Zambada García, alias “El Rey. Era uno de los principales líderes del Cártel del Pacífico. (Foto: Especial)
Jesús Zambada García, alias “El Rey. Era uno de los principales líderes del Cártel del Pacífico. (Foto: Especial)

Jesús “El Rey” Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, aseguró haberle entregado a García Luna dos maletas con tres y cinco millones de dólares. El pago era para asegurar que apenas llegara a su cargo, como secretario en el gobierno del presidente Felipe Calderón, nombrara a un jefe de la policía en Culiacán que fuera aliado del Cártel de Sinaloa.

Además, Jesús Zambada reveló que García Luna se quedó con al menos 50 millones de dólares por parte de otros grupos de narcotraficantes para garantizar su seguridad.

De acuerdo con la periodista Anabel Hernández, Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo” (hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, considerado como el actual líder del Cártel de Sinaloa), le reveló la forma en la que operaba la Policía Federal, que dependía de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo titular era García Luna.

Según lo relatado por “El Vicentillo” y que quedó plasmado en el libro “El Traidor”, Genaro García Luna convirtió a muchos de los policías federales en gatilleros al servicio de “El Mayo” y “El Chapo”. Pero también comenzaron a comprarle droga, por lo que los uniformados se convirtieron en traficantes.

En noviembre de 2018, casi a la par del juicio en contra de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo” en una corte de Nueva York, se llevó a cabo otro proceso judicial, pero en la Corte de Distrito Norte de Chicago, Illinois.

infobae-image

Ahí se procesaba al ex comandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, arrestado por las autoridades de Estados Unidos en abril de 2017 acusado de colaborar con el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva; cuando se presentó un testigo clave: Sergio Villarreal Barragán alias “El Grande”, lugarteniente del Cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

De acuerdo con Anabel Hernández, quien tuvo acceso a las declaraciones de “El Grande”, el narcotraficante reveló que Genaro García Luna y su “compadre” Luis Cárdenas Palomino, colaboraban para el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva cuando ambos estaban en la Secretaría de Seguridad Pública Federal durante el sexenio de Felipe Calderón.

El pasado 9 de diciembre, Genaro García Luna fue detenido en Texas, Estados Unidos y durante su segunda audiencia ante un juez, aceptó su traslado a Nueva York, en donde podría ser juzgado por delitos relacionados con el narcotráfico.

El gobierno de la unión americana lo acusa formalmente de cuatro delitos: tres por conspiración para traficar drogas a Estados Unidos y uno por mentir bajo juramento sobre su relación con el narco.

García Luna va a hablar: AMLO

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO

Este jueves durante su conferencia mañanera en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que es cuestión de tiempo para que Genaro García Luna hable y se tenga más información sobre quienes habrían participado en las operaciones vinculadas con el Cártel de Sinaloa, de las que es acusado en Estados Unido.

“Es que todo es cuestión de tiempo, seguro que García Luna va a declarar, va a hablar, porque si no dice nada, si oculta cosas, pues va a ser mayor la pena si resulta responsable, este es un mecanismo que usaron para el caso de Odebrecht”, dijo el mandatario mexicano.

López Obrador afirmó no tener información de cómo va el proceso judicial del ex secretario de Seguridad por lo que dijo desconocer si García Luna se apegará al programa de testigos protegidos en EEUU.

MÁS DE ESTE TEMA:

El cártel de García Luna: cómo se tejió la red de corrupción entre policías y narcos

López Obrador sobre la comprometedora situación de García Luna y su red de corrupción: “Va a hablar, es cuestión de tiempo”

El círculo de García Luna: quiénes podrían ser salpicados por el escándalo

MAS NOTICIAS