Guardia Nacional localiza túnel en frontera de Nogales

Un túnel de 14 metros fue hallado en Nogales, Sonora al oeste de la Garita Dennis DeConcini. Las autoridades registraron el hallazgo como el número 125 que se ha contabilizado desde 1990.

El pasadizo que se encontraba en construcción y cuya ruta apuntaba hacia los Estados Unidos, ya fue clausurado, aunque las autoridades correspondientes aún se encuentran trabajando en ubicar la localización de la salida.

La Guardia Nacional y la Patrulla Fronteriza reportaron que la construcción se sostenía por medio de vigas de madera e, igualmente, que la fachada que lo escondía yacía oculta en el piso de un sistema de drenaje cubierto con tierra, combinado con espuma de poliestireno y concreto.

Protección Fronteriza de Estados Unidos (CPB por sus siglas en inglés), la Policía Federal y la Guardia Nacional reportaron el descubrimiento la mañana de este miércoles.

El aseguramiento del túnel se hizo por medio de relleno de concreto, así como el de herramientas de construcción y cableado eléctrico que hallaron dentro de la construcción clandestina, misma que por sus características apuntaba a que se planeaban construir tres metros debajo del nivel de calle.

A pesar de que el túnel ha sido asegurado, ambas jurisdicciones trabajan en el monitoreo e inspección del sector de Tucson y en estrecha colaboración con socios estratégicos en detección de construcciones con dichas características.

Mediante el monitoreo que realizan ambos mandos se busca prevenir el movimiento de contrabando ilegal, efectivo, armas y personas a través de la frontera.

Las características del túnel artesanal se resumen a un pasadizo en el embovedado de un desagüe de drenaje pluvial con tres cortes en su estructura metálica.

Tan sólo la distancia de Nogales a Nuevo Laredo es de 1,595 kilómetros en auto, mientras en avión es de 1,186 km con una duración de 1 hora 30 minutos.

A pesar de que el atajo clausurado en Nogales ya fue sellado con relleno de concreto, en Texas, un juez estatal prohibió a un grupo de simpatizantes de Donald Trump iniciar la construcción de un muro entre Estados Unidos y México, mismo que pensaban fondear con recursos propios.

El grupo “We build the wall” (Nosotros construímos el muro), vio truncada su intención de comenzar la construcción, ya que ésta podía provocar daños ambientales en la zona, conforme al veredicto del juez.

Sin embargo, la prohibición es temporal, pues se logró por medio de una denuncia interpuesta por la organización “National Butterfly Center”, la cual argumentó que las intenciones de “We build the wall” atentaban en contra de su santuario de mariposas, ubicado entre el cruce de Mc Allen y Reynosa.

Con base en información de la Oficina de Transparencia del Gobierno del Congreso y la Comisión Internacional de Límites de Aguas de los Estados Unidos a la fecha, el muro transfronterizo de Trump suma 1050 kilómetros de los que destacan tramos construidos en las zonas de California, Nuevo México, Arizona y Texas.

Entre bardas metálicas, vallas, mallas y barreras, los túneles clandestinos siguen abriéndose paso entre fronteras y, a la par, las iniciativas promovidas por Trump ponen en vilo a las finanzas públicas de su país cuando sus propuestas, de realizarse costarían 14 mil millones de dólares, mismos que el mandatario propone reducir a través del retiro de apoyo a inmigrantes, el aumento a impuestos a remesas y la elevación de costos de visas temporales, así como en tarjetas para cruces fronterizos y visas de trabajo. Ello conforme a información provista por diferentes medios como The Washington Post, la BBC de Londres y CNN.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: