El canciller Marcelo Ebrard durante su comparecencia ante el Senado (Foto: Cuartoscuro)
El canciller Marcelo Ebrard durante su comparecencia ante el Senado (Foto: Cuartoscuro)

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha buscado que Estados Unidos respete la soberanía de México. Así lo dijo este martes durante su comparecencia ante el pleno del Senado.

“Eso es lo que hemos buscado en todo momento contra viento y marea, y a veces han sido las dos todo el tiempo, pero estamos hechos para perseverar y esa es la historia de México y así seguirá haciendo, y vamos a triunfar y a salir adelante. Nadie nos asusta, tenemos la conciencia limpia y el apoyo de la población”, recalcó.

Advirtió que si Estados Unidos designa a los cárteles mexicanos como células terroristas, debilitaría la intensa y compleja cooperación en seguridad que hay entre ambos países. Además, en una abierta crítica al gobierno vecino, dijo que si EEUU en verdad busca respaldar al país en el combate al crimen organizado, debe reducir el tráfico de armas.

Esta será la postura que se mantendrá en la reunión de la próxima semana con el procurador estadounidense, William Barr, a quien se le expondrá que una medida de esta naturaleza solo provocaría una debilitación de la relación bitaleral.

“Si Estados Unidos quiere respaldar a México para la batalla que están dando las autoridades y los gobiernos de los estados y las fiscalías en contra de la delincuencia, que reduzca el tráfico de armas porque en México es un delito ingresar el tráfico de armas. Ésa es la mejor manera de ayudar a México, no designando a organizaciones como terroristas”, declaró.

Según Ebrard, ya se han instalado varios grupos de trabajo de alto nivel para que se alcancen los objetivos deseados en materia de armas y finanzas entre ambos países.

Al ser criticado por la creciente tensión entre ambos países y por la política migratoria implementada por el gobierno federal, de la cual se dijo que “está haciendo el trabajo sucio al país del norte”, el canciller mantuvo su postura de una coexistencia basada en el respeto.

“La relación con Estados Unidos ha atravesado muchos momentos de tensión si fuésemos un país sumiso no habría tensión. Somos un país orgulloso de lo que hemos hecho… México ha defendido su dignidad”. Además, rechazó que México se haya convertido en un tercer país seguro.

Preocupaciones con el T-MEC

Ebrard negó que México vaya aceptar alguna modificación al T-MEC sin la aprobación del Senado (Foto: Archivo)
Ebrard negó que México vaya aceptar alguna modificación al T-MEC sin la aprobación del Senado (Foto: Archivo)

Sobre las suspuestas modificaciones al Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, Ebrard sostuvo que en ningún momento se ha aceptado que México sea un tercer país seguro, aun cuando hay sectores de EEUU que insisten en esto.

Las demandas de Washington en el tema comercial parecen no preocupar al gobierno federal, pues según el canciller, la legislación mexicana va a la vanguardia con la estadounidense y cumple con los acuerdos adquiridos. Dijo que no es ninguna sorpresa la solicitud de los congresistas de Estados Unidos para supervisar la implementación de la reforma laboral, pues fue uno de los temas centrales en la negociación. Finalmente, aseguró que el gobierno mexicano no aceptará ninguna modificación del tratado sin la aprobación del Senado.

“Les hemos hecho saber que cualquier acuerdo que pueda afectar a México tendrá que ser sometido al Senado mexicano y tendrá que ser autorizado de manera previa al ejecutivo. En estos momentos el embajador Jesús Seade está viajando a Washington para terminar la revisión porque son muchos y diferentes instrumentos para la implementación del tratado en Estados Unidos. De las muchas versiones que se manejan en medios de comunicación lo que les diría es que no hay sorpresas” dijo.

Su respuesta llega un día después de que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México advirtiera sobre las demandas “extremas” de Estados Unidos para enmendar el convenio comercial con México y Canadá. En un comunicado, el principal órgano de interlocución del empresariado mexicano indicó que en su diálogo permanente con los negociadores mexicanos del T-MEC ha tenido conocimiento de que el gobierno de Estados Unidos presentó recientemente propuestas de enmienda al convenio.

"Damos la bienvenida a cambios que fortalecerían el acuerdo, como es la solución al añejo problema del establecimiento de paneles en el marco del mecanismo de solución de controversias Estado-Estado. Sin embargo, observamos con gran preocupación que existen algunas demandas, en materia laboral, que resultan extremas y son totalmente inaceptables", indicó el CCE.

Añadió que estas demandas “podrían afectar severamente la competitividad de México y de sus socios en América del Norte”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: