Así luce Villa Unión tras el ataque del comando del Cártel del Noreste del pasado sábado 30 de noviembre (Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
Así luce Villa Unión tras el ataque del comando del Cártel del Noreste del pasado sábado 30 de noviembre (Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

El comando del Cártel del Noreste (CDN) que realizó el ataque en Villa Unión, Coahuila y que hasta el momento ha dejado 22 personas muertas, habría cruzado a Estados Unidos antes de la agresión, así lo revelaron los detenidos.

De acuerdo con el periódico Reforma, el gobernador Miguel Riquelme aseguró que los presuntos integrantes del Cártel del Noreste, organización criminal liderada por Juan Gerardo Treviño Chávez, alias “El Huevo”, se internaron en Texas usando brechas hasta llegar a Villa Unión.

Antes, en entrevista con Grupo Fórmula, Riquelme Solís precisó que la intención del comando del Cártel del Noreste, que opera en principalmente en Tamaulipas, era “pegar y regresar a Nuevo Laredo”.

“Fueron enviados por el Cártel del Noreste, a tratar de asustar a Coahuila, a una población que está a la entrada de la brecha. Ellos querían entrar, pegar y salir, ellos llevaban dos guías al frente, lamentablemente esas dos guías fueron los que abatieron los elementos de la policía estatal, se quedaron sin guía, es decir, ni sabían. Cómo salir de Villa Unión hacia las brechas que no es algo sencillo”, comentó el gobernador.

Los sicarios sobrevivientes se llevaron a dos bomberos y cuatro niños a los que usaron como guías para que los ayudaran a escapar por las brechas”. Los niños fueron liberados, pero los traga fuegos fueron encontrados muertos, lo que elevó a 22 la cifra de fallecidos.

Según testigos, fue alrededor de las 11:45 horas del sábado cuando un convoy de alrededor de 20 camionetas conocidas como “monstruo” ingresaron a la cabecera de Villa Unión, una pequeña ciudad de Coahuila con cerca de 6.000 habitantes, y se dirigieron a la plaza central en donde dispararon al edificio de la presidencia municipal y a la iglesia del poblado e incendiaron cinco vehículos, entre ellos, dos patrullas.

Durante el ataque, policías municipales intentaron repeler las agresiones, pero los pistoleros los aventajaron.

Las autoridades pidieron ayuda para lograr un despliegue masivo de agentes de la policía estatal y de Piedras Negras, Allende y otros municipios que acudieron para auxiliar a los policías de Villa Unión. El enfrentamiento duró cerca de dos horas, dejando un saldo en ese momento de 14 muertos.

Foto: REUTERS/Daniel Becerril
Foto: REUTERS/Daniel Becerril

Narcedalia Padrón, alcaldesa de Villa Unión, Coahuila, comentó a Noticieros Televisa que dos policías de Mando Único fueron los primeros en repeler la agresión, pidieron refuerzos “creo que son los primeros que fallecen (los elementos de Mando Único) y luego siguen llegando más refuerzos", señaló.

Los testimonios de los pobladores aseguran que los sicarios “no venían por nadie, ellos nada más venían a limpiar todo el mugrero, supuestamente“.

Otro residente también le dio su testimonio a la agencia Efe bajo condición de anonimato “Se oía la balacera muy seguido. Se oía muy fuerte. Es la primera vez que pasa esto aquí. Había estado tranquilo. Nunca había habido problemas de eso” (sic), comentó.

Pese a los riesgos, los habitantes entrevistados expresan su agradecimiento por la presencia de los soldados y la Guardia Nacional, además de la decisión de los policías locales de enfrentar a los sicarios, presuntos miembros del Cártel del Noreste.

Foto: REUTERS/Daniel Becerril
Foto: REUTERS/Daniel Becerril

“Ellos venían por la alcaldesa y todos los policías a matarlos”, relató Juan Antonio Rodríguez al señalar los impactos de bala en el palacio municipal.

Al apuntar a los casquillos de bala que permanecen en las calles de la localidad, Rodríguez aseguró que sigue vivo porque Dios todavía no lo quiso "recoger al cielo".

"Pues sí estuve asustado. Fue una visión entre la vida y la muerte. Aquí echaron plomazos (balazos) pa’l techo y pa’ todos lados del portón. Dije: ‘Híjole, ya nos va a llevar la jodida’” (sic).

Luego de los terrible hechos, los pobladores aún viven con miedo. Poca gente fue a trabajar y los niños no asistieron a la escuela.

Villa Unión está ubicado en la zona de los cinco manantiales que comprende los municipios de Nava, Zaragoza, Morelos y Allende, en el norte de Coahuila.

Desde 2007 la presencia de Los Zetas ha sido constante en esta zona. Incluso, a este grupo criminal se le atribuye la masacre de Allende, en marzo de 2011, que dejó al menos 26 personas desaparecidas.

El gobernador Miguel Riquelme, quien asumió su cargo hace dos años, aseguró que en este tiempo se han registrado al menos 15 intentos de ingreso armado a Coahuila por parte del Cártel del Noreste.

MÁS DE ESTE TEMA: