La red de tráfico del CJNG ha traspasado fronteras (Foto: Especial)
La red de tráfico del CJNG ha traspasado fronteras (Foto: Especial)

Desde 2014, México y Estados Unidos sabían que el Cártel Jalisco Nueva Generación se convertiría en un dolor de cabeza para sus gobiernos.

De un reducido grupo de desertores de células criminales, el CJNG evolucionó para convertirse en una de las organizaciones del tráfico de drogas más prolíficas y violentas del mundo.

La clave de su rápida expansión se debe, en gran parte, a su presencia estratégica en las fronteras norte y sur del país, así como en zonas de los océanos Atlántico y Pacífico.

Mediante el uso de la violencia y las alianzas con otros grupos criminales, el CJNG ha desplazado a los cárteles históricamente poderosos como el de Sinaloa y los Beltrán Leyva, quienes ya no lideran más el trasiego de cocaína de México a la Unión Americana.

De acuerdo con la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA por sus siglas en inglés) la organización criminal introduce droga al país vecino a través de corredores que pasan por Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo.

La ruta del tráfico de drogas de México a EEUU (Mapa: Infobae México)
La ruta del tráfico de drogas de México a EEUU (Mapa: Infobae México)

El tráfico de coca incluye el uso de aeronaves ultraligeras cargadas con mercancía colombiana. Un reportaje reciente del canal de televisión colombiano Noticias Caracol relata que los aviones son comprados por el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Desde México, el transporte aéreo sale a Venezuela, pasando por la isla Aruba. Los emisarios mexicanos atraviesan el control del espacio aéreo venezolano, donde un cómplice de las Fuerzas Aéreas de dicho país evita que los narcojets sean derribados.

Una vez librados, viajan a la parte superior de Venezuela y aterrizan en el estado de Zulia, frontera con Colombia.

En este punto, los aviones descienden en pistas clandestinas y son cargados con al menos una o dos toneladas de coca, provenientes del departamento de Santander, Colombia.

Con el cargamento en las aeronaves, los sicarios del CJNG regresan al primer punto de ingreso: la isla Aruba. Ahí toman rumbo a Guatemala y Honduras.

Supuestos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación detenidos en 2013 FOTO: CUARTOSCURO.COM
Supuestos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación detenidos en 2013 FOTO: CUARTOSCURO.COM

En los países centroamericanos, los aviones son destruidos en cuestión de minutos, pues los sicarios no utilizan el mismo aeroplano para traficar la droga a Estados Unidos.

Una vez que la coca se encuentra en territorio azteca es introducida a Estados Unidos vía marítima, aérea, en vehículos de pasajeros o en tractocamiones.

El dinero obtenido por la venta de la droga en Estados Unidos es lavado a través de casas de cambio que operan en Colombia.

Antes, los billetes pasan por Panamá, ingresan a Cúcuta, Colombia y son invertidos en cultivos, producción y nuevos envíos de droga. Para legalizar el dinero, se adquieren departamentos, casas y vehículos.

El CJNG mantiene relaciones de negocios con Colombia (Foto: Noticias Caracol)
El CJNG mantiene relaciones de negocios con Colombia (Foto: Noticias Caracol)

Quién es quién en el tráfico de drogas de México a EEUU

Isla Aruba. La proximidad de Aruba con Venezuela —a escasos 23 kilómetros— hacen de ésta un punto importante para el tráfico de drogas a países de norteamerica.

Los cárteles mexicanos han utilizado como “puente” a la isla para el trasiego de coca proveniente de Colombia y cargada en Venezuela. Aunque el tráfico es en gran medida oportunista y con lanchas de motos, los narcos han incursionado en el transporte aéreo que tiene como destino Guatemala y Honduras.

Venezuela. Los negocios del tráfico de drogas del Cártel Jalisco Nueva Generación con Venezuela no son noticia; sin embargo, una reciente investigación destapó que los contactos del cártel mexicano en la nación sudamericana incluían a un capitán de las Fuerzas Aéreas. Se trataba de Gino Alfonso Garcés Vergara, alias “Gino”, quien recibía USD 500.000 para evitar que los narcojets del CJNG fueran interceptados por las autoridades venezolanas.

Colombia. La relación entre grupos criminales de Colombia y México es de larga data. Sin embargo, los vínculos fuertes iniciaron en 2012, una época en que la producción de cocaína se había desplomado y la cadena de suministro enfrentaba problemas por conflictos entre las mafias.

Los mexicanos intervinieron para no perder la fuerza del negocio que históricamente les ha dado mayor cantidad de riqueza: la venta de droga — específicamente de coca— en su país vecino del norte.

En el caso concreto de EEUU, el narcotráfico mexicano ha aprovechado la alta demanda que tiene el país liderado por Donald Trump, que cuenta con una de las tasas más altas en abuso de droga del mundo.

El pasado 5 de noviembre fue desmantelada una célula del CJNG (Foto: Especial)
El pasado 5 de noviembre fue desmantelada una célula del CJNG (Foto: Especial)

Un kilo de cocaína en Colombia tiene un valor de unos USD 1.000, pero mientras vaya avanzando más hacia el norte los precios se van multiplicando hasta alcanzar un valor hasta 25 veces mayor en ciudades como Nueva York.

México no quiere meterse en los asuntos de Colombia, sólo quiere cuidar a su cliente favorito.

El éxodo de la DEA por el CJNG

Actualmente la célula criminal liderada por Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, mantiene relaciones de negocios con Colombia, donde por 12 días personal de la Agencia Antidrogas (DEA por sus siglas en inglés) siguió a sus integrantes por las calles de Bogotá.

Noticias Caracol detalló que uno a uno, emisarios del CJNG llegaron a un prestigioso hotel de la capital de Colombia. Su arribo al país sudamericano tenía un solo objetivo: realizar una reunión clandestina con narcos colombianos para definir nuevas rutas de envío de cocaína hacia Estados Unidos.

El material obtenido por la DEA precisa el arribo de los mexicanos al aeropuerto internacional El Dorado y su traslado al lugar de alojamiento.

La estancia de los sicarios del CJNG duró aproximadamente dos semanas, en las que realizaron recorridos turísticos por Bogotá.

Contrario a su llegada, los narcos mexicanos, encabezados por el “Manny”, regresaron juntos en un vuelo comercial.

Un narcolaboratorio perteneciente al CJNG (Foto: Especial)
Un narcolaboratorio perteneciente al CJNG (Foto: Especial)

Las comunicaciones interceptadas por el gobierno estadounidense desnudaron que a través del narco colombiano apodado “El Hamilton”, el CJNG traficaba la cocaína sin que fuera detectada por las autoridades tanto de Colombia como de Venezuela.

El papel del Hamilton era crucial para el negocio: se encargaba de conseguir desde el municipio de Villavicencio, Colombia, las rutas, aeronaves y los contactos en Venezuela para el paso de las avionetas cargadas con coca,

Los contactos del narco colombiano incluyen a Gino Alfonso Garcés Vergara, un capitán de la Fuerza Aérea venezolana.

Garcés Vergara era conocido dentro de la red como “Gino”. A mano del Hamilton, éste recibía USD 250.000 por entregar el código de ingreso aéreo de las aeronaves y otros USD 250.000 para evitar que los aviones de combate presionen el aterrizaje o derriben los narcojet.

En Colombia también operaban otros sicarios que obedecían al Mencho. Se trataba del sicario conocido como “El Negro o Black” y “El Rolex”, quien lavaba dinero para la organización criminal mexicana.

México: una ruta trazada con sangre

Los puntos de envío donde el CJNG tiene el control a nivel nacional (Mapa: Infobae México)
Los puntos de envío donde el CJNG tiene el control a nivel nacional (Mapa: Infobae México)

Con avionetas, autobuses para pasajeros, vehículos particulares, transportes de carga, y hasta paqueterías, los sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación trafican drogas de México a Estados Unidos.

La información disponible en la Agencia de Investigación Criminal (AIC) identifica a la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Michoacán, Jalisco, Querétaro, Morelos, Nayarit, Sinaloa, Durango, Baja California y Sonora, como puntos de envío del opiáceo altamente mortal, con destino a Tijuana, la ciudad donde se concentra para introducirlo a California.

Actualmente la organización que encabeza Nemesio Oseguera, “El Mencho” domina 25 de los 32 estados en México. En ellos, ha puesto como sello principal la producción y el trasiego de drogas, el apoderamiento de territorios, la extorsión, el secuestro, robo de combustible, el lavado de dinero y una violencia brutal.

La expansión de zonas —principalmente en el norte del país— ha ayudado al CJNG a posicionarse como el mayor traficante de drogas a Estados Unidos.

Debido a lo anterior, el gobierno norteamericano creó fuerzas contra el crimen organizado y emprendido una cacería contra los líderes de la célula criminal.

Pero trazar la ruta de envío ha dejado un baño de sangre en las entidades mexicanas. El CJNG sostiene una disputa abierta con el Cártel de Sinaloa, por el dominio de la frontera y la península.

Una guerra especialmente violenta es la que tiene con Los Viagras, más que por el control de las drogas, por el robo y trasiego de combustible.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: