Hoy los robots realizan cada vez más tareas autónomas gracias a la inteligencia artificial (Foto: archivo)
Hoy los robots realizan cada vez más tareas autónomas gracias a la inteligencia artificial (Foto: archivo)

Hoy en día los robots de servicio se han apoderado prácticamente de todo. Por definición es un robot que da un servicio al ser humano, como hacer la limpieza o telepresencia para seguridad del hogar. En terremotos o deslaves, los robots son los mejores para encontrar personas desaparecidas tal como sucedió el pasado 19 de septiembre de 2017, en el que además de los perros de rescate, se usaron varios robots de exploración. Una persona normal, tiene contacto con un robot al día, y cada vez a edades más tempranas.

Existe la creencia que los robots son humanoides que competirán con el ser humano, pero esto no podría estar más alejado de la realidad; estos son sólo para aumentar el nivel de vida de una persona. Por ejemplo, el obrero que se dedica a construir aparatos a mano, al convertirse en operario de un robot maquilador aumentará su productividad y por tanto, tendrá una mejor paga. Esta situación es de ganar-ganar tanto para el trabajador como para la empresa.

Los japoneses son pioneros en robots de este tipo, y se diferencian de los robots industriales por su aplicación centrada en el trato personal. Se dividen en robots de uso profesional y de uso personal. Los primeros son para desempeñar una labor específica y los segundos son de uso doméstico. El robot más famoso en su ramo es ASIMO, presentado por Honda® y representa uno de los mayores avances en la robótica.

Muchos robots hacen las actividades que los seres humanos no podemos o no queremos realizar, ya sea porque es sucio, peligroso o repetitivo, como las tareas domésticas. Tome por ejemplo a los robots camareros. Son máquinas que dan un trato cordial a los clientes, además que pueden tomar una orden exactamente como el cliente desea y evitar conflictos con los mismos

Los robots de servicio no solo son máquinas que hacen una tarea específica sino que también, en el ramo de investigación, un robot puede fácilmente hacer desde decenas hasta miles de pruebas para llegar a un resultado.

Los robots de servicio se dividen en diferentes tipos por el ambiente en el que se desempeñan y pueden ser domésticos, para investigación, industriales o de seguridad; y estos pueden ser controlados por un operador, controlados de forma remota o completamente autónomos.

Algunos robots de servicio, son las famosas aspiradoras Roomba® que están en las casas de las personas que no tienen mucho tiempo para hacer la limpieza. Incluso en algunos restaurantes de Japón, existen robots que hacen todo el servicio al cliente de forma autónoma

Por último, un robot autónomo actualmente permite estudiar el comportamiento social, y cómo influye su presencia en la población. Los humanoides creados desempeñan un paso importante en el servicio a clientes, en el que este mejorará. Incluso en algunos países, como Japón o China, actúan como profesores, aunque esto aún se encuentra en fase experimental. Como puede ver el lector, todo indica que en el futuro habrá muchos seres de metal y silicona entre nosotros.

*Grupo de Investigación en Robótica Social del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad de Guadalajara

Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio