(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador reveló que recibió una solicitud para presentar un informe detallado de su estado de salud física y mental.

“Estoy al cien”, dijo con su clásico estilo.

A través del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección a Datos Personales (INAI), la Oficina de la Presidencia de la República recibió una solicitud de información en la que le pide que el presidente mexicano entregue documentos médicos, membretados, en los que su condición física y mental.

López Obrador manifestó su asombro ante tal petición que consideró excesiva. " Miren lo que piden", dijo y leyó el documento, en donde le solicitan que entregue constancia de los siguientes análisis médicos: “Solicita constancia médica y psiquiátrica del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con los generales de una institución médica de nivel y sus visibles, tales como: papel membretado, timbrado, del médico o institución médica que expide la constancia con fotografía. La fotografía debe estar cancelada con el sello y la firma del médico que la expide, tiempo que ha sido médico del paciente, dar a conocer el estado de salud local y fecha de la consulta, sello y firma del médico”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“También se solicita un análisis general de orina y de química sanguínea a la fecha actual del mes de octubre, así como el dictamen cardiovascular de la persona, especialmente consultando enfermedades coronarias, hipertensión arterial, enfermedades cardiorrespiratorias, cardiopatías, insuficiencia cardiaca, arritmia, enfermedad arterial periférica, cardiopatía congénita y si dentro de su vida ha sufrido de parálisis facial, así como análisis toxicológicos y de enfermedades crónico degenerativas o terminales”.

“Imagínense. No se miden”, dijo el mandatario, quien consideró que son sus adversarios los que han hecho la solicitud. "Pidieron un informe sobre mi persona, para que vean en que están metidos. Vamos a transparentar todo, pero es cuestión de principios”, comentó en su rueda de prensa matutina.

Las dependencias u organismos a los que se les solicita información por medio del INAI cuentan hasta con 30 días hábiles para dar respuesta a la petición. López Obrador, respondió que sí contestará dicha solicitud, y en su caso dijo que “tendrá que ir” al médico para realizarse los estudios.

“Sí, pues voy a tener que ir. Pero así están, ¿para qué? estoy al 100, me dio una gripa, pero ya estoy saliendo”, dijo el mandatario entre risas.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Agregó que la petición se hizo a través de una instancia que cuesta 1,000 millones de pesos mantener y que fue creada por el conservadurismo, organizaciones de la sociedad civil y la prensa conservadora, que nunca vieron nada de corrupción.

A principios del mes de septiembre, el periodista Raymundo Riva Palacio publicó una columna en la que afirmó que la premura de López Obrador por "sentar las bases para la “Cuarta Transformación” de México, como él mismo lo ha dicho el innumerables ocasiones, no es solo porque que sepa que el respaldo popular es efímero, sino dijo el columnista, porque “cree que su corazón no le alcanzará para acabar el sexenio”.

Riva Palacio también escribió que por esa razón, el presidente de México rechaza viajes largos.

Ese mismo día, en su conferencia desde Palacio Nacional López Obrador contestó los señalamientos y dijo: “Todo mundo sabe, soy hipertenso, me dio un infarto. Tomo mis medicinas conforme a lo que el médico me indica y me siento muy bien”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Además, mandó un mensaje al autor de dicha columna: “Le digo a Raymundo que estoy bien de salud. No es mala persona pero periodísticamente es nota. Les digo con cariño que vuelan mucho”.

“Es una dicha enorme, uno de los momentos más felices de mi vida en el que estoy viviendo ahora, porque me permite servir a los demás, luchar por otros es la aplicación de amor al otro”, expreso.

Días después, el 17 de septiembre, desde Palacio Nacional dio detalles sobre el infarto que sufrió en 2013 y que sus detractores han utilizado varias veces para desprestigiarlo.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“A mí me dio un infarto, en 15 minutos ya estaba en el hospital y me salvaron la vida”. Eran las 02:00 horas cuando López Obrador comenzó a sentir el dolor característico de un paro cardíaco, contó durante la conferencia de prensa.

No se sabe desde cuándo es hipertenso, sólo que a principios de diciembre de 2013 tuvo un infarto agudo al miocardio, pero recibió atención a tiempo en el Hospital Médica Sur por lo que la complicación no escaló. Desde entonces monitorea constantemente la salud de su corazón, atendiéndose con el cardiólogo Pablo Ortiz, de acuerdo a lo que contó en 2018.

El mandatario utilizó una analogía para explicar cómo se sintió en ese momento: “Dicen que es un dolor tan fuerte como el de un parto, muy fuerte. Y es cierto, es tan fuerte el dolor que ya no quiere uno tenerlo pase lo que pase”.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

En repetidas ocasiones el titular del Ejecutivo ha sido cuestionado por su estado de salud, no obstante, siempre ha reiterado que goza de buena salud. En julio pasado la prensa mexicana cuestionó a López Obrador sobre el mismo tema y explicó que él se siente muy bien de salud, cuida su alimentación y que su única “angustia” es el tiempo que tendrá para concretar la transformación del país en beneficio de los mexicanos.

“Estoy muy bien, estoy al 100. Tengo el compromiso de consagrarme a esta causa mientras viva”, expresó al detallar que todos los días le toman muestras de sangre a las cinco de la mañana; “hasta les puedo dar los resultados de los análisis”.

Agregó que cuando puede se “escapa” al béisbol, "estoy muy a gusto y feliz de estar sirviendo a mi patria y de estar encabezando un movimiento de transformación”, con el apoyo de la gente para “empujar el elefante reumático que es el gobierno y que ya está dando sus primeros pasos”.