El ataque ocurrió este jueves por la mañana en el municipio de Bochil (Foto: Especial)
El ataque ocurrió este jueves por la mañana en el municipio de Bochil (Foto: Especial)

Elementos de la Guardia Nacional fueron atacados este jueves en Chiapas por grupo de hombres armados, durante un operativo que realizaban en la cabecera municipal de Bochil. Los agentes se encontraban en el lugar para desbloquear la zona, luego de que pobladores de cuatro comunidades se manifestaran para exigir la entrega de recursos de obras sociales.

Medios de información locales reportaron al menos tres personas heridas, entre ellas un militar, quien de acuerdo con el gobierno de Chiapas recibió dos disparos, uno de ellos en la cabeza. Videos que circulan en redes sociales muestran el momento del enfrentamiento entre las autoridades y los pobladores. “Están disparando, están disparando”, se escucha decir a una mujer mientras la gente corre y se escucha de fondo una ráfaga de balazos; “que tiran a matar”, grita un hombre en la misma grabación.

En otro video se observa al agente de la Guardia Nacional derrumbado en el piso con la cráneo ensangrentado. “Háganse a un lado, háganse a un lado”, grita otro elemento mientras una serie de guardias corren a su rescate. Con metralleta en mano, uno de ellos le grita a los civiles que estaban en el perímetro grabando que se marchen. Mientras tanto, otros cargan al herido para meterlo a una camioneta militar y sacarlo del lugar.

Información extraoficial señala que el herido murió debido a la gravedad de la herida mientras era trasladado en helicóptero hacia uno de los hospitales de la capital, Tuxtla Gutiérrez.

Ataque a elementos de la Guardia Nacional en Chiapas

Diversas versiones señalan que el ataque se generó mientras el convoy circulaba por una de las calles de Bochil; el personal interceptó unos vehículos, cuyos pasajeros empezaron a disparar en su contra. En respuesta, los militares también atacaron.

Los pobladores de la localidad que grabaron el operativo de desalojo aseguran que el enfrentamiento duró al menos dos horas y dejó dos mujeres lesionadas; una con un disparo en el hombro y otra en una de las piernas. También eran elementos de la Guardia Nacional.

De acuerdo al reporte de la Secretaría de Seguridad Pública de Chiapas, a las 8 de la mañana habitantes de las comunidades San Vicente, La Cañada, Venustiano Carranza y El Cobal bloquearon el camino que comunica a la cabecera municipal de Bochil. Exigían el pago en efectivo de 2 millones de pesos para obras de agua potable y carreteras.

Ante el bloqueo de unas 200 personas, las autoridades estatales pidieron la intervención de este nuevo cuerpo de seguridad creado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, era un operativo “disuasivo para garantizar el orden y la paz en la región”.

En su comunicado, la fiscalía también informó sobre el inicio de una carpeta de investigación por los hechos en los que “un grupo de transportistas agredió con armas de fuego a elementos de la Base de Operaciones Mixtas (BOM)”, integrada por la policía municipal, estatal y la Guardia Nacional.

Un grupo especial de la fiscalía fue enviado al municipio para integrar la carpeta de investigación, a efecto de esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades.

Violencia en Chiapas

El regidor de San Juan Chamula junto con dos policías, fueron secuestrados por cuatro hombres fuertemente armados (Foto: Twitter/LPueblo2)
El regidor de San Juan Chamula junto con dos policías, fueron secuestrados por cuatro hombres fuertemente armados (Foto: Twitter/LPueblo2)

Este es el segundo evento violento que se registra en el estado en menos de 24 horas, pues el miércoles por la noche un grupo de hombres armados secuestraron al regidor municipal de San Juan Chamula, Chiapas, Mariano Sántiz Méndez.

Según reportes, los encapuchados bajo el mando de Shilón Gómez, llegaron hasta el domicilio del funcionario y se lo llevaron a la fuerza. Lo mismo sucedió con dos policías municipales, quienes están a cargo de la seguridad del pueblo.

El secuestro se dio en represalia por la detención del líder indígena Shilón Gómez por parte de la fiscalía del estado.