Andrés Manuel López Obrador implementó una medida de austeridad a su gobierno al recortar salarios, pero continúan los regalos (Foto: Andrea Murcia/ Cuartoscuro)
Andrés Manuel López Obrador implementó una medida de austeridad a su gobierno al recortar salarios, pero continúan los regalos (Foto: Andrea Murcia/ Cuartoscuro)

El prestigioso diario The Wall Street Journal se unió a las alertas que advierten que México va en camino a una recesión.

En un extenso artículo firmado por Robbie Whelan y Anthony Harrup, el periódico estadounidense señala que "México se está deslizando hacia una recesión incluso a medida que la economía de los Estados Unidos continúa creciendo, la primera vez en 25 años que los ciclos económicos de los vecinos han perdido la sincronización".

Advierten que el debilitamiento de la economía mexicana es un nuevo desafío para el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras la renuncia del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien "culpó a la administración por poner metas políticas por encima de las consideraciones económicas".

El diario recordó que apenas el viernes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que la producción industrial cayó 2.1% entre abril y mayo de este año, su mayor caída mensual en más de una década.

Ese y otros datos recientes, señalan los autores del artículo, sugieren que la economía de México puede haberse contraído durante el segundo trimestre del año, además de caer un 0,2% en los primeros tres meses del año.

"México está prácticamente en recesión", escribió la semana pasada el economista del Banco de América, Carlos Capistrán, en una nota al cliente. "Una recesión presionaría a la administración y al banco central de México para que reaccionen, ya sea incrementando los gastos del gobierno o recortando las tasas de interés, o ambas cosas", dijo.

Uno de los grandes retos del país ha sido siempre el lograr un desarrollo sostenible (Foto: archivo)
Uno de los grandes retos del país ha sido siempre el lograr un desarrollo sostenible (Foto: archivo)

El diario señala que una economía débil hará más difícil que López Obrador cumpla sus promesas de transformar el país a través del gasto en programas sociales e infraestructura, perjudique las finanzas del gobierno al reducir los ingresos y posiblemente estimule más la migración ilegal a los Estados Unidos.

Durante su conferencia en Palacio Nacional del viernes, López Obrador dijo que no espera que ocurra una recesión y destacó la apreciación del peso y la caída de la inflación desde que asumió el cargo en diciembre. Incluso, sugirió que una disminución en el crecimiento económico no perjudicaría a los pobres ya que su gobierno se centra en la redistribución de la riqueza.

"No tengo dudas de que podría haber una disminución en la tasa de crecimiento, pero el nivel de desarrollo está aumentando, porque ahora hay una mejor distribución de la riqueza", dijo López Obrador. Bajo gobiernos anteriores, "el poco crecimiento que hubo, se concentró en unas pocas manos", dijo.

El artículo escrito por Whelan y Harrup destaca que durante gran parte de las últimas dos décadas, la economía de México, en general, ha crecido o disminuido de la mano de su vecino del norte, donde México envía el 85% de sus exportaciones. Y destaca que, si bien las exportaciones mexicanas siguen siendo sólidas, la política en ambos lados de la frontera, han enfrentado las nuevas inversiones en México, tanto de empresas extranjeras como de mexicanas.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

"Los ataques verbales del presidente Trump en México y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA hoy T- MEC) causaron ansiedad entre muchos inversionistas y compañías que operan al sur de la frontera. El año pasado se firmó un nuevo acuerdo para reemplazar al NAFTA, pero el Congreso no lo ha ratificado, lo que deja su perspectiva incierta".

Mientras tanto, señalan los periodistas del Wall Street Journal, "el ascenso de un nacionalista de izquierda como presidente en México también causó algunos nervios entre las empresas mexicanas".

Y resalta el hecho de que López Obrador canceló el proyecto de infraestructura más grande del país "un aeropuerto de 13.3 mil millones de dólares (USD) para la Ciudad de México, que se construyó en un tercio, y anunció planes ambiciosos para rehacer la petrolera estatal Petróleos Mexicanos, Pemex, mediante la construcción de una refinería de 8 mil millones de dólares e inyectando 5.2 Miles de millones en efectivo en la empresa muy endeudada".

Fitch Ratings respondió bajando el grado de inversión de Pemex y rebajó la calificación del crédito soberano de México, mientras que (los pronósticos de) Moody's Investors Service y Stándar &Poor´s Global Ratings se volvieron negativos en la perspectiva crediticia de México.

(Foto: @PrensaOaxaca2)
(Foto: @PrensaOaxaca2)

Wall Street Journal destacó la encuesta de economistas realizada por el Banco de México el pasado mes de mayo, en la que ninguno de los encuestados consideró que fuera un buen momento para invertir en México. Y destaca que la última vez que la percepción fue tan baja fue en noviembre de 2016, cuando Donald Trump ganó la elección de los Estados Unidos.

En su análisis, el diario destaca que Andrés Manuel López Obrador también ha reducido el gasto del gobierno mediante una campaña de austeridad con la finalidad de pagar varios programas sociales, incluidas las pensiones para ancianos y un programa de empleo para jóvenes desempleados (Jóvenes Construyendo el Futuro), lo que ha frenado aún más el crecimiento.

El gasto público cayó alrededor del 6%, mientras que las exportaciones netas crecieron 2.2% y el gasto del consumidor se mantuvo estancado, creciendo solo 0.3%.

El aumento en el gasto podría poner las finanzas del gobierno fuera de control y provocar nuevas rebajas, dijo Bank of America.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

El señor López Obrador "debe darse cuenta de que, si quiere recursos para sus programas, la economía necesita crecer y generar ingresos para eso, y para que la economía crezca, necesita generar confianza", dice Isaac Katz, un profesor jubilado de economía del Instituto Tecnológico Autónomo de la Ciudad de México (ITAM). "Los indicadores se están acumulando. Si no estamos ya en recesión, parece que nos dirigimos hacia allí ", advirtió.

El Wall Street Journal destaca que muchos expertos ahora esperan que la economía crezca menos del 1% en todo 2019, en comparación con el crecimiento del 2% del año pasado. El Banco de México estima que el crecimiento será de entre 0.8% y 1.8%, al tiempo que reconoce riesgos que podrían ser menores.

Y señala "Si bien el debate económico en los Estados Unidos es si una economía fuerte disminuirá las posibilidades de que la Reserva Federal reduzca las tasas de interés o si una expansión a 10 años está a punto de finalizar, la discusión en México es si el Banco de México debería recortar las tasas para estimularlas. crecimiento económico".

El diario estadounidense advierte que "las opciones del banco central mexicano son limitadas. La inflación se ha mantenido obstinadamente por encima de su objetivo del 3%, incluso la inflación subyacente, que incluye productos manufacturados y servicios que tienen más probabilidades de reaccionar a los cambios en las tasas de interés, mientras que excluye los precios de la energía y la producción más volátiles".

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

"El problema es que no podemos bajar las tasas tan fácilmente" porque hacerlo podría exacerbar la inflación, dijo Jonathan Heath, uno de los cinco miembros de la junta electoral del Banco de México, en una entrevista. "Básicamente, somos muy limitados en cuanto a la forma en que podemos usar los recortes en las tasas de interés para estimular la economía … Es algo frustrante".

Disminuir las tasa de interés demasiado rápido podría aumentar la inflación, lo que podría perjudicar especialmente a los consumidores mexicanos de bajos ingresos que el presidente se ha comprometido a proteger, señalo Heath, quien fue designado por el nuevo gobierno en diciembre.

"Lo mejor que puede hacer la política monetaria para ayudarlos es, si reciben 2,000 pesos o 3,000 pesos mensuales del gobierno, que mantengan el poder adquisitivo de ese dinero", dijo. "La inflación llega primero a la parte inferior de la pirámide al erosionar el poder adquisitivo de las personas que no tienen el poder de protegerse", aseguró Heath.

Robbie Whelan y Anthony Harrup cierran su artículo advirtiendo que los responsables de la formulación de políticas en México están observando de cerca a la Reserva Federal para ver si reduce las tasas en su reunión a fines de julio, como ha dicho el presidente Jerome Powell.

"El Banco de México a menudo ha seguido el liderazgo de la Fed sobre los movimientos de las tasas de interés, pero ha mantenido un margen de alrededor de 575 puntos básicos entre la tasa de los fondos federales de los Estados Unidos y la tasa interbancaria de referencia de México. La próxima oportunidad del banco central mexicano para reducir o aumentar las tasas de interés se encuentra en su reunión de la segunda semana de agosto", finalizó.