La veintena de gatos se ha convertido en un atractivo turístico (Foto: especial)
La veintena de gatos se ha convertido en un atractivo turístico (Foto: especial)

No sólo habitan un edificio histórico, también son controvertidos y cada uno tiene nombre. Se trata de la veintena de gatos que habitan Palacio Nacional y que en las últimas horas han confrontado al gobierno federal con activistas y admiradores de los felinos.

La usuaria de Twitter @Carmen_Hern, quien el martes dio a conocer la supuesta intención de la Secretaría de Hacienda, que tiene oficinas en el inmueble, de deshacerse de los gatos, ahora se dio a la tarea de publicar en la red social los nombres y fotos de cada uno de los felinos que ella y miles de internautas defienden.

Pulgas, Cosquillas, Sam, Mamá Gato, Bombonetes y Carrusel son los nombres de solo algunos de los felinos que han puesto en entredicho el compromiso presidencial de fomentar el respeto a los animales.

Algunos son tímidos, como Puma, pero a otros como Sam les gusta hacerle Bullying a sus compañeros, en cambio, algunos, han tenido la fortuna de permanecer en familia, como Mamá Gata y sus hijos.

Algunos de ellos nacieron y han vivido en el inmueble que desde hace más de dos décadas los aloja como una medida para evitar que aumente la población de ratas.

La controversia inició el martes cuando la activista convirtió en trending topic la etiqueta #ConLosGatosNo al denunciar la intención de la SHCP de "dormir" a los gatos, y a pesar de que tanto la dependencia como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han confirmado que mantienen un programa para vigilar la salud de los gatos y esterilizar a los que no estén operados, los activistas aseguran que esta revisión no es necesaria.

Señalan que todos los gatos ya están esterilizados y que no hay necesidad de sacarlos del edificio para hacer alguna revisión médica, ya que, además de su alimentación, ella y otras cuatro personas se ocupan de su chequeo con la ayuda de empleados de la misma Secretaría de Hacienda.

"Por décadas ha habido gatos en Palacio. Inicialmente los llevaron para acabar con las ratas. Después, algunos trabajadores irresponsables decidieron que era buena idea abandonar ahí a los suyos. Trabajé ahí un tiempo, y al igual que algunos trabajadores me solidaricé con los mininos y les compré alimento. Solo que a diferencia de todos, cuando salí no me olvidé de ellos porque los gatos nunca me dejaron", expresó en una serie de publicaciones.

Un trabajador encargado de dar mantenimiento al recinto, explicó a Infobae México que todos los días les dan de comer a los gatos y que las personas que trabajan ahí les tienen cariño, al preguntarle si estaba enterado de alguna disposición para sacarlos del lugar dijo que no, que no tenía ninguna información al respecto y agregó: "pero no creo, la gente de aquí los cuida, todos los días baja una persona y les da de comer… una lata de atún así, también de la tarde les dan de comer. Además aquí no le hacen nada a nadie, no creó que se quieran deshacer de ellos, les tienen cariño. Están hasta inventariados", dice sonriendo.

Mientras se aclara la situación, este miércoles la etiqueta #LosGatosSeQuedanEnPalacio también se convirtió en trending topic, mientras que ciudadanos abrieron una petición en la plataforma Change.org para evitar se sean desalojados.