(Foto: Facebook osvaldo.perez)
(Foto: Facebook osvaldo.perez)

En México es tradición que a las jóvenes que cumplen 15 años se les celebre con una gran fiesta, un vestido llamativo, chambelanes (bailarines) para bailar un vals y rodeadas de su familia, pero un chico decidió romper con los estereotipos y festejar siguiendo todos los protocolos.

Se trata de Osvaldo Arteaga, un joven que se identifica como gay y que desde pequeño vio a su madre organizar este tipo de fiestas para sus hermanas.

Así que con el apoyo de su familia, organizó todos los detalles de su fiesta, eligió un vestido con tonos lilas y turquesa y así salió a las calles de Cuernavaca, Morelos, para demostrar que es libre de ser quien sea.

En su cuenta de YouTube compartió imágenes de la celebración (Video: OsvaldoA)

"Podrán decir mil cosas de mi, pero mi felicidad nadie me la quita", escribió en su cuenta de Facebook después del evento.

Según medios locales, Osvaldo sufrió algunas burlas de parte de sus compañeros del colegio, y al buscar salones de fiesta para celebrar la fiesta, le daban excusas para evitar que llegara vestido de quinceañera.

(Foto: Facebook osvaldo.perez)
(Foto: Facebook osvaldo.perez)

Pese a los obstáculos, el 26 de abril celebró sus XV años junto a cuatro chambelanes, y por las imágenes, se puede ver que el banquete se realizó en la calle con 600 invitados.

Osvaldo bailó el vals y otras coreografías, como regularmente lo hacen las quinceañeras, y disfrutó de su fiesta al máximo.

El joven de 15 años contó a un medio mexicano dedicado a la diversidad sexual que cuando tenga más edad le gustaría ser dragón queen y participar en el concurso RuPaul's Drag Race.

"No es fácil que las personas te acepten. Siempre habrá alguien que te quiere ver abajo, pero si quieres ser feliz tienes que dejar todo eso a un lado. Lo único que importa es que cumplas tu sueño y te ames y valores por lo que eres", dijo muy seguro.

Osvaldo ha celebrado que su fiesta se haya vuelto viral en México, y a través de sus redes sociales ha publicado mensajes de apoyo a la comunidad LGBTQ, y algunos más dedicados a los detractores de la diversidad sexual.

Doña Gloria, su orgullosa mamá, se preocupó de que la historia de su hijo se hiciera conocida en todo el país, pero no porque el chico sea diferente, sino por su situación económica. "A mí me da vergüenza porque mi casa está feo, pero salimos adelante gracias a Dios", dijo en entrevista para la cadena Telemundo.