Adrián Matsumoto Dorame también era jefe del grupo de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en Juárez y fue Subdirector del Centro de Readaptación Social (CERESO) 3 Foto: (Facebook D.S.P.M Chihuahua)
Adrián Matsumoto Dorame también era jefe del grupo de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en Juárez y fue Subdirector del Centro de Readaptación Social (CERESO) 3 Foto: (Facebook D.S.P.M Chihuahua)

Adrián Matsumoto Dorame, segundo al mando en la Policía Municipal de Ciudad Juárez, transitaba por calles de Nuevo Casas Grandes, acompañado de su familia cuando lo rodearon dos vehículos, instintivamente se bajó del lado del conductor y se alejó a paso firme para que lo siguieran y se alejaran de su esposa e hijos; le dispararon en al menos 50 ocasiones.

El jefe policíaco sospechó que iban tras él y optó por bajar de la camioneta que conducía y alejarse para quedar a la mitad de la calle y apartarse de sus seres queridos, ya había recibido amenazas e intuía que lo matarían.

El comandante de la Policía Municipal de Juárez, de 42 años, sin oponer resistencia bajó de la camioneta para ser acribillado y librar a su familia de una agresión.

Así lo comentó el fiscal Zona Norte, Jorge Nava López, y dijo que lo anterior era una versión extraoficial con la que cuenta la Fiscalía del Estado, pero posteriormente estos hechos fueron confirmados por el secretario de Seguridad Pública Municipal, Ricardo Realivázquez.

Sus compañeros hicieron en sensible homenaje Foto: (Facebook D.S.P.M Chihuahua)
Sus compañeros hicieron en sensible homenaje Foto: (Facebook D.S.P.M Chihuahua)

El atentado le costó la vida a Matsumoto Dórame la tarde del pasado domingo en el municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

Al respecto trascendió que, después de un paseo familiar, dos vehículos coparon la camioneta en la que viajaba el comandante con su familia una cuadra antes de llegar a su casa en Nuevo Casas Grandes, de donde era originario.

Se presume que el jefe policíaco intuyó que lo iban a matar, no diría nada a su familia y optó por bajar de la camioneta Dodge Ram que conducía para posicionarse a la mitad de la calle y apartarse de sus seres queridos que lo acompañaban en ese momento, quienes a pocos metros atestiguaron la forma en que varios hombres le dispararon con más de 50 balazos de arma larga, de acuerdo con la versión.

Los agresores se retiraron del sitio al tiempo en que los familiares del mando intentaban reanimar el cuerpo inerte y ensangrentado, según fotografías del hecho, detalló el medio local El Diario de Chihuahua.

Como parte de la evidencia, peritos de la Fiscalía recogieron de la escena del crimen 55 casquillos de arma larga, la mayoría de "cuerno de chivo", informó el fiscal Nava.

Matsumoto Dorame, también era jefe del grupo de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en Juárez y fue Subdirector del Centro de Readaptación Social (CERESO) 3.

Ya había sido amenazado en mantas, por el trabajo que desarrolló por más de dos años dentro de la SSPM.

Estaba bajo investigación por dos casos de supuesto abuso policial, recientemente disparó y mató a un supuesto integrante de un grupo delictivo al que intentó capturar.

Durante el homenaje su esposa de nombre Karina Guadalupe externó que el lema de Matsumoto era "vivir con honor".

"Yo nací para ser policía y me voy a morir siendo policía", fue la frase que continuamente repetía a su esposa y que ese día  marcó su destino.

Realivázquez lanzó un reclamo a los asesinos al decir que "de frente muchas veces no pudieron, así que tuvieron que hacerlo de la manera más cobarde", y se despidió con: "perdón mi coman y gracias por tu confianza".

“Yo nací para ser policía y me voy a morir siendo policía”, fue la frase que continuamente repetía a su esposa y que ese día marcó su destino Foto: Facebook
“Yo nací para ser policía y me voy a morir siendo policía”, fue la frase que continuamente repetía a su esposa y que ese día marcó su destino Foto: Facebook

"Fue asesinado por hacer bien su trabajo"

El Presidente Municipal de Ciudad Juárez Armando Cabada aseguró que Matsumoto fue asesinado por hacer su trabajo y "por hacer las cosas bien".

Dijo que si los grupos delictivos tienen reacciones viscerales, es porque se sienten afectados, ya que el trabajo de inteligencia de la Policía municipal está bien hecho y temen ser desarticulados.

El alcalde señaló que todo buen policía se merece sus honores y que Matsumoto entregó su vida, lo más valioso que tenía.

"Nos dan de baja a un excelente elemento, fue un cobarde asesinato, él iba acompañado de su familia, habremos de hacerle los honores que se merece un policía de ese tamaño", mencionó.

Asimismo confirmó que sí había recibido amenazas: "Como habían recibido muchos otros, por lo mismo, cuando hay decomisos importantes de droga, les afecta en el bolsillo a esos grupos criminales, por supuesto que como muchos policías son señalados sin sustento", añadió.

El alcalde afirmó que en contra de la corporación policíaca municipal no existe ninguna recomendación formal por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, "menos en contra de Matsumoto, yo es lo que podría decir de él".

Cabada dio a conocer que aún no tiene el resultado oficial de la investigación del homicidio del comandante y que estará pendiente; por lo pronto pide a los agentes estar alertas y muy atentos a su trabajo.

Adrián es el sexto policía asesinado en el estado de Chihuahua durante el 2019 y el segundo del grupo de Inteligencia de esa corporación en menos de cinco meses.

El año pasado fueron asesinados 28 elementos de distintas corporaciones tan sólo en este estado.