Instituto Mexicano de Seguridad Social. (Foto: Diego Sánchez, Cuartoscuro)
Instituto Mexicano de Seguridad Social. (Foto: Diego Sánchez, Cuartoscuro)

Andrés Manuel López Obrador ha dicho hasta el cansancio que terminará con la corrupción en las altas esferas del gobierno mexicano. Como candidato y como presidente el fundador del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha situado a las complicidades entre el poder económico y el poder político, como el centro de muchos problemas nacionales.

Para AMLO la administración de Enrique Peña Nieto, emanada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), era el epítome de las corruptelas, sin embargo apenas en sus primeros días de gobierno deberá enfrentar un caso lleno de irregularidades que parece haberse registrado con la complacencia de miembros prominentes de su partido.

Una licitación del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) de medicamentos antirretrovirales que ayudan a combatir el VIH por un monto de 2 mil millones de pesos estaría siendo investigada desde la Secretaría de la Función Pública, que encabeza Irma Eréndira Sandoval, y desde la oficina de Germán Martínez, flamante director del IMSS. Los motivos de sospecha serían un presunto favoritismo y tráfico de información privilegiada para adjudicarle el contrato a la distribuidora Stendhal-Maypo.

Andrés Manuel López Obrador. (Foto: Patricia Juárez, Infobae)
Andrés Manuel López Obrador. (Foto: Patricia Juárez, Infobae)

De acuerdo con un reporte del periodista Carlos Loret de Mola este lunes en el diario El Universal, el señalado consorcio presentó una oferta convenientemente más baja que sus competidores justo después de que se "cayó el sistema" del concurso. Le había vendido previamente el medicamento al instituto por $2.000 pesos la caja, pero en ese momento bajó su costo a $1.300, lo que representaba $50 pesos más bajo que su competencia más cercana.

Otro de los motivos de suspicacias es que una de las funcionarias de la pasada administración involucrada en las licitaciones electrónicas, Magdalena Leal González, saltó de su cargo en la burocracia mexicana a un puesto en la empresa Maypo.

Todo el asunto tenía el sello de la administración de Peña Nieto, etiquetada como proclive a la corrupción con los grandes capitales, sin embargo los nombres de varios elementos prominentes de Morena han saltado a relucir.

Alejandro Téllez, uno de los asesores de Irma Eréndira Sandoval, estuvo presente durante la operación, sin embargo no intervino ante las anomalías. Temístocles Villanueva, ex secretario de Diversidad Sexual y diputado local por Morena en la CDMX y Jaime López, exconstituyente por Morena, estarían cabildeando a favor de la compañía Maypo en la oficina de Germán Martínez, aseguró Loret de Mola.

Este martes se decidirá si el actual gobierno ejerce la ahora controvertida orden de compra gestionada durante la administración anterior.

Maypo es una empresa fundada en 1993 dedicada a la venta y distribución de medicamentos. Son proveedores de hospitales públicos y privados.

De acuerdo con un reporte de Forbes de 2014, Stendhal logró ofrecer al apetecible mercado del sector público sus medicamentos un 30 % más barato gracias a utilizar la logística de distribución de Maypo Fimasartán.

Con una base de usuarios cada vez más amplia por programas de inclusión popular, los laboratorios han encontrado en la venta al gobierno el pilar de sus operaciones y lo han encontrado permeable ante la corrupción. México se encuentra en el lugar 135 de 180 países clasificados en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: