Varios países se comprometen a la eliminación gradual del carbón para generar energía

Durante la cumbre del cambio climático, el Reino Unido logró el compromiso de nuevos países y organizaciones, como Chile y Polonia, que adelantarán los plazos para abandonar ese combustible altamente contaminante

La eliminación gradual de la energía del carbón y la quita de apoyo a las nuevas plantas de energía que utilizan ese combustible sumó hoy el compromiso de nuevos países y organizaciones (iStock)
La eliminación gradual de la energía del carbón y la quita de apoyo a las nuevas plantas de energía que utilizan ese combustible sumó hoy el compromiso de nuevos países y organizaciones (iStock)

La propuesta de eliminación gradual de la energía del carbón y la quita de apoyo a las nuevas plantas que utilizan ese combustible sumó hoy el compromiso de nuevos países y organizaciones.

18 países de las 190 naciones, regiones y organizaciones que forman parte del acuerdo, “se comprometieron por primera vez a eliminar gradualmente y a no construir o invertir en nueva energía de carbón, incluyendo Polonia, Vietnam y Chile, “lo que marca un hito en la COP26 en la transición global hacia la energía limpia”, informó el gobierno británico,

El secretario británico de Negocios Kwasi Kwarteng dijo el miércoles por la noche que los compromisos presentados en un aparte de la cumbre climática de Naciones Unidas en Glasgow, Escocia, (COP26) suponían que “el fin del carbón está a la vista”. Sin embargo, los críticos señalaron que varias economías importantes aún no han fijado una fecha para poner fin a su dependencia de un combustible responsable de buena parte de las emisiones que calientan el planeta.

El gobierno británico dijo haber recibido nuevos compromisos o fechas adelantadas para abandonar el carbón de países como Polonia, Ucrania, Vietnam y Chile.

La campaña del Reino Unido busca que los principales bancos se comprometan a poner fin al financiamiento del carbón, además de los compromisos de China, Japón, Corea y el G20 de poner fin al financiamiento extranjero para la generación de carbón hacia finales de 2021, poniendo fin de forma efectiva a toda la financiación pública de nueva energía de carbón, informó hoy mediante un comunicado el gobierno británico.

“Acordado bajo la Presidencia de la COP26 del Reino Unido, los países se comprometen a acelerar la eliminación del carbón y ampliar rápidamente el despliegue de la generación de energía limpia, lo que marca un punto de inflexión trascendental en la transición global a la energía limpia”, según el mismo parte del Reino Unido.

Para el gobierno británico “el fin del carbón, el mayor contribuyente al cambio climático, está a la vista gracias a que el Reino Unido aseguró una coalición de 190 países y organizaciones en la COP26, con países como Polonia, Vietnam, Egipto, Chile y Marruecos anunciando compromisos claros para eliminar gradualmente la energía del carbón”.

Los compromisos de hoy incluyen la nueva “Declaración de transición global del carbón a la energía limpia” y abarcan a “los países desarrollados y en desarrollo, los principales usuarios de carbón y los países vulnerables al cambio climático. Esto incluye a 18 países que se comprometen por primera vez a eliminar gradualmente y a no construir o invertir en nueva energía de carbón, incluyendo Polonia, Vietnam y Chile, lo que marca un hito en la COP26 en la transición global hacia la energía limpia”, precisó.

El objetivo es ampliar rápidamente la implementación de la generación de energía limpia
El objetivo es ampliar rápidamente la implementación de la generación de energía limpia

La declaración busca poner fin a toda inversión en nueva generación de energía a base de carbón a nivel nacional e internacional; ampliar rápidamente la implementación de la generación de energía limpia; eliminar gradualmente la energía del carbón en la década de 2030 para las principales economías y en la década de 2040 para el resto del mundo; y hacer una transición justa lejos de la energía del carbón de una manera que beneficie a los trabajadores y las comunidades”, agregó.

Según la información difundida por la oficina del Foreing Office, “a esto se suma a China, Japón y Corea, los tres mayores financiadores públicos de carbón, que se comprometieron a poner fin al financiamiento extranjero para la generación de carbón hacia fines de 2021, anunciado el año pasado durante la presidencia entrante de la COP26 del Reino Unido”.

Los acuerdos en el G7, el G20 y la OCDE para “poner fin a la financiación pública internacional del carbón envían una fuerte señal de que la economía mundial se está desplazando hacia las energías renovables”. Esto podría acabar con más de 40 GW de carbón en 20 países, equivalente a más de la mitad de la capacidad de generación de electricidad del Reino Unido.

“El día de hoy marca un hito en nuestros esfuerzos globales para combatir el cambio climático a medida que naciones de todos los rincones del mundo se unen en Glasgow para declarar que el carbón no tiene ningún papel que desempeñar en nuestra futura generación de energía”, dijo el secretario de Negocios y Energía del Reino Unido, Kwasi Kwarteng.

El funcionario británico consideró que “los ambiciosos compromisos asumidos hoy por nuestros socios internacionales demuestran que el fin del carbón está a la vista. El mundo avanza en la dirección correcta, listo para sellar el destino del carbón y aprovechar los beneficios ambientales y económicos de construir un futuro impulsado por energía limpia”, destacó.

En cambio, el portavoz de negocios del opositor Partido Laborista Ed Miliband advirtió que había “enormes lagunas”, como la falta de compromisos de los grandes emisores de dejar de aumentar el consumo interno de carbón”. También señaló que no había nuevos compromisos sobre el abandono del gas y el petróleo, los otros dos principales combustibles fósiles.

Los objetivos actuales para frenar el calentamiento global requieren que los países dejen de quemar carbón, pero muchas grandes economías, como Estados Unidos, China, India y Japón no han fijado fechas para abandonarlo.

Aun así, los expertos señalaron que los anuncios realizados hasta ahora en la cumbre, programada desde el 31 de octubre al 12 de noviembre, mostraba una tendencia creciente para abandonar el carbón.

“Los compromisos de hoy ayudarán a llevar a continentes enteros en su viaje para abandonar el carbón”, dijo Dave Jones, el grupo de estudios sobre energía Ember.

Para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París de limitar los aumentos de temperatura global a 1,5 grados, la transición global hacia la energía limpia debe progresar de cuatro a seis veces más rápido que en la actualidad. Dado que el carbón es el principal contribuyente al cambio climático, eliminarlo gradualmente y lograr una transición rápida e inclusiva a la energía limpia es esencial para mantener la meta de 1,5 grados al alcance.

El gobierno británico precisó que “28 nuevos miembros se han inscrito hoy en la alianza más grande del mundo para la eliminación del carbón, la Powering Past Coal Alliance lanzada y copresidida por el Reino Unido”.

Esto significa que para finales de este año, se habrán detenido todos los nuevos financiamientos públicos para las centrales eléctricas de carbón (REUTERS/David Gray/Archivo)
Esto significa que para finales de este año, se habrán detenido todos los nuevos financiamientos públicos para las centrales eléctricas de carbón (REUTERS/David Gray/Archivo)

Entre los nuevos integrantes figuran “Chile, Singapur y Durban” (Sudáfrica) que “se han unido hoy a más de 150 países, subnacionales y empresas, incluyendo los socios financieros NatWest, Lloyds Banking, HSBC y Export Development Canada. Esto representa más de 17 billones de dólares de activos ahora comprometidos con los objetivos de eliminación del carbón de PPCA”.

También ha habido un recorte del 76% en la cantidad de nuevas plantas de carbón planificadas a nivel mundial durante los últimos 6 años, lo que significa la cancelación de 1.000 GW de nuevas plantas de carbón desde el Acuerdo de París, aproximadamente equivalente a alrededor de 10 veces la capacidad máxima de generación total del Reino Unido.

El acuerdo global de hoy para pasar del carbón a la energía limpia incluye los siguientes puntos:

-No hay nueva energía de carbón: el final de la nueva energía de carbón está a la vista. El lanzamiento del pacto No New Coal Power por 6 países en el Diálogo de Alto Nivel de la ONU en septiembre, seguido de los compromisos en la Declaración de Transición Global del Carbón a la Energía Limpia. Esto significa que para finales de este año, se habrán detenido todos los nuevos financiamientos públicos para las centrales eléctricas de carbón, y las inversiones se centrarán cada vez más en acelerar la transición a fuentes de energía limpia como la eólica y la solar, ahora más baratas que la generación de carbón en la mayoría de los casos en la mayoría de los países. Esto acelera el creciente impulso global para poner fin a la nueva energía de carbón, demostrado por el colapso del 76% en el suministro global de plantas de energía de carbón propuestas desde el Acuerdo de París en 2015.

-Apoyo a las economías emergentes: además, las principales economías emergentes han anunciado planes para acelerar una transición justa del carbón a la energía limpia. Esto incluye una Asociación de Transición de Energía Justa de Sudáfrica por valor de 8.500 millones de dólares, así como Indonesia y Filipinas acordaron una nueva asociación innovadora con el Banco Asiático de Desarrollo para apoyar la eliminación anticipada de las plantas de carbón existentes. Se esperan más anuncios de financiamiento hoy en la COP26.

-Respaldo a las economías intensivas en carbón: los países con una importante generación de energía y minería del carbón enfrentan grandes desafíos sociales y financieros en la transición del carbón. El Consejo de Transición Energética (ETC) de la COP26 del Reino Unido moviliza y coordina la asistencia necesaria para permitir que las economías intensivas en carbón hagan una transición equitativa del carbón, reuniendo a 20 gobiernos y más de 15 instituciones internacionales para acelerar la transición del carbón a la energía limpia como parte de una economía verde de recuperación. Por ejemplo, el Centro de Respuesta Rápida del Consejo de Transición Energética brinda asistencia técnica, regulatoria y comercial de acción rápida a los países y ya ha respondido a 24 solicitudes en una variedad de áreas, incluida la eficiencia energética en Filipinas y la gestión de la red en Egipto.

-Garantizar una transición justa: hoy el Gobierno del Reino Unido también ha lanzado una nueva Declaración Internacional de Transición Justa, que garantiza que el alejamiento de las industrias del carbón con alto contenido de carbono dé como resultado un futuro sostenible, verde y justo, y que cree nuevos empleos y genere diálogo social local en economías emergentes. Coordinado por el Gobierno del Reino Unido, hasta ahora, 12 países han firmado, así como el Reino Unido y la Comisión de la UE, cubriendo un amplio espectro del financiamiento de los donantes del mundo, que ahora s hacia une está dirigiendo hacia una transición justa para las comunidades de todo el mundo.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR