Otro efecto peligroso de la crisis climática: aumentan las muertes por la caída de rayos

El fenómeno se registró en India, donde unas 2.500 personas perecieron en un año y se registró un aumento de un tercio en la cantidad de relámpagos

Los rayos caen con una carga de más de 1.000 voltios de electricidad
Los rayos caen con una carga de más de 1.000 voltios de electricidad

Faizuddin, un joven oriundo de India, aún esta traumatizado por el rayo que mató a sus tres amigos mientras se sacaban selfies en lo alto de un fuerte de 400 años en India, donde el cambio climático está haciendo que los ataques letales sean más comunes.

Decenas de personas han tenido los mismos finales trágicos este año en el estado occidental de Rajasthan, donde las muertes causadas por tormentas eléctricas solían ser poco comunes.

“Fui golpeado por tres rayos, uno seguido del otro”, dijo Faizuddin, con la voz temblorosa mientras permanecía envuelto en una manta en su casa en Jaipur.

Él y su trío de amigos de la infancia habían subido cientos de escalones hasta una torre de vigilancia en la cima de Amer Fort durante una tormenta de julio que también cobró la vida de ocho personas.

“El sonido fue ensordecedor, se escuchó como la explosión de una bomba. Mis pantalones y zapatos se incendiaron, mis extremidades se pusieron rígidas y no podía moverme “, dijo el joven de 21 años a la agencia de noticias AFP, con un corte profundo todavía en la cabeza.

Tanto vacas, como cabras y ovejas mueren durante las tormentas eléctricas, pero solamente con el poder de un rayo, en el estado de Assam, un rayo ha acabado con una manada de 18 elefantes.

Una mujer reza junto a los cadáveres de elefantes que, según los funcionarios forestales, murieron a causa de un rayo en el área forestal de la reserva Kundali en el distrito de Nagaon, Assam.
(Reuters)
Una mujer reza junto a los cadáveres de elefantes que, según los funcionarios forestales, murieron a causa de un rayo en el área forestal de la reserva Kundali en el distrito de Nagaon, Assam. (Reuters)

A principios de este año, en otro fuerte en Chittorgarh, unas horas al sur de donde murieron los amigos de Faizuddin, un rayo golpeó una torre lo que causo que un enorme pedazo de piedra se caiga al suelo.

El sitio fue equipado con cables para desviar los rayos de la estructura centenaria “pero resultó ser ineficaz”, dijo Ratan Jitarwal, un conservador que supervisa el trabajo de reparación del fuerte.

Los rayos contienen hasta mil millones de voltios de electricidad y pueden causar un daño inmenso no solo a los edificios cuando golpean, sino a humanos y animales. Se están volviendo más frecuentes, con casi 19 millones de golpes registrados en los 12 meses hasta marzo, un tercio más que el año anterior.

El calentamiento global está impulsando este aumento, dice Sanjay Srivastava de Lightning Resilient India Campaign, una de las pocas organizaciones que recopilan datos sobre tormentas eléctricas.

“Debido al cambio climático y el calentamiento localizado en la superficie de la Tierra y junto con el aumento de humedad, hay una repentina oleada de grandes relámpagos”, dijo a la AFP.

El pasado junio, una oleada de relámpagos se llevó la vida de 27 personas, asimismo dejando a otras cuatro en el hospital después de una severa turbulencia en un avión, durante la tormenta Monzón que se caracterizan por tener grandes oleadas de vientos y ahora, de rayos. Muchos de los fallecidos eran trabajadores rurales, y estaban trabajando en las plantaciones.

El problema es mundial, y la investigación de este año pronostica una posible duplicación del número promedio de rayos dentro del Círculo Polar Ártico durante este siglo. Esto podría desencadenar incendios generalizados y que enormes cantidades de carbono almacenados se escapen a la atmósfera, lo que agravaría el calentamiento global.

La evidencia sugiere que los rayos también se están volviendo más comunes en las áreas urbanas, una preocupación particular en India, donde se pronostica que la población en las ciudades aumentará dramáticamente en los próximos años.

Srivastava imagina que los resultados podrían ser catastróficos si, por ejemplo, una relámpago golpeara un hospital y provocara un cortocircuito en el equipo utilizado para mantener a los pacientes con soporte vital en cuidados intensivos

El primer ministro, Narendra Modi, anuncio una compensación de 200.000 rupias (2.746 USD) para los familiares de los fallecidos, y 50.000 rupias (686 USD) ha aquellos heridos por estos ataqus naturales.

Rayo golpea arriba de un área residencial en Kolkata, India.
(Reuters)
Rayo golpea arriba de un área residencial en Kolkata, India. (Reuters)

Al igual que con el aumento del nivel del mar, la frecuencia cada vez mayor de olas de calor mortales y otras consecuencias del cambio climático, el país de 1.300 millones de habitantes está luchando por adaptarse a la amenaza de los peores rayos.

Por otro lado, el pronóstico también es complicado y advertir a las personas de las tormentas que se aproximan es difícil. A causa de las muertes, científicos indios desarrollaron recientemente una aplicación móvil que busca brindar advertencias en tiempo real sobre relámpagos inminentes y las precauciones que deben tomarse.

Pero esto tiene un uso limitado en un país donde solo la mitad de la población tiene acceso a un teléfono y menos aún en las áreas rurales donde los relámpagos son más comunes. Muchas personas tampoco son conscientes de los peligros y de lo que deben hacer, como no refugiarse debajo de un árbol y evitar las áreas abiertas en una tormenta eléctrica.

“Si hubiéramos sabido que los rayos pueden matar y mutilar, nunca hubiéramos permitido que nuestro hijo saliera de la casa”, dijo Mohammed Shamim, cuyo hijo de 20 años murió en el incidente de Amer Fort.

”Ese día se había puesto una camiseta nueva y todo lo que quería era tomar buenas fotos con su teléfono. Pero se siente como el diablo vino del cielo y se llevara a nuestro hijo “.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR