United Nations Secretary-General Antonio Guterres speaks during the U.N. Climate Change Conference (COP25) in Madrid, Spain December 12, 2019. REUTERS/Sergio Perez
United Nations Secretary-General Antonio Guterres speaks during the U.N. Climate Change Conference (COP25) in Madrid, Spain December 12, 2019. REUTERS/Sergio Perez

Mañana es el último día de la cumbre en la que los líderes del mundo debaten sobre cómo frenar el aumento global de la temperatura promedio del planeta. Sin embargo, las discusiones en Madrid parecen lejos de estar zanjadas. A poco de que termine esta reunión no hay coincidencias en varios puntos del Acuerdo de París que aún deben definirse, entre ellos el aumento de la ambición para reducir gases de efecto invernadero y el mecanismo para contabilizar esos esfuerzos.

Aunque 73 países han expresado su intención de reforzar sus planes de acción climática a partir del año 2020 y de ellos, 11 ya han iniciado los procesos internos para relanzar sus nuevas metas, no es suficiente. Según los cálculos, apenas aumenta la ambición establecida en el acuerdo firmado en 2015 un 10%.

Además de estos 73 países (firmantes del Convenio de Cambio Climático), 14 regiones, 398 ciudades y 787 empresas, así como 16 grandes inversores están trabajando para alcanzar la neutralidad climática en 2050, es decir, lograr un balance de emisiones cero (de manera que los gases que se arrojen a la atmósfera sean absorbidos por bosques u otros sumideros).

“Es la demostración de que tanto los actores estatales como no estatales reconocen la urgente necesidad de afrontar una acción ambiciosa para combatir la emergencia del cambio climática”, indicó la presidencia de la conferencia de Madrid que a cargo Carolina Shmidt, la ministra de Ambiente chilena. Todos estos países forman parte de la llamada Alianza por la Ambición Climática, que fue promovida por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

¿Cuál es el problema? Que países muy importantes como China, India o Brasil y los Estados Unidos, que ha iniciado el proceso para la retirada del Acuerdo de París, no se encuentran en este grupo.

Foto de archivo. La ministra del Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, durante la ceremonia de apertura de la COP25 en Madrid, España. 2 de diciembre de 2019. REUTERS/Susana Vera.
Foto de archivo. La ministra del Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, durante la ceremonia de apertura de la COP25 en Madrid, España. 2 de diciembre de 2019. REUTERS/Susana Vera.

En este contexto, la cumbre del clima de Madrid (COP25) aún tiene abiertos varios debates y muchos dudan de que se llegue a buen puerto para mañana. Así, cómo lograr más ambición climática a partir de 2020, las reglas de los controvertidos mercados de carbono, el mecanismo de “pérdidas y daños” y la financiación a las naciones en desarrollo podrían seguir pendientes hasta el año próximo, momento en que debe ponerse en marcha el Acuerdo de París.

Los jóvenes fueron los primeros en manifestar su decepción ante las negociaciones: “En lugar de enfrentarse al problema y trabajar en verdaderas soluciones, sólo han pospuesto los debates importantes y la tendencia parece ser que se alejan cada vez más de los compromisos adoptados en la Conferencia de París”, destacó el movimiento Fridays for Future en un comunicado y convocó a una nueva manifestación para mañana en la capital española y en todo el mundo.

Por el momento, el documento final de esta cumbre sólo muestra un avance al incorporar como como parte integral del sistema climático de la Tierra y, por lo tanto, para la mitigación y adaptación a los impactos de la crisis climática a los océanos, algo que no sucedía hasta el momento. Sin embargo, muestra poco avance en los tópicos antes mencionados.

En otras ONGs, como la World Wildlife Fund (WWF) también se mostraron preocupados: “Si no hay planes nuevos en septiembre del 2020, no vamos a poder seguir las trayectorias para detener el aumento de temperaturas en 1,5ºC”, indicó a la prensa Manuel Pulgar-Vidal, el ex ministro de Energía, ex presidente de la COP20 de Lima y representante de esa entidad.

China, responsable de un 29% de la emisiones de gases de efecto invernadero, mostró preocupación ante la posible aplicación de aranceles de carbono por parte de la UE. El viceministro de Medio Ambiente de China, Zhao Yingmin sostuvo: “Todas las partes deben unirse para oponerse con todas sus formas al unilateralismo, incluido el proteccionismo comercial, y mantener el rumbo en nuestros esfuerzos colectivos para combatir el cambio climático”.

La posición de Argentina

La Argentina, que contó con la presencia del ex presidente Mauricio Macri en la primera semana de negociaciones en Madrid. También llevó su posición al segmento de alto nivel con el recién asumido ministro de Ambiente, Juan Cabandié. En su discurso, el flamante funcionario aseguró que la lucha contra el cambio climático será una “política de Estado” para la nueva gestión. “El cambio climático es una política de Estado en Argentina y buscamos que se consolide como política pública participativa, transparente y federal”, aseguró.

“Como país en desarrollo y desde América Latina procuramos demostrar que, si bien el liderazgo en materia de mitigación corresponde a los países desarrollados, es posible plantear una agenda proactiva de mitigación y de adaptación en el marco del desarrollo sostenido, fomentando políticas que promuevan la transición justa y la equidad, y aseguren que nadie quede atrás”, dijo el ministro.

Para que estas acciones sean posibles es imprescindible contar con el apoyo internacional en materia de financiamiento, tecnología y construcción de capacidades”, explicó Cabandié, a la vez que indicó que “esto requiere fortalecer el rol del Estado nacional y su articulación interna en la elaboración de políticas ambientales para abordar eficazmente las causas y las consecuencias del cambio climático, así como hacer frente a las medidas de respuesta a este fenómeno, minimizando su impacto sobre los más vulnerables”.

Hoy el ministro se reunió con representantes argentinos que están asistiendo a la cumbre quienes le transmitieron al ministro sus expectativas frente a la nueva gestión. Según pudo saber Infobae, Cabandié manifestó la vocación de diálogo de su administración y aseguró que el Ministerio a su cargo tendrá las puertas abiertas a la participación de todos.