Época de Oro: el costoso regalo que Cantinflas le dio a Silvia Pinal

Mario Moreno mantuvo una fuerte amistad con la actriz, pues fue de los primeros en darle una oportunidad en el cine

Mario Moreno y Silvia se convirtieron en amigos cercanos gracias a que Rafael Banquells los presentó en un evento (Foto: Prime Video "El Potero")
Mario Moreno y Silvia se convirtieron en amigos cercanos gracias a que Rafael Banquells los presentó en un evento (Foto: Prime Video "El Potero")

Una de las más fuertes amistades de la Época de Oro del cine mexicano fue la que Silvia Pinal mantuvo con Cantinflas desde el inicio de su carrera artística hasta la muerte del comediante, motivo por el cual el Mimo de la gabardina blanca siempre intentó llenar a su amiga de los más suntuosos regalos, como el que le entregó a La Diva como padrino de su primera boda.

Silvia Pinal se casó por primera vez a sus 17 años con Rafael Banquells, quien la ayudó a abrirse paso en el mundo del cine con algunas audiciones ya que era su mánager. Pese a que era muy joven, la histrionisa decidió formalizar su relación con su pareja ya que, según ha manifestado, en ese entonces era su única forma de librarse del yugo familiar y, además, la estaba ayudado con su carrera.

Una de las audiciones que Banquells consiguió para Silvia, previo a su boda, fue con Mario Moreno, quien tenía la costumbre de lanzar a una nueva estrella con cada película en la que participaba. Durante un evento al que asistieron varias celebridades, Rafael los presentó y le hizo la propuesta al comediante de darle una oportunidad a Pinal. El protagonista de Ahí está el detalle quedó maravillado con la belleza y personalidad de la actriz, por lo que no dudó en incluirla en su filme El portero.

Silvia confesó que una de sus principales características, con la que lograba llamar la atención, eran sus ganas de superarse en el cine (Foto: INAH)
Silvia confesó que una de sus principales características, con la que lograba llamar la atención, eran sus ganas de superarse en el cine (Foto: INAH)

Debido a la diferencia de edad que existía entre los actores, Moreno siempre vio a Silvia como una promesa del cine a la que debía impulsar lo posible para que brillara como las más grandes actrices de la época. Inclusive, según recordó la histrionisa, él le auguró que se convertiría en una celebridad más importante que él.

Gracias a la fuerte amistad que entablaron, Pinal le pidió al Mimo de la gabardina blanca que fuera su padrino de bodas y el comediante aceptó inmediatamente, feliz de poder formar parte de un momento tan íntimo para sus colegas.

Poco después de que se celebró la unión entre Rafael y Silvia, Cantinflas le hizo llegar un sobre a la recién casada, quien se sorprendió en el momento en que lo abrió y se dio cuenta de que era un cheque de 5 mil pesos, lo que actualmente equivaldría a poco más de 173 mil pesos.

Cantinflas con Silvia Pinal poco después de la boda (Foto: Twitter/@MundoCantinflas)
Cantinflas con Silvia Pinal poco después de la boda (Foto: Twitter/@MundoCantinflas)

Según recordó la protagonista de El Inocente en entrevista para El minuto que cambió mi destino, en el momento en que leyó la cifra, lo primero que hizo fue estirar el cheque para comprobar que era verdadero. Después, se contactó con Moreno para comprender el porqué de tanto dinero, a lo que él le pidió que no le diera excusas para recibirlo como su regalo de bodas y le dijo que fuera a comprar lo que quisiera.

Lo primero que hizo Silvia fue correr a la primera tienda de muebles que se le ocurrió, ahí compró lo que pensaba que más necesitaba para poder comenzar a darle forma al hogar que compartió con Rafael Banquells: la cama, el comedor y la sala.

Silvia Pinal y Rafael Banquells con su hija, Sylvia Pasquel, poco antes del divorcio (Foto: Facebook/Cine Mexicano de Oro)
Silvia Pinal y Rafael Banquells con su hija, Sylvia Pasquel, poco antes del divorcio (Foto: Facebook/Cine Mexicano de Oro)

No obstante, gracias a las oportunidades laborales que la protagonista de Viridiana estaba obteniendo debido a su talento y el impulso que Cantinflas intentaba darle, la relación con su esposo comenzó a debilitarse, pues él se convirtió en la nueva versión de sus padres; Banquells no la dejaba salir de su casa, no le permitía aceptar cualquier proyecto y quería tener control de todo en la vida de su esposa.

Esto llevó a que Pinal buscara el divorcio y, con ello, casi caer en bancarrota. Mario Moreno habría sido uno de los únicos que decidió permanecer junto a su amiga durante la difícil época que para ella significó el fin de su matrimonio.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR