El vertiginoso historial amoroso de Silvia Pinal: quiénes le robaron el corazón

La primera actriz es reconocida por ser de la prolíficas de la época del Cine de Oro mexicano, su belleza le valió muchas conquistas

Silvia debutó en el cine a los 17 años de edad. Foto: Cuartoscuro
Silvia debutó en el cine a los 17 años de edad. Foto: Cuartoscuro

La belleza y talento de la primera actriz Silvia Pinal no solo le valió muchos protagónicos en la época del Cine de Oro Mexicano, también innumerables conquistas. Entre ellas galanes de talla internacionales, magnates y hasta políticos. Aunque su relación más popular al momento es con el intérprete Enrique Guzmán, hubo otros afortunados que sostuvieron un romance con la también empresaria.

Rafael Banquells

Rafael Banquells en su boda con Silvia y de padrino Cantinflas
Rafael Banquells en su boda con Silvia y de padrino Cantinflas

La actriz, con 17 años de edad se casó con Banquells, quien tenía 35 años, en 1947. La actriz menciona en su libro que él era muy buena persona pero no fue suficiente para continuar con su relación. De su primer matrimonio nació Sylvia Pasquel.

Años más tarde la misma diva del cine mexicano aseguró que se casó a tan corta edad porque quería liberarse del “yugo” familiar y deseaba tener una vida más independiente, aunque para la época, este matrimonio dio mucho de qué hablar por la diferencia de edades entre la pareja.

El padrino de bodas de Silvia Pinal y Rafael Banquells fue el cómico Mario Moreno “Cantinflas”, cuyo regalo de bodas fueron cinco mil pesos; dinero que la celebridad usó para comprar un comedor, sala y colchón matrimonial.

Gustavo Alatriste

Foto: Archivo
Foto: Archivo

En 1961, Silvia se casó con su segundo esposo, Gustavo Alatriste con quien tuvo a Viridiana Alatriste. En su biografía relata cómo sucedió. “Lo conocí en casa de Ernesto (Alonso). Yo no fumaba ni he fumado pero me ponía con un cigarro en la mano a ver quien me lo encendía y ahí venía él luego, luego.

Y ahí me di cuenta que me estaba fajando. Pero estaba casado y yo me dije con casados no quiero nada. Pero el destino se encargó: se fue su mujer a Italia y él se enteró que le era infiel por allá”.

Los dos siguieron de esposos hasta 1967, momento en que se divorciaron. De ese matrimonio nació Viridiana, el nombre lo eligió Pinal en honor a una película que filmó con el director Luis Buñuel, a quien conoció gracias a Gustavo.

Emilio Azcárraga Milmo

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Uno de sus amores fue el heredero de Televisa Emilio Azcárraga Milmo. “El Tigre”, como se le conocía al padre del actual presidente de la compañía, tuvo una relación de cuatro años con la diva del Cine de Oro mexicano, quien lo recuerda con cariño.

“Nos quisimos mucho. Emilio era muy guapo, fuerte, varonil y me quería mucho, cosa que era muy importante para mí. Fue absolutamente recíproco”, dijo la actriz a medios mexicanos. En su libro “Ésta soy yo”, Pinal relató que Azcárraga Milmo era muy alegre y compartían aficiones como bailar, esquiar y viajar, así que de salir a divertirse surgió el amor.

“Yo le cantaba, porque le gustaba mucho que yo le cantara, le gustaba el tormento. Son recuerdos muy bonitos”, dijo Pinal durante la presentación de la serie Silvia Pinal frente a ti, que se estrenó en el año 2019.

Arturo de Córdova

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Este amor de Silvia Pinal ocurrió mientras filmaba su primer gran película: Un extraño en la escalera de 1955 con el galán de la época Arturo de Córdova que se dice, cayó perdidamente enamorado de doña Silvia, aunque su noviazgo fue fugaz.

El famoso era un sueño inalcanzable, así lo reveló en una entrevista cuestionada sobre una referencia de él en un capítulo de su bioserie. Debido a su experiencia con diferentes idiomas, comenzó a lograr popularidad, incluso su estilo elegante era muy comentado en aquella época, por lo que optó por viajar a la Ciudad de México para tener una oportunidad en XEW.

Tulio Hernández

Silvia Pinal y Tulio
Silvia Pinal y Tulio

Años después de terminada su relación Enrique Guzmán, Silvia conoció a Tulio Hernández y se casó con él en 1982 en lo que resultó ser su entrada a la política porque él era gobernador de Tlaxcala.

Así Silvia se convirtió en primera dama del estado desde 1981 y hasta 1987. En ese entonces se supo que ella ya tenía ambiciones políticas con el PRI, y de hecho en entrevistas negó que el hecho de estar casada con Hernández fuera su puerta de entrada al Congreso local.

Enrique Guzmán

Silvia Pinal y Enrique Guzmán (captura de biografía en YT)
Silvia Pinal y Enrique Guzmán (captura de biografía en YT)

Uno de los periodos más complicados de su vida tiene que ver con Enrique Guzmán. La actriz y el intérprete mantuvieron una relación entre 1967 y 1976. De acuerdo con Silvia Pinal, el cantante estaba loco por ella, le cantaba y la conquistó haciendo gala de su carisma y encanto natural.

Silvia y Enrique se casaron en 1967 y el tiempo que estuvieron según sus palabras “no fue precisamente un cuento de hadas”. Pinal, quien es 10 años mayor que Guzmán, reveló en el libro autobiográfico Esta soy yo, que sus primeros años de matrimonio estuvieron llenos de amor, casi como una eterna luna de miel.

Un año después nació Alejandra Guzmán, su primera hija, y en 1969, llegó al mundo Luis Enrique. Fue justo después del parto cuando aparecieron las primeras señales del supuesto abuso. Se trataba de comentarios fuera de lugar y discusiones que hicieron que las caretas comenzaran a caer. Los episodios de infidelidad no faltaron, pero evidentemente, la diva jamás dijo nada en su momento.

SEGUIR LEYENDO: