Vacunado y preparando un libro: “Pulgarcito” y su vida después de la cárcel

A sus 71 años, Cesáreo Quezadas compartió la alegría de poder acceder a la vacunación y celebró la vida de su madre

Cesáreo Quezadas Cubillas dio vida al pequeño "Pulgarcito" del cine mexicano (Foto: captura de pantalla/YouTube@Historias del Cine Mexicano)
Cesáreo Quezadas Cubillas dio vida al pequeño "Pulgarcito" del cine mexicano (Foto: captura de pantalla/YouTube@Historias del Cine Mexicano)

Cesáreo Quezadas Pulgarcito estuvo 19 años en la cárcel luego de que sus ex esposas acusaron que la ex estrella infantil del cine mexicano habría abusado sexualmente de algunos de sus hijos.

Ahora trascendió que el hombre de 71 años, que salió de prisión hace un mes, accedió a la primera dosis de su vacunación contra el COVID-19 en la ciudad de Mérida, Yucatán, donde radica. Tras cumplir su sentencia, el hombre asegura que busca hacer una nueva vida alejado del escándalo.

Luego de su inmunización, el ex actor concedió unas palabras a Ventaneando, donde confesó que su deseo es viajar a reencontrarse con su madre María de Jesús, a quien vio después de casi 20 años el día que fue liberado.

"Pulgarcito" estuvo aislado en prisión por casi 20 años (Foto: captura de pantalla/YouTube@Historias del Cine Mexicano)
"Pulgarcito" estuvo aislado en prisión por casi 20 años (Foto: captura de pantalla/YouTube@Historias del Cine Mexicano)

“Ya estoy vacunado afortunadamente, tener viva a mi mamá a los 96 años. Desde que caí (en la cárcel) me dijo ‘Ay hijito, no sé si te pueda yo esperar’ (le digo) ‘Mamá, espérame’, (me dice), ‘Voy a tratarte de esperar, que Dios me dé vida para verte salir”, contó el actor y narró cómo fue el día en que la señora acudió al centro penitenciario a recibirlo.

Y me la trajeron me hizo llorar, sus lagrimitas me rodaban, y soy duro, pero al ver a mi madre con toda la familia sí fue algo bonito, cuesta trabajo transmitir sentimientos, una emoción, un gusto, una alegría, el llanto era de alegría, nada que ver con la depresión, con la tristeza, era una emoción así que me llegó y me dobló

Expresó que agradece haber salido en libertad, pero también destacó aspectos del CeReSo donde estuvo recluido: “Extraño a mis compañeros, el deporte. Tal vez muchos no estén de acuerdo conmigo, pero el darle mucha importancia a la libertad cuando no se tiene es un error porque sobreestimar, aunque valga mucho la libertad hay cosas que valen más, la vida, la salud”.

"Pulgarcito" logró fama internacional siendo un niño (Foto: Twitter@anamaalvarado)
"Pulgarcito" logró fama internacional siendo un niño (Foto: Twitter@anamaalvarado)

“Creo que de entre todos los Ceresos del país y del mundo este es uno de los que tienen mejor clima, hay 25 árboles frutales distintos, dentro del Cereso, hay talleres, hay cosas bonitas. No se llega uno a sentir plenamente (encerrado). Se me olvidaba por mucho tiempo que esa era una cárcel, que no podía yo salir, vamos a decirlo”, contó el actor que dejó de aparecer en los proyectos fílmicos desde que era joven.

“Me interesa comercializar las hamacas que hacen allá adentro mis amigos del Cereso, que les salen preciosas” agregó Cesáreo Quezadas, quien también planea escribir un libro biográfico donde cuente su experiencia de vida. Y respecto a sus hijos, Pulgarcito se dice tranquilo.

Yo sé que jamás la lastimé que no hice nunca nada de lo que yo pudiera avergonzarme, mis hijas saben que cuentan conmigo que en la medida de lo que esté a mi alcance hacer por ellas lo haría yo encantado de la vida, que la próxima vez que me vean no sea dentro de una cajita”, finalizó el histrión.

Un poco más grande, alternó en cine con su homónimo español Joselito (Foto: Archivo)
Un poco más grande, alternó en cine con su homónimo español Joselito (Foto: Archivo)

Conocido por su carrera infantil en la llamada época de oro del cine mexicano, cuando participó en más de 17 cintas incluidas Pulgarcito, de 1958, película dirigida por René Cardona que le confirió gran fama y gracias a la cual obtuvo el mote con el que se le conocería en su carrera artística, Santa Claus, de 1959; Caperucita y Pulgarcito contra los monstruos, y Aventuras de Pulgarcito y Joselito - con su colega, el actor español- el hombre fue acusado a principios de la década de los 2000 por violación de menores en agravio de sus propios hijos.

Ha destacado que durante todos sus años de reclusión, Quezadas insistió en su inocencia, y aseguró que fue víctima de una venganza de sus exparejas, quien se habrían aliado para demandarlo. Comentó que su condena fue injusta, y aseguró que no cometió los actos que le fueron atribuidos, sino que a su consideración, su condena fue basada en pruebas inexistentes y amañadas.

SEGUIR LEYENDO: