Entre la basura y el olvido, el triste final de Alma Delia Fuentes, figura de la Época de Oro

Participó en 54 películas, entre ellas “Los Olvidados” de Luis Buñuel. Sus últimos años los vivió sola en un garaje

Foto: Twitter / @mxcinefilos
Foto: Twitter / @mxcinefilos

Alma Delia Susana Fuentes González desde pequeña mostró su talento en la actuación, pues a sus 13 años ya había trabajado en 11 películas y Buñuel coronó su estrellato dándole el papel de “Meche” en Los Olvidados, gracias al cual su carrera ascendió. Murió a los 80 años, después de vivir por años en el olvido, rodeada de basura.

La intérprete de “Meche” nació en la Ciudad de México el 22 de enero de 1937. A los 10 años inició su carrera con la película Sinfonía de una vida (1946) de Celestino Gorostiza y un año después apareció junto a Pedro Infante en La barca de Oro (1947). En 1949 trabajaría en Alla en el rancho grande y Una familia de tantas, películas que lograron llamar la atención de Buñuel.

Finalmente, después de haber participado en algunas otras películas y comenzar a estudiar teatro, en 1950 Alma Delia participa en Los Olvidados, uno de los trabajos más criticados y alabados de Luis Buñuel por ser una cinta en la que se retrata la cruda realidad de una familia que vive en la pobreza.

Alma Delia Fuentes trabajó junto a Luis Buñuel en "Los Olvidados", cinta que la llevó al reconocimiento internacional (Foto: Twitter / @mxcinefilos)
Alma Delia Fuentes trabajó junto a Luis Buñuel en "Los Olvidados", cinta que la llevó al reconocimiento internacional (Foto: Twitter / @mxcinefilos)

Fue nominada a Mejor Actuación Infantil por los premios Ariel y su carrera continuó entre películas, telenovelas y obras de teatro. En 1951 volvió a ser nominada en la misma categoría y finalmente ganó gracias a su papel de “María Elena” en la película de Julio Bracho Historia de un corazón.

Alma Delia decidió parar su carrera artística en la década de 1970, pues quería dedicarse a la crianza de sus hijos. Desde entonces, desapareció de las cámaras y se refugió en una de las lujosas propiedades que se había comprado con sus ganancias en el espectáculo.

En 2016 varios medios reportaron que la actriz vivía en condiciones deplorables. Había comprado una lujosa mansión en la colonia Lomas Hipódromo en Naucalpan, Estado de México. La mansión era tan grande que, cuando Alma Delia se vio imposibilitada para mantenerla limpia y cuidada, decidió transferirse al garaje.

Dormía en la habitación que alguna vez fue de su chofer, rodeada de basura. Sus vecinos eran quienes la alimentaban y cuidaban, ya que sus hijos vivían sus vidas lejos de ella. Alma Delia ya sólo contaba con la compañía de sus dos gatos, su perra pug y un perico, había sido olvidada.

Alma Delia Fuentes murió en en el olvido, rodeada de basura en el garaje de su mansión (Fotos David Estrada)
Alma Delia Fuentes murió en en el olvido, rodeada de basura en el garaje de su mansión (Fotos David Estrada)

A los 17 años, la actriz se casó con Julio Azcárraga, primo de Emilio Azcárraga Milmo. Con él tuvo cuatro hijos: Ama Delia, Ana Rosa, Bertha Eugenia y Julio Azcárraga. Después se divorció y contrajo matrimonio con el actor Rafael de Río, de quien también se divorció. Ninguno de los que alguna vez fueron sus seres queridos la acompañaron en sus últimos años.

Su casa tenía cinco habitaciones, un estudio y alberca techada, pero ella se había instalado en el garaje con sus mascotas, las que, al igual que ella, algunos días no tenían qué comer. TV Notas informó que estaba rodeada de fotografías, excrementos, basura, ropa y humedad. Los vecinos habían intentado bañarla ya que pasaban meses sin que la actriz pisara un baño, pues los de su mansión no servían.

Las medias que usaba ya se encontraban completamente rasgadas, su ropa no se la había cambiado en mucho tiempo, pero sus preocupados vecinos tenían miedo de quitarle ropa por llevarse parte de su piel. “Parece que las medias ya están pegadas a sus piernas”, declaró una vecina.

Alma Delia Fuentes murió un día como hoy por enfermedades infecciosas que adquirió debido a la forma en que vivió sus último años (Foto: Twitter / @FilmotecaUNAM)
Alma Delia Fuentes murió un día como hoy por enfermedades infecciosas que adquirió debido a la forma en que vivió sus último años (Foto: Twitter / @FilmotecaUNAM)

Al parecer, debajo de esas medias, a la altura del tobillo, tenía una herida que nunca tuvo la oportunidad de sanar. No se sabe por cuánto tiempo estuvo así, pero posiblemente eso fue lo que la llevó a la muerte.

Después de que explotó la polémica por la forma en que Alma Delia vivía, su hija mayor comenzó a visitarla de forma esporádica, pero eso no mejoró sus condiciones de vida. Los vecinos tuvieron que levantar varios reportes en Atención Ciudadana de la Secretaría de Desarrollo Social, pero de nada sirvieron.

A los pocos meses sus vecinos reportaron la desaparición de la actriz, no se sabía qué había sucedido con ella. Algunos comunicaron a TV Notas que habían visto cómo una ambulancia la había recogido, otros decían que su hija mayor se la había llevado.

Finalmente, el 2 de abril de 2017 se anunció la muerte de Alma Delia Fuentes. Falleció a los 80 años debido a sepsis y osteomielitis, ambas enfermedades infecciosas que se agravaron por las condiciones en las que vivió.

En sólo 22 años de una exitosa carrera Alma Delia Fuentes participó en 54 películas, 5 telenovelas y algunas obras de teatro. Algunas de sus participaciones mejor recordadas, además de Los Olvidados, son en A.T.M. A toda máquina! (1951), Mi esposa y la otra (1952) y Las tres perfectas casadas (1953).

SEGUIR LEYENDO: