Lilia Prado, la estrella de la Época de Oro del cine mexicano que murió en la soledad

La actriz nació el 30 de marzo de 1928. Protagonizó películas junto a Pedro Infante y alcanzó el éxito con Luis Buñuel

Lilia Prado cumpliría 93 años. Falleció sin pareja ni hijos por una enfermedad renal que se complicó en 2006 (Foto: Twitter / @saulmontoro)
Lilia Prado cumpliría 93 años. Falleció sin pareja ni hijos por una enfermedad renal que se complicó en 2006 (Foto: Twitter / @saulmontoro)

Lilia Prado, la actriz amiga de Pedro Infante y protagonista de muchas películas como La ilusión viaja en tranvía (1953), de Luis Buñuel, habría cumplido 93 años este miércoles, pero murió sin hijos ni pareja a los 78 años en 2006 por una enfermedad renal, que se complicó por una falla pulmonar y le causó un infarto.

Leticia Lilia Amezcua Prado, mejor conocida como Lilia Prado, nació el 30 de marzo de 1928 en Sahuayo, Michoacán. Desde pequeña presentó interés en pertenecer al mundo del espectáculo, intentó unirse a un circo y después ser bailarina, pero falló en ambas ocasiones, además de que sus padres se oponían a ello. Después de finalizar la secundaria, decidió independizarse y comenzó a trabajar como telefonista.

En la segunda mitad de la década de los años 40, Lilia ganó un concurso de belleza a sus 18 años, lo que le permitió incursionar en el mundo del cine con los estudios Azteca, pero como extra, sin acreditar. Participó en La Barca De Oro (1947), en donde Pedro Infante y Sofía Álvarez fueron los protagonistas, Soy Charro De Rancho Grande (1947) e incluso en Tarzán y Las Sirenas (1948) junto a Johnny Weissmuller y Brenda Joyce.

Su primer papel protagónico lo obtuvo en Confidencias de un ruletero (1949), junto a Adalberto Martínez “Resortes”, dirigida por Alejandro Galindo. En esta película, gracias a su talento para el baile, su belleza y sus atractivas piernas, se convirtió en una de las actrices más solicitadas.

Lilia Prado compartió pantalla con Pedro Infante en varias ocasiones y fue protagonista de algunas películas de Luis Buñuel (Foto: Twitter / @FilmotecaUNAM)
Lilia Prado compartió pantalla con Pedro Infante en varias ocasiones y fue protagonista de algunas películas de Luis Buñuel (Foto: Twitter / @FilmotecaUNAM)

En 1950 compartió de nuevo pantalla con Pedro Infante, pero esta vez siendo protagonista en Las mujeres de mi general y El Gavilán Pollero (1951) que le permitieron consolidarse como actriz estelar, lo que después la llevó a actuar para uno de los mejores directores de cine, Luis Buñuel.

Su mejor época fue sin dudas la de la década de 1950, por haber trabajado con Luis Buñuel en varias películas que la lanzaron al estrellato internacional, lo que dejó propuestas de Hollywood que rechazó. El primer film en el que trabajó con Buñuel fue Subida Al Cielo (1952), después en La Ilusión Viaja En Tranvía (1954) y en Abismos De Pasión (1954), adaptación de Cumbres Borrascosas de Emily Brontë.

A pesar de que Lilia participó en cerca de 100 películas, nunca tuvo una formación profesional. Intentó estudiar en el INBA como alumna de Celestino Gorostiza, pero no llegó a culminar sus estudios, pues desde un inicio ella había aprendido a actuar haciendo cine e improvisando. Esto no la detuvo para que hoy gracias a su basta filmografía, la recordemos como una de las actrices más importantes de la Época de Oro del Cine Mexicano.

También participó en obras de teatro como La prostituta respetuosa en 1952, La mujer, el marido y la muerte (1959) y Juguete para un matrimonio (1970). En la década de 1960 participó en varias telenovelas como Las momias de Guanajuato (1962), Entre sombras (1967) y Tiempo de perdón (1968), aunque nunca dejó el cine. Entre los distintos papeles que desempeñó, se destacó como co-protagonista en El Analfabeto, junto a Cantinflas en 1961, Senda prohibida (1962) y Los cuervos están de luto (1965).

Lilia Prado fue actriz de cine, teatro y telenovelas, lo que la posicionó como una de las estrellas de la Época de Oro del cine mexicano (Foto: Facebook / Cine de Oro Mexicano)
Lilia Prado fue actriz de cine, teatro y telenovelas, lo que la posicionó como una de las estrellas de la Época de Oro del cine mexicano (Foto: Facebook / Cine de Oro Mexicano)

Ganó diversos premios como el Premio a la Mejor Actriz Extranjera en 1971 en el Festival Internacional de Cine de Panamá, Diosa de Plata a Mejor Actriz de Cuadro en 1973 por el PECIME y el Premio Ariel de Oro por su carrera cinematográfica en 1999. Sus última películas fueron Tres veces mojado (1989) y Desafiando a La Muerte (Agentes Federales) (1990).

Contrajo matrimonio con el torero Gabriel Priede España, pero no prosperó y duró sólo dos meses. Fue gran amiga de Pedro Infante, incluso el cantante intentó obtener algo más que una amistad de ella, pero Lilia no lo permitió. No tuvo hijos porque en su juventud tuvo un embarazo que finalizó en aborto por una enfermedad, lo que le hizo renunciar a la idea de ser madre.

En sus últimos años padeció de los pies y esto la orilló a tener una movimiento más controlado y utilizar andadera para poder caminar. Se mantuvo en contacto con sus hermanas hasta su muerte, y negó dar entrevistas, pues esperaba llegar a sentirse nuevamente bien.

Falleció el 22 de mayo de 2006 y a su velorio asistieron celebridades como: Carmen Salinas, Beatriz Aguirre, Sara Montes, Blanca Estela Limón y Mayte Carol. Fue sepultada junto a su madre María Luisa Prado, como lo pidió antes de su muerte, en el Panteón Jardín de la Ciudad de México, en donde también se encuentran los cuerpos de Pedro Infante, Jorge Negrete, Germán Valdés, entre otros.

SEGUIR LEYENDO: