La pareja real ahora cuenta con más medidas de seguridad (Foto: Reuters)
La pareja real ahora cuenta con más medidas de seguridad (Foto: Reuters)

Los duques de Sussex y su pequeño bebé, Archie Mountbatten-Windsor, se encuentran festejando el Día de Acción de Gracias lejos de su hogar. Sin embargo, eso no los detiene de hacer cambios en Frogmore Cottage, la actual residencia de la pareja real.

Las autoridades de Windsor instalaron una nueva cerca a las afueras de la casa de Harry y Meghan. Algunos locales se dieron cuenta que una nueva valla hecha de madera de avellano tejido a mano se instaló fuera de la propiedad en los últimos meses.

El cercado tuvo un costo estimado de GBP 12,000 (302,122 pesos mexicanos), el cual pagó el estado de la corona, según información del diario The Daily Mail. Esta tercera valla, se encuentra detrás de otra que está hecha de madera tradicional, rodea la propiedad y elimina por completo las vistas del jardín, así como de la casa de los duques desde los caminos cercanos.

No se sabe a ciencia cierta si este nuevo arreglo se creó para reforzar la seguridad de la casa, un intento de mejorar la privacidad de la pareja real o una nueva característica para hacer los jardines más atractivos.

Frogmore Cottage (Foto: Twitter@chrisshipitv)
Frogmore Cottage (Foto: Twitter@chrisshipitv)

Los cambios al hogar del príncipe Harry y Meghan Markle se hicieron después de que surgieran preocupaciones de seguridad a principios de este año. Esto debido a que Frogmore House, que se encuentra cerca del la residencia de la pareja, de se abre al público tres días al año con el propósito de recolectar fondos para diversas organizaciones benéficas.

El pasado mes de mayo, durante una de esas visitas, varios miembros del público tuvieron la oportunidad de acercarse a unos 10 metros de la entrada de la vivienda, y algunas personas incluso trataron de echar un vistazo al interior y tomar fotos.

En mayo, tras el nacimiento del pequeño Archie, un miembro del personal de Frogmore House le dijo a la publicación: “Estábamos esperando que se cancelara, pero se le dio la autorización”.

“Pero existen muchas más restricciones que años anteriores por razones obvias. Han instalado nuevas cámaras de seguridad fuera de la cabaña y nuevas puertas de madera. Aún así, es muy sorprendente lo cerca que puede llegar el público”, agregó.

Frogmore Cottage (Foto: Twitter@LadyRoyalDramas)
Frogmore Cottage (Foto: Twitter@LadyRoyalDramas)

Durante la jornada de puertas abiertas, Frogmore Cottage estaba firmemente cerrada y vigilada por la policía armada. La cabaña tiene una cerca de metal (además de las dos ya mencionadas) alrededor de su perímetro que es patrullada por la policía y vigilada por CCTV, cuando la pareja y su hijo están en casa.

Esta no es la primera vez que hay un escándalo en torno a su actual domicilio. A mediados de este año documentos oficiales de la casa real revelaron que las renovaciones en su nueva morada, tuvieron un costo de GBP 2.4 millones (60 millones 424 mil 560 pesos mexicanos).

Según los documentos, la renovación consistió en “la reconfiguración y restauración completa de cinco unidades residenciales en mal estado para crear la residencia oficial para el duque y la duquesa de Sussex”.

Por el momento la pareja está en un descanso de seis semanas, y volverán a sus actividades reales después de las fiestas navideñas.

La pareja y el pequeño Archie viven en Frogmore Cottage (Foto: Reuters)
La pareja y el pequeño Archie viven en Frogmore Cottage (Foto: Reuters)

El príncipe Harry y Meghan Markle festejaron dos años del anuncio de su compromiso por medio de una publicación en su cuenta de Instagram.

“En este día, hace dos años: ¡El 27 de noviembre de 2017, el Príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron la noticia de su compromiso, y luego se convirtieron en Sus Altezas Reales El Duque y la Duquesa de Sussex! Desde entonces celebraron su aniversario de bodas y dieron la bienvenida a su hijo, Archie, al mundo”, decía la publicación.

MÁS SOBRE ESTE TEMA