Captura de pantalla
Captura de pantalla

Después de sobrevivir a un doble trasplante de riñón, José Luis Rodríguez “El Puma” tiene prohibido quejarse y más bien agradece como un regalo cualquier cosa que viene para él, como ocurrió esta semana con la Academia Latina de la Grabación, que le otorgó el premio a la Excelencia Musical del Latin Grammy.

En una entrevista para Infobae, el cantante venezolano habló de cómo se tomó el reconocimiento y cómo se sintió la primera vez que volvió a los escenarios después de los problemas de salud que enfrentó, así como de los planes que tiene para el próximo año.

-¿Cómo tomas el reconocimiento que la Academia Latina te dio por la trayectoria?

-Yo pensé que me iban a dar el reconocimiento con los pulmones viejos, pero tuvieron fe y dijeron ‘no, El Puma va a sobrevivir y vamos a tener que darle el premio después del trasplante’. Lo recibo con humildad, con emoción, pensé que no me iba a emocionar, pero realmente me emocioné. Estoy hipersensible después de lo que me ha pasado.

-¿Cambió tu forma de ser, tu personalidad?

- No sé si la personalidad, porque siempre me gusta estar contento, alegre, que la gente disfrute, transmitir eso que todo mundo quiere transmitir: amor, fe, esperanza, cariño, alegría, hacer sentir a la gente que están bien.

-¿En el momento crítico de tu vida pensabas que ibas a estar hoy en día acá?

-Uno ve la visión internamente, eso es la fe, la convicción de lo que tú no ves, la certeza de lo que estás esperando, y lo ves con los ojos del espiritu. Uno ora a Dios muchísimo, (pedía) al señor que me regalara un poco más de tiempo porque quería hacer cosas que no hice por que perdí el tiempo. Cuando naces lo que te entregan es un cheque en blanco que se llama tiempo. Yo perdí fortunas en tiempo y quiero recuperarlo.

Para el intérprete, “la vida no es una carrera de velocidad sino de resistencia hasta llegar a la meta” y por ello está tratando de sacar a cada minuto y segundo “lo máximo que pueda, porque tienes toda la muerte para descansar”-

-¿En un momento pierdes la esperanza?

- Quién no se amanece un día muy flaco de la fe, yo llegué a pesar 140 libras, entre mi esposa y mi asistente me ayudaron en este proceso. (No habría podido) sin ellas, sin Dios, sin la fe, sin los médicos, el donante, la familia del donante. Es cruel decir que una persona tiene que morir para que tú sigas viviendo, pero así es la vida. Estoy agradecido a la familia que dijo que sí.

-Eres un agradecido a la vida y así se llama el tour que empezaste a hacer...

-Y va a terminar en diciembre de 2020.

-Cuéntame cómo nació esa canción (“Agradecido”)

-Erika Ender, que creo es la compositora más fuerte del planeta en este momento, no sé cómo fue la conexión, pero de repente me vi con ella sentado en mi casa conversando por horas. Saqué todo lo que tenía adentro y ella lo que hacía era escuchar y entonces empezó el proceso de escribir. Cada línea que soltaba yo le decía 'está perfecto'. Cuánto puedes escribir en tres minutos de una vida de 56 años de carrera. Tiene frases hermosísimas, fabulosas.

Durante la charla, el intérprete destacó la importancia que tiene n la vida Dios, la familia, el trabajo y la familia.

Comentó que en el video "Agradecido", grabado en Miami, están los médicos y las personas que tuvieron que ver con su proceso para crear un milagro. "Hay milagros en los que Dios va juntando gente para que se produzcan realmente".

Y aseguró que los médicos le dijeron que el suyo era un caso único en el mundo, con una persona de su edad (76 años) que volviera a cantar.

(captura video)
(captura video)

-¿Cómo te preparas para el proximo año?

-Empiezo a planificar desde ahora. Ya hay varias cosas que están saliendo, vamos a dedicarnos a ir a Estados Unidos y México (con la gira), que es mucho camino por recorrer. Vamos a hacer todo lo que mi cuerpo aguante.

-¿Cuál fue la sensación la primera vez que te subiste un escenario después de tal operación?

- El primer show que hicimos fue en Miami. Estaba muy emocionado, ineveitablemete uno tiene ahí adentro que hurgar y tratar de no llorar, pero era tanta la emoción que no pude aguantarme. Normalmente hago una hora 20 de show y esa vez hice casi tres horas y no me di cuenta. Empecé a disfrutar de las canciones, de la reacción de la gente. No podían sacarme de ahí.

-¿Cómo fue el momento en que recibiste el premio?

-Fue hermoso, después de ver tantas cosas en la vida y decir ‘no me quiero emocionar’, pero es inevitable eso, ver la gente que pensabas que no ibas a ver más. Fue hermoso, lo recibí con humildad, con emoción y enfrente de una gente que tiene mucha trayectoria. Es de verdad un honor.

El cantante no sabe si se merece el premio, pero él va “recibiendo las cosas que me da Dios como regalos extras”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: