La pareja anunció su separación en 2016 (Archivo)
La pareja anunció su separación en 2016 (Archivo)

Angelina Jolie y Brad Pitt formaba una de las "parejas doradas" de Hollywood, pero el cuento de hadas terminó en 2016 cuando decidieron separarse. Desde entonces, los actores han enfrentado una dura batalla por la custodia de sus hijos que, parece,  por ahora se ha calmado. Sin embargo, hay un motivo relacionado con una propiedad que podría desatar otro capítulo en su guerra.

De acuerdo con el portal RadarOnline, la actriz ya puso los ojos en el Chateau Miraval, la propiedad francesa que la pareja compró y donde tienen un espacio para producir su marca de vino. Además fue ese el lugar donde se casaron en agosto de 2014.

"Angie ha estado de regreso en Francia recientemente e hizo un peregrinaje hacia el chateu y su lagar, que aún comparte con Brad. Hicieron un pacto de caballeros de que  lo compartirán ya que (su vino) es una empresa lucrativa, pero cuando Angie regresó a la propiedad se dio cuenta de cuánto la ama y cuánto podría enloquecer a Brad si se la quitara", detalló una fuente cercana a Radar.

En septiembre de 2016, Angelina Jolie presentó una solicitud de divorcio alegando “diferencias irreconciliable” con Brad Pitt. Así, tras diez años de relación y solo dos de casados, la famosa pareja “Brangelina” anunciaba el final de su unión. Todavía siguen peleando por la custodia de sus hijos
En septiembre de 2016, Angelina Jolie presentó una solicitud de divorcio alegando “diferencias irreconciliable” con Brad Pitt. Así, tras diez años de relación y solo dos de casados, la famosa pareja “Brangelina” anunciaba el final de su unión. Todavía siguen peleando por la custodia de sus hijos

Según la misma versión, Brad no le pondrá el camino fácil a Angelina para quedarse con el chateau.

"Brad ama ese lugar y está muy orgulloso de su estatus como enólogo y sabe que Angelina probablemente sólo lo vendería, o peor, lo demolería sólo por ser rencorosa. Él peleará hasta el final para asegurarse de mantener su Chateau".

Desde 2016, Pitt y Angelina mantienen una disputa tras anunciar su separación. Aunque los problemas ya venían de tiempo atrás en la pareja, un altercado de Brad con su hijo Maddox en un vuelo privado aceleró el fin de su relación.

Angelina Jolie no quería compartir la custodia legal de sus hijos con su ex, Brad Pitt (AFP)
Angelina Jolie no quería compartir la custodia legal de sus hijos con su ex, Brad Pitt (AFP)

Señalamientos contra Pitt por supuesta agresividad y abuso en el consumo de alcohol han rodeado a la disputa en la que la relación del actor con sus hijos se ha visto afectada, pues por ejemplo- han pasado más de 2 años sin que se le  vea en público con Maddox y Pax.

Apenas hace unos días se supo que los actores habían dado un "gran paso" en su intento por arreglar su situación, pues Angelina le permitió a Brad pasar el verano con sus seis hijos.

"Invitó a sus padres, Jane y William, a que se quedaran con ellos en su mansión en Los Ángeles para que puedan pasar un momento agradable en familia", dijo una fuente a The Sun.

Sin embargo, la posible disputa por la propiedad del Chateau Miraval se cierne como una nueva amenaza en su camino para llegar a un acuerdo y también podría retrasar la publicación del libro de memorias de Brad, en donde pretende contar su versión de los hechos.

Angelina Jolie y Brad Pitt se casaron en 2014 en Francia
Angelina Jolie y Brad Pitt se casaron en 2014 en Francia

"Brad ha estado sobrio y trabajando en su libro de memorias por un tiempo. Él sólo quiere que termine el drama con Angelina y los niños", añadió una fuente más a Radar Online.

Entre el intercambio de acusaciones de los actores, Angelina -por ejemplo- dijo a través de su abogada que Brad no se había hecho responsable de pagar la manutención de sus hijos durante un año y medio.

"Pitt tiene una obligación de pagar la pensión alimenticia. Hasta el momento no ha pagado ningún tipo de pensión significativa desde la separación", indicaba el escrito presentado por la abogada de Jolie ante la corte de Los Ángeles.

Un furioso Brad pidió a sus abogados que presentaran documentación a la corte para demostrar que había pagado más de USD 7 millones desde la separación y además, que le hizo un préstamo millonario a Jolie para que pudiera comprar la mansión de Los Ángeles en la que vive actualmente.