La extorsión ocurrió cuando Pati Chapoy estaba de vacaciones (captura YouTube)
La extorsión ocurrió cuando Pati Chapoy estaba de vacaciones (captura YouTube)

La presentadora Pati Chapoy reveló detalles de la extorsión que sufrió su familia y que la dejó sin los ahorros que hizo durante décadas.

El lunes por la mañana, Chapoy publicó un par de tuits en los que lamentaba el hecho y dijo que durante la transmisión de Ventaneando ofrecería más detalles.

Ya en el programa, la presentadora de TV Azteca explicó que realizó un viaje fuera de México para festejar su cumpleaños, acompañada por su esposo, Álvaro Dávila.

Durante sus vacaciones, el martes de la semana pasada, recibió una llamada de uno de sus hijos en donde le habló de la extorsión de la que había sido víctima una mujer que trabaja en la casa de Chapoy y que es de toda su confianza.

Esta persona lamentablemente tomó una maleta y la llenó de relojes, collares, plumas, mancuernillas, dinero en efectivo para entregárselos en propia mano (a los delincuentes)

Chapoy lamentó que en México la gente esté a expensas de la delincuencia y que han sido muchos los ciudadanos que han sido atacados, humillados y ultrajados.

 
A mí no me ha regalado nadie nada, a mi marido tampoco. Tenemos 50 años de trabajar permanentemente y hemos logrado tener un ahorro para continuar nuestras vidas, pues todo eso se lo llevaron, se lo llevaron de la forma más estúpida que se puedan imaginar

Chapoy explicó que fue una mujer de acento colombiano quien llamó y le dijo a su empleada que "había un problema muy serio, que iban a llegar unos comandantes a mi casa, que iban a entrar a la fuerza, que iban a robar, que si quería que evitar que eso pasara le tenía que enviar afuera (los objetos), que le entregara las cosas y con eso ya no iba a suceder lo que había planeado".

La presentadora explicó que la mujer entró en pánico y no lo comentó con nadie, "no se le ocurrió colgar el teléfono, no hizo una llamada telefónica a mis hijos o a nosotros. Se llevó la maleta y unas bolsas. Salió del fraccionamiento y se los entregó en propia a mano a los ladrones".

La presentadora aseguró que situaciones como esas ocurren a diario en México y aunque confía en que las autoridades hagan algo, también ha advertido que el asunto parece una "papa caliente" que se están arrojando entre la Policía federal, la SEIDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada) y las autoridades de la Ciudad de México.

Así estamos, indefensos, los mexicanos y lo lamento mucho porque sigo creyendo que hay más personas buenas que facinerosos