La última campaña de Kenzo con Britney Spears como su nueva imagen generó críticas en las redes sociales por el supuesto exceso de retoque digital en la cantante.

La estrella pop, que posa con diseños de la campaña de primavera-verano de la marca, luce un rostro terso sin imperfecciones y una figura mejor que cuando tenía 20 años. 

Con una temática de los 80 que revive los clásicos de la firma, la intérprete de "Toxic" aparece espectacular con crop tops y prendas que dejan a la vista su cuerpo notificado.

El material fue realizado por el fotógrafo Peter Lindbergh en las calles de Los Ángeles.

La propia cantante compartió algunas de las fotos en su cuenta de Instagram.

Los usuarios notaron el retoque excesivo y se expresaron en Twitter.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: