Miami: ¿en qué meses hay mayor peligro de huracanes?

La temporada ciclónica mantiene al sur de la Florida en vilo gran parte del año. Entérate cuándo ocurre y qué se hace en esos casos

El huracán Sally, de 2020, en el Golfo de México. (RAMMB/NOAA/NESDIS/AFP)
El huracán Sally, de 2020, en el Golfo de México. (RAMMB/NOAA/NESDIS/AFP)

Los ciclones o huracanes son parte de la vida en Miami. La temporada ciclónica comienza el 1 de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre, con su mayor actividad concentrada en septiembre. Aunque la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA) pronosticó una temporada activa en el Atlántico para 2022, los residentes agradecieron que se demorase algunas semanas sin tormentas graves.

Mientras se espera la evolución de la depresión tropical Nueve, que podría afectar todo el sur de la Florida y la isla de Cuba, los locales se preparan, tal como indicó el alcalde de Miami, Francis Suárez, en una conferencia de prensa urgente. Los visitantes deben permanecer alerta también.

Es importante consultar los reportes meteorológicos. Si no has vivido un huracán, todo lo que te han contado es poco. Incluso en tiempos de baja actividad como la temporada 2022, basta una sola tormenta para destruir una comunidad.

El pronóstico de abundantes huracanes para 2022 se basó en la presencia del fenómeno oceánico y atmosférico La Niña, desde agosto hasta octubre, coincidiendo con el momento de mayor actividad en septiembre. Espaciados en ciclos de cinco a siete años, El Niño y La Niña son fenómenos alternativamente cálidos y fríos que afectan las regiones tropicales y provocan cambios en la temperatura y los regímenes de lluvia. Cuando los alisios soplan desde el oeste, se da la fase fría.

En años del fenómeno oceánico atmosférico La Niña suele haber mayor actividad ciclónica. (NOAA Climate.gov)
En años del fenómeno oceánico atmosférico La Niña suele haber mayor actividad ciclónica. (NOAA Climate.gov)

La inesperada demora de tormentas en el Atlántico se explica porque una de las razones para que se formen ciclones es la presencia de aire húmedo en la atmósfera, y el aire seco en la altura ha interrumpido este proceso. Otra razón es la presencia de un TUTT o Canal Troposférico Superior Tropical): por su baja presión, provoca vientos cortantes capaces de despedazar una tormenta en formación.

NOAA pronostica que La Niña se extenderá hasta bien adentrado el invierno. Cabe recordar que el huracán Andrew, que causó daños irreparables en el sur de la Florida en 1992 (especialmente en la zona de Homestead, al suroeste de Miami en la península), ocurrió en un año en que solo hubo siete tormentas. Como contexto, el 2022, todavía lejos de concluir, ya ha registrado seis tormentas. Dado que La Niña se extenderá, se mantendrán las posibilidades de que haya un ciclón fuera de temporada.

Los vientos no son el único peligro durante un huracán, también lo son las inundaciones. (EFE/Cristóbal Herrera)
Los vientos no son el único peligro durante un huracán, también lo son las inundaciones. (EFE/Cristóbal Herrera)

Si a pesar de consultar el parto meteorológico te sorprende un huracán en Miami, en tu hotel puedes obtener información de qué hacer durante una tormenta. El condado de Miami-Dade elabora todos los años una Guía Oficial de Preparación para Huracanes, disponible en castellano en el website oficial.

Haz caso a los expertos y sigue sus recomendaciones, que pueden llegar hasta la necesidad de evacuar un área. Además de un susto, te llevarás una nueva experiencia que contar cuando regreses a casa.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR