Wall Street registró una de las mejores jornadas del año tras el positivo reporte de la inflación en EEUU

Las acciones cerraron en máximos de tres meses. Las acciones tecnológicas y las criptodivisas lideraron las subidas

Operadores trabajan en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York (REUTERS/Andrew Kelly)
Operadores trabajan en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York (REUTERS/Andrew Kelly)

Wall Street se disparó el miércoles después de que un reporte indicara la inflación se enfrió más de lo esperado el mes pasado, lo que desató la especulación de que la Reserva Federal podría no tener que ser tan agresiva con la subida de los tipos de interés como se temía.

En la campana de cierre, el índice Dow Jones ganó 1,63%, el tecnológico Nasdaq un fuerte 2,89% y el S&P 500 2,13 por ciento.

Las acciones cerraron en máximos de tres meses. Las acciones tecnológicas, las criptodivisas y otras inversiones que se encuentran entre las más perdedoras del año debido a las agresivas subidas de tipos de la Reserva Federal lideraron las subidas. Los rendimientos del Tesoro retrocedieron bruscamente tras los datos de inflación, ya que los operadores recortaron sus apuestas sobre cuánto subirá la Fed los tipos de interés en su reunión del próximo mes.

Gran parte de la desaceleración de la inflación en julio se debió a la bajada de los precios de la gasolina y el petróleo. Pero incluso después de ignorar eso y los volátiles precios de los alimentos, la llamada “inflación subyacente” se mantuvo estable el mes pasado en lugar de acelerarse como habían previsto los economistas.

Los datos alentaron a los operadores a reducir las apuestas sobre cuánto subirá la Fed los tipos de interés en su próxima reunión. Ahora ven una subida de medio punto porcentual como el resultado más probable, según CME Group. Un día antes, apostaban por una subida más agresiva de 0,75 puntos porcentuales, igual que las dos últimas subidas.

Estas diferencias pueden no parecer gran cosa, pero los tipos de interés contribuyen a fijar el rumbo de los precios en los mercados financieros. Y los tipos más altos tienden a bajar los precios de todo, desde las acciones hasta las materias primas y las criptomonedas.

Los precios de los bonos se dispararon inmediatamente después de la publicación del informe sobre la inflación, lo que hizo bajar sus rendimientos. El rendimiento del Tesoro a dos años, que tiende a seguir las expectativas de la Fed, cayó al 3,14% desde el 3,27% del martes.

El rendimiento a 10 años se hundió más lentamente, hasta el 2,76% desde el 2,78%, estrechando la distancia que lo separa del rendimiento a dos años. Muchos inversores consideran que esta brecha es una señal bastante fiable de una próxima recesión.

La preocupación por la recesión ha aumentado a medida que la inflación más alta de los últimos 40 años aprieta a los hogares y a las empresas de todo el mundo. La Reserva Federal y otros bancos centrales han subido los tipos para frenar la economía con la esperanza de acabar con la inflación, pero corren el riesgo de ahogarla si actúan con demasiada agresividad.

“El camino que están tratando de recorrer es el del filo de la navaja”, dijo Brian Nick, estratega jefe de inversiones de Nuveen.

No cabe duda de que la inflación sigue siendo dolorosamente alta, y la expectativa es que se mantenga así durante un tiempo. Sin embargo, los datos del miércoles rejuvenecieron a Wall Street, que se tambaleó tras un informe de empleo más fuerte de lo esperado el viernes, que aumentó las expectativas de una Fed más agresiva. Reforzó las esperanzas de que un pico en la inflación -y, por tanto, en las subidas de tipos más agresivas de la Reserva Federal- pueda estar en el horizonte.

“Es un paso en la dirección correcta, pero hay que tener en cuenta que tenemos muchos kilómetros por delante antes de que la inflación se normalice”, dijo Mike Loewengart, director gerente de estrategia de inversiones de E-Trade de Morgan Stanley.

La Reserva Federal recibirá otros informes muy esperados antes de su próximo anuncio sobre los tipos de interés el 21 de septiembre, que también podrían alterar su postura. Entre ellos se encuentran los informes que muestran las tendencias de contratación en toda la economía, que se publicarán el 2 de septiembre, y la próxima actualización de la inflación al consumidor, que se publicará el 13 de septiembre.

De forma más inmediata, los informes de esta semana mostrarán la evolución de la inflación a nivel mayorista y si los hogares estadounidenses siguen reduciendo sus expectativas de inflación, un dato influyente para los funcionarios de la Fed.

No obstante, los datos de la inflación del miércoles ayudaron a las acciones de toda Europa a subir con modestas ganancias, mientras que los mercados que cerraron antes en Asia bajaron en su mayoría. El DAX alemán cedió un 1,2%, el Nikkei 225 japonés cayó un 0,6% y el Hang Seng de Hong Kong perdió un 2%.

(Con información de AP y AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR