Los 6 puntos clave de la nueva ley de control de armas en Estados Unidos

En qué consiste esta propuesta histórica apoyada por los demócratas y una minoría de republicanos

Vista del Capitolio, sede del Congreso de EE.UU., en Washington (EFE/Samuel Corum)
Vista del Capitolio, sede del Congreso de EE.UU., en Washington (EFE/Samuel Corum)

Un proyecto de ley bipartidista para frenar la violencia armada en Estados Unidos fue aprobado en el Congreso este viernes, en la respuesta legislativa más amplia de las últimas décadas a las masacres que han consternado, aunque no sorprendido, a los estadounidenses.

A continuación, los puntos claves del proyecto de ley:

1. 750 millones de dólares para ayudar a los estados a implantar y gestionar programas de intervención en crisis

Este dinero puede utilizarse para mantener las armas fuera de quienes suponen una amenaza para sí mismos o para los demás. También para otros programas de intervención en crisis, como los tribunales de salud mental, los tribunales de drogas y los tribunales de veteranos.

2. Cierre de la llamada laguna del novio

La legislación cierra una laguna legal de hace años en la ley de violencia doméstica que prohibía portar armas a las personas que habían sido condenadas por delitos de violencia doméstica contra sus cónyuges o parejas con las que compartían hijos o cohabitaban. El nuevo proyecto de ley prohibirá tener armas a quienes sean condenados por un delito de violencia doméstica contra alguien con quien tengan una “relación seria y continuada de carácter romántico o íntimo”.

3. Exigencia para que más vendedores de armas se registren como comerciantes de armas de fuego con licencia federal

El proyecto persigue a los individuos que venden armas de fuego como principal fuente de ingresos, pero que previamente han evitado registrarse como distribuidores de armas de fuego con licencia federal. Esto es importante porque los distribuidores con licencia federal están obligados a realizar comprobaciones de antecedentes antes de vender un arma a una persona.

4. Revisiones más exhaustivas de las personas de 18 a 21 años que quieran comprar armas

La legislación llama a los estados a incluir los registros de menores en el Sistema Nacional de Verificación Instantánea de Antecedentes Penales (NICS) con subvenciones, así como a aplicar un nuevo protocolo de comprobación de dichos registros. Otorga al NICS tres días para revisar el historial de un individuo. Si aparece algo potencialmente descalificador, el sistema dispone de siete días adicionales. Si la revisión no se ha completado para entonces, la transferencia de armas sigue adelante.

5. Creación de nuevos estatutos federales contra el tráfico de armas

La legislación facilita la persecución de quienes compran armas para personas que no pueden hacerlo por sí mismas.

6. Aumento de la financiación de los programas de salud mental y la seguridad escolar

Este dinero se destina a una serie de programas, muchos de los cuales ya existen, pero que se financiarían con más fuerza con la nueva ley.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR