Biden pidió trabajar por hacer de EEUU un país más seguro

El mandatario viajará este domingo a la localidad de Uvalde, en Texas, para visitar a los familiares de la masacre registrada el pasado martes en la escuela primaria Robb

Biden pidió trabajar por hacer de EEUU un país más seguro
Biden pidió trabajar por hacer de EEUU un país más seguro

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró este sábado que si bien no se puede “ilegalizar la tragedia”, sí que se puede trabajar para hacer que EEUU sea más seguro, tras el tiroteo que el martes costó la vida de 19 niños y dos maestras en Uvalde (Texas).

En un discurso en la Universidad de Delaware, Biden aseguró que el país puede hacer “de una vez por todas” lo que hay que hacer para “proteger las vida de nuestra gente y de nuestros hijos”, en una referencia velada a incrementar el control sobre las armas de fuego, cuya posesión es un derecho constitucional en EEUU.

“Ante una fuerza así de destructiva debemos permanecer fuertes. Pido a todos los estadounidenses que se den la mano y se dejen oír para hacer que esta nación sea lo que puede y deber ser”, apuntó el mandatario.

Después de que el martes Salvador Ramos, de 18 años, entrase en un colegio de Uvalde (Texas) armado con un rifle y matase a 19 niños (la mayoría de 10 años) y a dos maestras, en EEUU resurgió con fuerza el debate sobre el control de las armas.

Se reabre el debate en EEUU sobre el uso de armas entre la población civil
Se reabre el debate en EEUU sobre el uso de armas entre la población civil

En líneas generales, los políticos demócratas apoyan medidas que restrinjan el acceso a las armas, mientras que los republicanos y el poderoso grupo de presión de la Asociación Nacional de Rifle se oponen a ellas.

Biden viajará este domingo a Uvalde, donde se prevé que mantenga encuentros con las familias de las víctimas.

Por su parte, la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, acudió este sábado al funeral de una de las mujeres que fallecieron el 14 de mayo en Buffalo (estado de Nueva York), cuando un hombre blanco de 18 años entró armado en un supermercado de un barrio de mayoría negra y mató a diez personas.

Tras asistir al evento, Harris pidió que se prohíban las armas de asalto en el país.

“¿Saben lo que es un arma de asalto? ¿Saben cómo se diseñó un arma de asalto? Fue diseñada para un propósito específico: matar a muchos seres humanos rápidamente. Un arma de asalto es un arma de guerra que no tiene cabida en una sociedad civil”, sostuvo la vicepresidenta estadounidense.

Harris también propuso un mayor control en la venta de armas, como una verificación de antecedentes para saber si el posible cliente ha cometido con anterioridad algún tipo de crimen, algo que ya sucede con las licencias para conducir un automóvil.

(Con información de EFE y Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR