Joe Biden confirmó que nominará a una mujer afroamericana para la Corte Suprema tras el retiro de Stephen Breyer

El presidente norteamericano no dio nombres de las posibles candidatas, pero adelantó que anunciará su decisión “antes de fines de febrero”

Joe Biden junto al juez de la Corte Suprema, Stephen Breyer, quien hizo oficial su retiro a partir del próximo mes de junio (REUTERS/Kevin Lamarque)
Joe Biden junto al juez de la Corte Suprema, Stephen Breyer, quien hizo oficial su retiro a partir del próximo mes de junio (REUTERS/Kevin Lamarque)

Joe Biden encabezó este jueves una conferencia de prensa desde la Casa Blanca, junto al juez de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, Stephen Breyer, para confirmar el retiro del magistrado. En la misma ceremonia, el presidente norteamericano evitó dar nombres de posibles candidatos para sucederlo, pero afirmó que respetará el compromiso que había expresado durante la campaña electoral: la persona nominada será la primera mujer afroamericana que integrará el máximo tribunal judicial.

“No he tomado ninguna decisión excepto una: la persona que nominaré será alguien con extraordinarias calificaciones, carácter, experiencia e integridad. Y esa persona será la primera mujer negra nominada al Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Mantendré mi compromiso de campaña”, manifestó Biden.

Si bien no dio nombres de las posibles candidatas y tampoco confirmó en qué fecha hará el anuncio, el mandatario adelantó que la decisión se conocerá “antes de fines de febrero”.

Durante la campaña electoral de 2020, Biden prometió que si tenía la oportunidad nominaría a una mujer afroamericana para la máxima instancia judicial.

Leondra Kruger, actual jueza en el Tribunal Supremo de California (REUTERS)
Leondra Kruger, actual jueza en el Tribunal Supremo de California (REUTERS)

La Casa Blanca aún no ha dado a conocer sus opciones, pero dos posibles candidatas son Leondra Kruger, actual jueza en el Tribunal Supremo de California, y Ketanji Brown Jackson, a quien ya consideró Barack Obama en 2016 para otra vacante en el Supremo y que trabajó como secretaria judicial para el propio Breyer.

El jefe de Estado adelantó que el proceso de selección “será riguroso”.

Ketanji Brown Jackson es otra candidata a ser nominada por Joe Biden para la Corte Suprema de EEUU (Tom Williams/ REUTERS)
Ketanji Brown Jackson es otra candidata a ser nominada por Joe Biden para la Corte Suprema de EEUU (Tom Williams/ REUTERS)

Con respecto a Breyer, Biden le expresó la “gratitud” del país “por su destacada carrera”. “Es un modelo de servidor público en un momento de gran divisón en el país”, enfatizó.

Horas antes de la conferencia, Breyer le envió una carta al presidente anunciando su decisión de retirarse. “Querido presidente, le escribo para decirle que he decidido retirarme del servicio judicial como juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos”.

En la misiva afirmó que su trabajo como juez -14 años en un tribunal de apelaciones y casi 28 en el Tribunal Supremo- ha sido un “privilegio”. ”Me encontré con que el trabajo fue complejo y lleno de significado. Las relaciones con mis compañeros han sido cálidas y amigables. Durante todo este tipo, he sido consciente del gran honor que ha sido participar como juez en el esfuerzo de mantener nuestra Constitución y el Estado de Derecho”, concluyó.

El juez progresista Stephen Breyer, uno de los nueve integrantes del Tribunal Supremo de Estados Unidos, se jubilará cuando concluya en julio el actual curso judicial.

La jubilación de Breyer la da al presidente la oportunidad de confirmar a un magistrado progresista para el Tribunal Supremo, donde los conservadores actualmente tienen una mayoría de seis contra tres.

Con 83 años, es el miembro de más edad de la Corte, a la que llegó en 1994 tras ser nominado por el entonces presidente demócrata Bill Clinton (1993-2001) y, enseguida, se convirtió en una de las voces progresistas del máximo tribunal judicial.

El juez Stephen Breyer aseguró que fue un "privilegio" haber integrado la Corte Suprema de EEUU (REUTERS/Kevin Lamarque)
El juez Stephen Breyer aseguró que fue un "privilegio" haber integrado la Corte Suprema de EEUU (REUTERS/Kevin Lamarque)

Conocido por sus preguntas incisivas durante los argumentos orales, Breyer siempre defendió que la Constitución debe interpretarse dentro del contexto de cada época, lo que en algunas ocasiones le valió choques con jueces más conservadores como Antonin Scalia, fallecido en 2016.

Una de las sentencias más conocidas que escribió Breyer tiene que ver con el derecho al aborto. En 2016, el juez se encargó de escribir el fallo que tumbó una ley de Texas y que había servido para cerrar la mitad de las clínicas abortivas de ese estado.

En otra ocasión, en 2015, se desmarcó de la mayoría de los miembros del Tribunal Supremo y, en una nota aparte, consideró que la pena de muerte se había convertido en una condena tan arbitraria en Estados Unidos que probablemente era inconstitucional.

Desde hace meses, grupos progresistas como Demand Justice han pedido a Breyer que se jubile para que Biden pueda nominar a un sustituto aprovechando que el Partido Demócrata domina el Senado, del que depende la confirmación de los jueces del Tribunal Supremo.

El año pasado, miembros de Demand Justice se pasearon en un camión por las calles aledañas al edificio de la máxima corte con un gran cartel que rezaba: “Breyer jubilate. Es hora de que llegue una mujer negra el Tribunal Supremo”.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR