Joe Biden dijo que revertir la tendencia inflacionaria de Estados Unidos es “una prioridad” tras la suba al 6,2% anual

El mandatario se pronunció después que los datos del gobierno develaran que los precios escalaron 0,9% en octubre para alcanzar la tasa más alta desde 1990

Foto de archivo del presidente de EEUU, Joe Biden, en una rueda de prensa en la Casa Blanca. (REUTERS/Evelyn Hockstein)
Foto de archivo del presidente de EEUU, Joe Biden, en una rueda de prensa en la Casa Blanca. (REUTERS/Evelyn Hockstein)

Invertir la tendencia inflacionaria que llevó a los precios al consumidor en Estados Unidos a un pico máximo en 30 años durante el mes de octubre, será “una prioridad”, dijo este miércoles el presidente Joe Biden.

“La inflación hiere los bolsillos de los estadounidenses, y revertir esta tendencia es una prioridad principal para mí”, dijo Biden luego de que datos del gobierno develaran que los precios escalaron considerablemente en octubre, subiendo un 6,2% en el último año.

Los precios han subido a lo largo de este año, ya que las vacunas Covid-19 permiten que la economía estadounidense se reabra de la recesión del año pasado, dando a los opositores de Biden un argumento en contra de los proyectos de ley de gastos en los que ha apostado su presidencia.

Si bien obtuvo una victoria la semana pasada cuando el Congreso aprobó una revisión de plan de infraestructura de US$ 1.2 billones, el destino del proyecto de ley “Build Back Better” (Reconstruye mejor) de Biden de US$ 1.75 billones destinado a mejorar una gama de servicios sociales sigue estancado en el Congreso.

El senador Joe Manchin se encuentra entre los miembros cuyas objeciones a su costo han retrasado su aprobación, y luego de la publicación de los datos del índice de precios al consumidor del Departamento de Trabajo, tuiteó: “Según todas las cuentas, la amenaza que representa la inflación récord para el pueblo estadounidense no es ‘transitoria’ y, en cambio, está empeorando“.

Si bien la Reserva Federal reafirmó la semana pasada su creencia de que “se espera que (la inflación actual) sea transitoria”, muchos economistas también se muestran escépticos, y señalan también que los salarios están subiendo fuertemente porque las empresas se pelean por los trabajadores.

En la imagen, el presidente de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed), Jerome Powell. EFE/Al Drago/Pool/Archivo
En la imagen, el presidente de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed), Jerome Powell. EFE/Al Drago/Pool/Archivo

En este contexto, Biden viajaba a Baltimore el miércoles para promocionar los beneficios de su proyecto de ley de infraestructura mientras lidia con la caída de los índices de aprobación que han generado temores de que sus legisladores demócratas puedan perder su escasa mayoría de control del Congreso en las elecciones de mitad de período del próximo año.

Escalada de precios

Los precios de consumo subieron 0,9% desde septiembre, según los datos publicados hoy estadística, más del doble que en el balance del mes anterior.

El salto de este mes estuvo impulsado principalmente por los aumentos en el combustible, alimentos y automóviles.

Si se excluyen los componentes volátiles de los alimentos y la energía, el IPC subió un 0,6%, tras haberlo hecho un 0,2% en septiembre. El llamado IPC subyacente subió un 4,6% en términos interanuales, el mayor incremento desde agosto de 1991, después haberse mantenido en el 4,0% durante dos meses consecutivos.

Un supermercado en St. Louis, Missouri (REUTERS/Lawrence Bryant/archivo)
Un supermercado en St. Louis, Missouri (REUTERS/Lawrence Bryant/archivo)

La Reserva Federal comenzó este mes a reducir la cantidad de dinero que inyecta en la economía a través de la compra mensual de bonos. La medida de inflación preferida por el banco central estadounidense para su objetivo flexible del 2% aumentó a un 3,6% interanual en septiembre.

La recuperación de la economía mundial está impulsando los precios del petróleo. El crudo Brent ha subido más del 60% este año.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos proyectó el martes un pequeño aumento de los precios de la gasolina para 2021 y 2022 en su última Perspectiva Energética a Corto Plazo, en comparación con sus previsiones del mes pasado.

Ante la escasez de mano de obra, las empresas se aferran a sus trabajadores. En otro informe del miércoles, el Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo estatales cayeron 4.000 a una cifra desestacionalizada de 267.000, en la semana terminada el 6 de noviembre.

Se trata del nivel más bajo desde mediados de marzo de 2020, cuando la economía estuvo a punto de detenerse bajo la embestida de los confinamientos y cierres de empresas destinados a frenar la primera oleada de contagios del COVID-19.

Aun así, las solicitudes de reembolso, que llevan seis semanas consecutivas de descenso, se encuentran a una distancia considerable de su nivel anterior a la pandemia.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR