Más de 40 países condenaron las “violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos” contra los uigures en China

La ONU le exigió al régimen de Beijing que les permita el acceso “sin trabas” a las zonas afectadas donde residen musulmanes y otras minorías

Un niño mira a una mujer uigur pasando frente a su casa en una zona residencial de Turpan, en Xinjiang, China
Un niño mira a una mujer uigur pasando frente a su casa en una zona residencial de Turpan, en Xinjiang, China

Una declaración firmada por 43 países ha condenado las “violaciones sistemáticos de los Derechos Humanos” cometidas por las autoridades del régimen de China contra los musulmanes uigures y otras minorías en la provincia china de Xinjiang.

“Hay violaciones generalizadas y sistemáticas de los Derechos Humanos, tortura, esterilización forzada, violencia sexual y separación”, recoge la declaración, leída por el embajador francés en la ONU, Nicolas De Riviere.

Asimismo, indica que Beijing debe permitir a los observadores de las Naciones Unidas el acceso “sin trabas” a las zonas afectadas.

La lista de países que respaldaron el documento en un comité de derechos humanos de la Asamblea General de la ONU incluye a Albania, Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Eswatini, Finlandia, Francia, Honduras, Irlanda, Islandia, Italia, Japón, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Islas Marshall, Mónaco, Montenegro, Nauru, Países Bajos, Nueva Zelanda, Macedonia del Norte, Noruega, Palau, Polonia, Portugal, Reino Unido, San Marino, Suecia y Turquía.

Los diplomáticos han denunciado que China ha ejercido una enorme presión sobre algunos Estados para que no se adhieran a la declaración, con “amenazas” a los países más pobres que reciben apoyo de las misiones locales de la ONU.

La Asamblea General de la ONU
La Asamblea General de la ONU

La semana pasada, la misión política de Naciones Unidas en Haití se prorrogó sólo tras difíciles negociaciones. En un principio, China indicó que vetaría la resolución para ampliar el mandato de la misión. Así, a diferencia de una declaración similar del año pasado con 39 firmantes, Haití no ha apoyado el documento este jueves.

Expertos y organizaciones de derechos humanos estiman que hasta un millón de uigures, kazajos, hui y otros miembros de minorías musulmanas de la región autónoma de Xinjiang han sido internados en lo que Beijing llama “campos de reeducación”.

Los expertos afirman que los campos se utilizan para alinear a los uigures con el Partido Comunista, y para obligarlos a realizar trabajos forzados.

Entretanto, el presidente Joe Biden aseguró este jueves que Estados Unidos saldrá en defensa de Taiwán si la isla fuera atacada por China, que la considera parte de su territorio.

“Sí”, respondió Biden, cuando se le preguntó durante una intervención en la cadena de noticias CNN sobre la defensa de Taiwán. “Tenemos un compromiso con eso”.

Los comentarios de Biden van a contramano de la antigua política estadounidense de “ambigüedad estratégica”, por la cual Washington ayuda a Taiwan a construir sus defensas pero sin comprometerse a salir en respaldo de la isla.

El presidente norteamericano hizo una promesa similar en agosto durante una entrevista con ABC, insistiendo en que Estados Unidos siempre defenderá a sus aliados clave, incluido Taiwán, a pesar de la retirada de Afganistán frente a los talibanes.

Biden dijo que Estados Unidos hizo un “compromiso sagrado” para defender a los aliados de la OTAN en Canadá y Europa y es “lo mismo con Japón, lo mismo con Corea del Sur, lo mismo con Taiwán”.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR