EEUU: asesores de los CDC también dieron el visto bueno a las vacunas de refuerzo de Moderna y J&J

Luego de que la tercera dosis de Pfizer fuera aprobada para una serie de personas, expertos votaron por unanimidad para recomendar los inoculantes de esos dos laboratorios para reforzar las defensas

Expertos de los CDC aprobaron por unanimidad la recomendación de aplicar una dosis de refuerzo de la vacunas de Moderna y J&J (REUTERS/Mike Segar)
Expertos de los CDC aprobaron por unanimidad la recomendación de aplicar una dosis de refuerzo de la vacunas de Moderna y J&J (REUTERS/Mike Segar)

Un panel de asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron este jueves administrar dosis de refuerzo de las vacunas contra el coronavirus de Moderna y de Johnson&Johnson (Janssen) para algunos casos.

Los 15 miembros del panel asesor votaron por unanimidad a favor de las dos recomendaciones.

Con la luz verde del comité científico, solo falta la firma de la directora de los CDC, Rochelle Walensky, para que los estadounidenses puedan empezar a recibir dosis de refuerzo de Moderna o de Janssen a partir de este fin de semana. Dependerá de ella aceptar o modificar la recomendación del comité.

Los CDC también publicarán una guía detallada para explicar lo que la gente debe tener en cuenta a la hora de solicitar y recibir las vacunas de refuerzo. Esto incluirá si las personas pueden combinar las vacunas.

Al respecto, los expertos de los CDC recomendaron, sin que se sometiera a votación, que los estadounidenses reciban el mismo suero para su dosis de refuerzo que el que se les administró inicialmente.

El comité también remarcó que, pese a la recomendación de dosis de refuerzo, todos aquellos individuos con la pauta completa siguen considerándose personas vacunadas.

La larga reunión de este jueves coincidió con el anuncio hecho por Pfizer de que la tercera dosis ha mostrado una protección del 95,6% contra los contagios de covid-19 y se comporta de manera “segura y tolerable”.

La sede de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos en Atlanta (Foto: REUTERS/Tami Chappell)
La sede de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos en Atlanta (Foto: REUTERS/Tami Chappell)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó los dos pasos el miércoles como parte de una campaña federal para ampliar el acceso de la gente a la dosis de refuerzo, pero los CDC, con la asesoría del panel, tenía la última palabra.

Unos dos tercios de los estadounidenses aptos para recibir vacunas contra el COVID-19 ya están vacunados y millones más han recibido dosis adicionales de la vacuna de Pfizer después que la FDA y los CDC la autorizaron el mes pasado.

Si bien las autoridades de salud esperan que las dosis adicionales refuercen la inmunidad menguante contra las infecciones más leves del coronavirus, las vacunas ofrecen fuerte protección contra la hospitalización y la muerte y la prioridad sigue siendo dar la primera dosis a los que aún no se han vacunado.

“Para la mayoría de los individuos, en la mayoría de las circunstancias, la vacuna puede prevenir la muerte de COVID-19″, dijo el doctor Matthew Daley, de Kaiser Permanente Colorado, asesor de los CDC.

Los refuerzos se recomendaron para personas mayores de 65 años, residentes de asilos de ancianos y adultos más jóvenes con riesgo de contagio debido a sus problemas de salud, su trabajo o las condiciones de vida. Esto incluye a los trabajadores de la salud, docentes, personas encarceladas o en refugios para indigentes.

La FDA aprobó la media de dosis de refuerzo para los mismos grupos, seis meses después de la última inyección, pero para la vacuna de una dosis de J&J, la FDA dijo que los vacunados en Estados Unidos sólo deben esperar dos meses después de la vacunación inicial.

Las autoridades ya habían recomendado la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer (Foto: REUTERS/Dado Ruvic)
Las autoridades ya habían recomendado la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer (Foto: REUTERS/Dado Ruvic)

La agencia dijo que cualquier adulto que haya recibido la vacuna de J&J debería recibir el refuerzo, ya que las investigaciones revelan que la dosis única de J&J es mucho menos efectiva que las de Pfizer o Moderna, ambas de doble dosis.

En cuanto al problema de la mezcla, la FDA determinó que cualquier persona apta para recibir el refuerzo puede recibir cualquiera de las tres marcas autorizadas en el país. La FDA destacó la conveniencia de poder conseguir cualquier refuerzo de que disponga una farmacia o clínica, sobre todo en asilos para ancianos y otros marcos institucionales donde los residentes hayan recibido distintas vacunas.

El panel también evaluó los datos que se les presentaron sobre la eficacia de las vacunas de Moderna y Johnson&Johnson. Esos datos apuntan a que la eficacia del suero de Moderna contra el coronavirus desciende con el tiempo, algo que no ocurre tan significativamente con la de Johnson&Johnson, aunque esta última es menos infalible a la hora de prevenir un contagio.

(Con información de EFE y AP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR