Los republicanos bloquearon el proyecto de ley para suspender el techo de deuda de Estados Unidos

La oposición complica los objetivos económicos del presidente Joe Biden y deja a Washington al borde de un cierre parcial del gobierno por falta de fondos

El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell (Reuters)
El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell (Reuters)

El Partido Republicano bloqueó este lunes en el Senado un paquete legislativo para suspender el techo de deuda de Estados Unidos y para extender la financiación del Gobierno hasta diciembre.

La decisión de los republicanos, que tiene como meta dificultar la aprobación de la agenda económica del presidente, Joe Biden, también tiene como consecuencia inmediata que los demócratas deben resolver dos fechas límite urgente en materia fiscal.

La primera será la medianoche del jueves al viernes, cuando el Gobierno se verá abocado a un cierre parcial administrativo por falta de fondos.

La segunda a mediados de octubre, cuando Estados Unidos podría entrar en suspensión de pagos de su deuda nacional.

Los demócratas aprobaron la semana pasada en la Cámara Baja el paquete legislativo tumbado hoy por los republicanos en el Senado que vinculaba las dos urgencias financieras. El texto ampliaba la financiación del Gobierno hasta el 3 de diciembre y suspendía el techo de deuda hasta diciembre de 2022, además de incluir 28.000 millones de dólares para desastres naturales y 6.000 para los evacuados afganos.

Sin embargo, los republicanos, que votaron en bloque en contra de la medida, argumentaron que no están de acuerdo en aprobar los fondos para el Gobierno y el endeudamiento bajo un mismo paraguas.

Aunque el Senado está dividido 50 a 50, se requieren 60 votos para aprobar este tipo de medidas, por lo que los demócratas requieren de cierta colaboración republicana.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, dijo que su partido está de acuerdo en aprobar fondos para el Gobierno para evitar un cierre parcial administrativo a partir del viernes, pero no en la suspensión del techo de la deuda. “Apoyaremos un texto limpio para evitar un cierre de Gobierno. No daremos votos republicanos para elevar el techo de la deuda”, afirmó.

Para ello, instó a los demócratas a que utilicen un mecanismo legislativo llamado reconciliación que permite aprobar de forma excepcional proyectos con tan solo 50 votos.

Los líderes demócratas en el Congreso flanquean a Janey Yellen, secretaria del Tesoro (Reuters)
Los líderes demócratas en el Congreso flanquean a Janey Yellen, secretaria del Tesoro (Reuters)

Los demócratas, sin embargo, ya llevan semanas debatiendo entre ellos cómo usar este mecanismo para aprobar la agenda económica de Biden, por lo que añadirle el tema de la deuda resulte con toda probabilidad en más discusiones y demoras.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha advertido que, si no se aprueba un nuevo límite de deuda, EEUU podría entrar en suspensión de pagos de la deuda nacional en octubre, una situación con duras consecuencias: las tasas de interés de la deuda estadounidense se dispararían, la bolsa caería, y decenas de millones de soldados y jubilados no tendrían ingresos. Además, podría ocurrir una nueva recesión con millones de empleos perdidos.

Esta situación sobre el techo de deuda, que lleva a Estados Unidos al abismo cada pocos años, se produce porque el Gobierno gasta mucho más dinero del que obtiene a través de impuestos federales. Solo en 2021, se estima que el Gobierno incurrirá en unos gastos de 5,8 billones y tendrá 3,5 billones de ingresos, lo que dejará un déficit de 2,3 billones, de acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso.

El Gobierno solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de elevar ese techo según crea conveniente.

Los legisladores han negociado el aumento del límite de la deuda durante décadas. Pero la voluntad de llevar a la mayor economía del mundo al borde del abismo se remonta a 2011, cuando los republicanos se propusieron frenar el gasto de los demócratas y utilizaron el límite para conseguirlo.

“La mayoría de los dirigentes (republicanos) consideran que el enfrentamiento sobre el límite de la deuda de 2011 fue, en última instancia, un éxito, ya que pudieron obligar (al entonces presidente Barack Obama) a firmar lo que fue el mayor proyecto de ley de recorte del gasto en décadas sin que se produjera un impago”, dijo Brian Riedl, quien entonces era economista jefe del senador republicano Rob Portman.

El acuerdo que cerraron estaba destinado a reducir el gasto del gobierno en el transcurso de los años.

Pero no se cumplió: la deuda nacional y el déficit presupuestario de Estados Unidos se han disparado en los años siguientes debido al gasto de los presidentes republicanos y demócratas.

(Con información de EFE y AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR