Obama canceló su fiesta de su cumpleaños 60 por el rebrote de COVID-19

Casi 500 personas iban a asistir a una isla en la costa este de Estados Unidos, pero la propagación de la variante Delta en el país cambió los planes a último minuto

El Expresidente Barack Obama cumple años este miércoles y planeaba celebrarlo con muchos invitados entre los que estaban celebridades de la talla de George Clooney, Steven Spielberg y Oprah Winfrey.
REUTERS/Brandon Bell
El Expresidente Barack Obama cumple años este miércoles y planeaba celebrarlo con muchos invitados entre los que estaban celebridades de la talla de George Clooney, Steven Spielberg y Oprah Winfrey. REUTERS/Brandon Bell

El ex presidente Barack Obama ha renunciado a sus planes de celebrar por lo alto su fiesta de cumpleaños número 60 en Martha’s Vineyard, una isla ubicada en la costa este de los Estados Unidos, donde habían sido invitados cientos de personas, debido a las preocupaciones por el rebrote de COVID-19 que se está viviendo en el país.

Hannah Hankins, portavoz del ex presidente, dijo en un comunicado obtenido por Fox News que “el evento al aire libre fue planeado hace meses de acuerdo con todas las pautas de salud pública y con las salvaguardias de Covid vigentes”.

“Debido a la nueva propagación de la variante delta durante la semana pasada, el presidente y la señora Obama han decidido reducir significativamente el evento para incluir solo a familiares y amigos cercanos”, agregó.El presidente Obama agradece que otros envíen sus deseos de cumpleaños desde lejos y espera ver gente pronto”.

El cumpleaños de Obama es este miércoles, pero la fiesta estaba programada para el próximo sábado.

La noticia de la fiesta de cumpleaños, que supuestamente incluirá a 475 de los invitados más cercanos del ex presidente, provocó la ira de los críticos en las redes sociales, quienes caracterizaron la medida como hipócrita a la luz de la nueva guía sobre la variante delta.

Fotografía tomada el pasado 20 de enero en la que se registró al expresidente de Estados Unidos Barack Obama (i), en Washington DC (EE.UU.). EFE/Michael Reynolds/Archivo
Fotografía tomada el pasado 20 de enero en la que se registró al expresidente de Estados Unidos Barack Obama (i), en Washington DC (EE.UU.). EFE/Michael Reynolds/Archivo

Cientos de ex funcionarios de la administración Obama, celebridades y donantes demócratas habían planeado asistir a la fiesta en la mansión de la isla de Obama, y muchos de ellos alquilaron casas en la isla. Muchos invitados ya estaban en camino y otros estaban programando las pruebas de coronavirus requeridas cuyos resultados tenían que enviar a un “coordinador de coronavirus” médico para poder ingresar al complejo de Obama cuando se les informó el martes por la noche que ya no estaban invitados. El New York Post informó que se esperaba que asistieran George Clooney, Steven Spielberg y Oprah Winfrey.

“Han estado preocupados por el virus desde el principio, preguntaron a los invitados si habían sido vacunados y pidieron que se hicieran una prueba cerca del evento”, dijo David Axelrod, ex asesor principal de Obama. “Pero cuando se planeó esto, la situación era bastante diferente. Entonces respondieron a las circunstancias cambiantes”.

El expresidente Obama decidió recortar drásticamente su lista de invitados para celebrar sus 60 años, una fiesta que se llevaría a cabo este sábado.
El expresidente Obama decidió recortar drásticamente su lista de invitados para celebrar sus 60 años, una fiesta que se llevaría a cabo este sábado.

Axelrod dijo que ya no asistiría. Rahm Emanuel, quien se desempeñó como el primer jefe de gabinete de Obama, también había planeado asistir a la fiesta. Pero dijo que recibió una llamada el martes por la noche diciéndole que si aún no estaba en la isla, no debería venir.

El cambio de planes de Obama se produjo días después de que el presidente Biden admitiera efectivamente que la pandemia había vuelto, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijeron en un documento interno que la variante Delta era mucho más contagiosa y tenía más probabilidades de romper las protecciones de las vacunas. que todas las demás versiones conocidas del virus.

SEGUIR LEYENDO