En su primera foto desde la cárcel, Ghislaine Maxwell aparece con un ojo morado

Desde julio de 2020, la ex pareja de Jeffrey Epstein, está presa en centro de detención de Brooklyn. La nueva imagen es parte de los documentos judiciales del caso por tráfico de menores para su explotación sexual

Ghislaine Maxwell desde el centro de detención de Brooklyn con el ojo morado
Ghislaine Maxwell desde el centro de detención de Brooklyn con el ojo morado

El abogado de Ghislaine Maxwell publicó la primera foto de la ex pareja del financista Jeffrey Epstein desde que fue arrestada en julio de 2020. Enfrenta seis cargos, entre ellos está acusada de reclutar a menores para que ofrecieran servicios sexuales a su pareja.

La foto, que es parte de los documentos judiciales, muestra a Maxwell con un ojo lastimado. El abogado de Maxwell, Bobbi Sternheim, incluyó además de la imagen, una carta donde argumentaba lo difíciles que estaban siendo los días de la acusada en la cárcel.

Aseguró que no había notado el moretón en ojo ya que su clienta “no tiene espejo, recién pudo verlo en el reflejo del cortauñas”.

Sternheim dijo que tampoco sabía cómo le salió el ojo morado, pero especuló que el hematoma pudo haber sido causado por Maxwell protegiéndose los ojos durante los controles nocturnos. “No es de extrañar que se haya lesionado involuntariamente tratando de mantener la luz fuera de sus ojos por la noche”, sugirió al New York Post.

Los oficiales del Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, donde está encarcelada, la interrogaron sobre el hematoma amenazándola con ponerla en el SHU (confinamiento solitario) si no revelaba cómo se lo había hecho.

Su abogado señaló que Ghislaine Maxwell se ha vuelto “cada vez más reacia a dar información a los guardias por temor a represalias, disciplina y tareas punitivas”.

Desde julio, se presentaron varias solicitudes de libertad bajo fianza por parte del equipo legal, todas han sido rechazadas por un panel de jueces. El principal argumento es que Maxwell está siendo privada de sueño mediante “controles de bienestar” cada 15 minutos por parte de los oficiales penitenciarios.

Vista de una fotografía donde aparecen Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell. EFE/Jason Szenes/Archivo
Vista de una fotografía donde aparecen Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell. EFE/Jason Szenes/Archivo

Maxwell se declaró no culpable nuevos cargos de tráfico sexual de menores, al aparecer en un juzgado de Nueva York en persona por primera vez. La hija del magnate de la prensa británica Robert Maxwell, ya fallecido, niega todas las acusaciones en su contra. Si es hallada culpable, puede ser condenada a cadena perpetua.

Los supuestos crímenes ocurrieron entre 1994 y 2004, e involucran a cuatro mujeres, dos de las cuales tenían apenas 14 años cuando fueron abusadas sexualmente.

Los cargos son más fuertes que los anteriores, que hablaban de “incitación” y “transporte” de menores a otros estados del país para cometer actos sexuales ilegales.

SEGUIR LEYENDO: