Tres presos en EEUU fueron puestos en libertad luego de pasar 24 años entre rejas por dos asesinatos que no cometieron

George Bell, Gary Johnson y Rohan Bolt estaban señalados de haber perpetrado un violento asalto con dos muertes en Queens en 1996. Pero un juez determinó que “la Fiscalía ocultó intencionadamente a la defensa información creíble que apunta a que los responsables del crimen fueron otros”

George Bell, Gary Johnson y Rohan Bolt en el momento de su excarcelación este viernes (Crédito: Gofundme)
George Bell, Gary Johnson y Rohan Bolt en el momento de su excarcelación este viernes (Crédito: Gofundme)

Un tribunal estatal de Nueva York ordenó la puesta en libertad de tres hombres que han pasado 24 años en prisión por un doble asesinato en 1996 que según la última sentencia en realidad no cometieron.

El juez Joseph A. Zayas repudió a la Fiscalía por ocultar pruebas que hubieran cuestionado la condena impuesta a George Bell, de 44 años; Gary Johnson, de 46, y Rohan Bolt, de 59, por los asesinatos el 21 de diciembre de 1996 de Ira “Mike” Epstein y de un policía fuera de servicio, Charles Davis, en un asalto al negocio de cambio de cheques de Epstein. Según un artículo de Telemundo, Davis perdió la vida en sus esfuerzos por proteger a Epstein cuando trabajaba fuera de servicio como seguridad para el comercio que fue atacado en Queens.

“La Fiscalía ocultó intencionadamente a la defensa información creíble que apunta a que los responsables del crimen fueron otros. Esta información exculpatoria estaba en posesión de la Fiscalía e incluso fue documentada e investigada por el fiscal jefe durante el juicio del señor Bell”, apuntó el juez. Para el magistrado, la Fiscalía “ha abdicado totalmente de su función de buscar la verdad en estos casos”.

Hasta cinco testigos dieron versiones que contradecían directamente las confesiones de los imputados y la defensa argumentó entonces aportando pruebas que las confesiones fueron obtenidas bajo coacción.

Una investigación de la Unidad de Integridad de Convicciones (CIU) de la Fiscalía del Distrito de Queens, que duró 11 meses y tomó las versiones de más de 30 testigos, determinó que los fiscales en el momento del juicio no revelaron información favorable a la defensa de los tres presos. Esta información clave incluye documentos que indican que un miembro de la pandilla armada “Speedstick” se implicó a sí mismo y a otros pandilleros en el robo y los asesinatos. Y también hay registros de salud mental de un presunto cómplice que implicó a los acusados y testificó contra dos de los hombres.

“Estos fiscales no engañaron intencionalmente a la Corte, pero no podemos ignorar la injusticia fundamental en la que las pruebas exculpatorias clave nunca salieron a la luz durante el juicio. Las salvaguardas constitucionales en nuestro sistema de justicia penal fallaron aquí, y el resultado ha privado a todos los involucrados de la certeza y la finalidad de la justicia en este caso“, dijo el director de CIU, Bryce Benjet.

Los tres condenados han sido puestos en libertad bajo fianza el viernes y en junio se celebrará una vista que podría confirmar finalmente su inocencia.

Con información de EuropaPress

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS