Un grupo demócrata de Nueva York pidió la renuncia y un juicio político al gobernador Andrew Cuomo por el escándalo de acosos sexuales

Tras las tres acusaciones, integrantes del ala progresista de su propio partido consideraron que “ha usado su posición de poder para acosar e intimidar, no hay ninguna excusa”

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

Los socialistas demócratas de Nueva York, el ala más progresista del Partido Demócrata, pidieron este martes la “inmediata dimisión” y empezar un juicio político contra el gobernador del estado, Andrew Cuomo, tras las “múltiples acusaciones de acoso sexual” vertidas contra él.

En un comunicado, los progresistas expresan su solidaridad con las tres mujeres, dos de ellas antiguas colaboradoras de Cuomo, que han denunciado el comportamiento inapropiado del político.

Cuomo, también demócrata, vive sus horas más bajas, acusado además de una mala gestión de los geriátricos durante la pandemia.

Está claro que el gobernador Cuomo ha usado su posición de poder para acosar e intimidar. No hay ninguna excusa para ese comportamiento en el gobierno ni en ninguna otra parte”, dice la nota, que pide al político que renuncie y a las cámaras legislativas estatales que comiencen los procedimientos para empezar un juicio político (impeachment, en inglés).

"Cuomo debe renunciar", reclama una protesta en Manhattan (Reuters)
"Cuomo debe renunciar", reclama una protesta en Manhattan (Reuters)

Este comunicado se publica poco después de que se conociera que los legisladores estatales han llegado a un acuerdo para limitar el uso de poderes de emergencia por la pandemia del gobernador. El acuerdo se alcanzó después de las críticas de los miembros del propio partido de Cuomo, que controla ambas cámaras, por su manejo de la pandemia en los geriátricos y el supuesto intento de su administración de ocultar el número de muertes en las residencias, algo que investigan autoridades estatales y federales.

El gobernador ha mostrado que no es adecuado para ocupar la oficina del gobierno, y el poder legislativo tiene la obligación de investigar en profundidad sus abusos y sus agravios”, asegura la nota.

Entre quienes firman el documento se encuentran los miembros del Senado de Nueva York, Julia Salazar y Jabari Brisport, y los integrantes de la Asamblea Emily Gallagher, Phara Souffrant Forrest, Marcela Mitaynes y Zohran Mamdani.

Sus palabras se unen las de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, quien el lunes consideró “creíbles” las acusaciones contra Cuomo y abogó por una investigación “independiente” sobre lo ocurrido.

Dentro del Congreso de Estados Unidos, las representantes demócratas por Nueva York, Carolyn Maloney y Hakeem Jeffries, también han mostrado su apoyo hacia estas mujeres que han denunciado a Cuomo y han insistido en una “investigación a fondo”.

Cuomo y Anna Ruch, una de sus acusadoras (The New York Times)
Cuomo y Anna Ruch, una de sus acusadoras (The New York Times)

No obstante, existe otra postura dentro de la formación demócrata que considera que Cuomo debería enfrentarse a un proceso de ‘impeachment’, pues también pesan sobre él acusaciones de negligencia durante la pandemia, ya que supuestamente habría encubierto decenas de muertes en las residencias de mayores de Nueva York.

Por el momento, la oficina de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, llevará a cabo una investigación sobre las acusaciones de acoso sexual contra Cuomo.

Por su parte, los republicanos han criticado a los demócratas, que controlan ambas cámaras en el Capitolio del estado de Nueva York, por su tardanza en este -Boylan denunció a Cuomo en un primer momento en diciembre- y otros asuntos, como las acusaciones de mala práxis durante la pandemia.

Las acusaciones

El pasado viernes Lindsey Boylan, quien trabajó de asistente para Cuomo, publicó una carta en la que relató cómo “la intimidación” dentro de su administración era “tan generalizada” que “se toleraba” y “se esperaba”.

Boylan narró también episodios de tocamientos y caricias que Cuomo le infligió en la espalda, brazos y piernas, así como el de un beso en los labios, además de otros en los que el gobernador emitía comentarios inapropiados contra sus compañeras por su apariencia física.

Lindsey Boylan y Charlotte Bennett, ex funcionarias que acusaron a Cuomo de acoso sexual
Lindsey Boylan y Charlotte Bennett, ex funcionarias que acusaron a Cuomo de acoso sexual

En los últimos días, Charlotte Bennett, quien trabajó como asesora adjunta de Sanidad del Gobierno del estado de Nueva York, y Anna Ruch, quien coincidió con Cuomo en un salón de actos, han relatado otra serie de episodios que no dejan en buen lugar el gobernador.

(Con información de EFE y Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: