“¿Puedo besarte?”: la foto que muestra el acoso de Andrew Cuomo a una mujer en medio de una boda

La denuncia pública de Anna Ruch se suma a la de dos ex colaboradoras. El gobernador de Nueva York enfrenta crecientes pedidos de renuncia

En la imagen, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo (EFE/ Peter Foley/ archivo)
En la imagen, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo (EFE/ Peter Foley/ archivo)

Una tercera mujer acusó este lunes al gobernador de Nueva York de acoso sexual, horas después de que el otrora poderoso demócrata habilitara formalmente la investigación de dos denuncias similares por parte de dos ex empleadas.

Anna Ruch, de 33 años, que a diferencia de las anteriores denunciantes nunca fue su colaboradora, relató al diario The New York Times que Cuomo le preguntó, en una boda en 2019, si podía besarla. Antes, había colocado su mano en la parte baja de su espalda, que luego ella se la retiró.

Cuando ella le quitó la mano, recordó Ruch, el gobernador comentó que ella parecía “agresiva”, y le puso las manos en las mejillas. Preguntó si podía besarla, lo suficientemente fuerte como para que un amigo que estaba cerca lo escuchara. Ruch se alejó cuando el gobernador se acercó.

“Estaba tan confundida, conmocionada y avergonzada”, dijo al diario. “Giré la cabeza y me quedé sin palabras”.

El recuerdo de Ruch fue corroborado por el amigo, en mensajes de texto de la época y hasta en fotografías del evento, según el Times.

Cuomo con las manos en las mejillas de Ruch durante la boda en la que ocurrió el encuentro (Foto vía The New York TImes)
Cuomo con las manos en las mejillas de Ruch durante la boda en la que ocurrió el encuentro (Foto vía The New York TImes)

El nuevo testimonio complica aún más las cosas para el gobernador de 63 años, blanco de críticas, incluso desde su propio partido, tras constituirse temporalmente una estrella nacional por su manejo de la pandemia en 2020.

La denuncia pública de Ruch se suma a la de de Charlotte Bennett, una ex colaboradora de Cuomo que dijo que este la había acosado sexualmente el año pasado, y la de Lindsey Boylan, una ex asesora que describió un contacto físico no deseado por parte del gobernador.

Lindsey Boylan y Charlotte Bennett, las ex funcionarias que acusaron a Cuomo de acoso sexual
Lindsey Boylan y Charlotte Bennett, las ex funcionarias que acusaron a Cuomo de acoso sexual

Investigación abierta

Este lunes, el gobernador habilitó formalmente a que se lo investigue por las acusaciones. La fiscal general del estado, Letitia James, dijo que la oficina de Cuomo le concedió por escrito una autorización para realizar una pesquisa independiente.

“Esta es una responsabilidad que no tomamos a la ligera, por cuanto las acusaciones de acoso sexual deben tomarse siempre en serio”, dijo James en un comunicado.

La carta a James indica que los resultados de la investigación serán “revelados en un informe público”.

En la imagen, un registro de la fiscal general de Nueva York, Letitia James. La funcionaria, una demócrata que ha sido aliada de Cuomo pero que fue elegida de manera independiente, encabezará la investigación (EFE/ Jusin Lane/ archivo)
En la imagen, un registro de la fiscal general de Nueva York, Letitia James. La funcionaria, una demócrata que ha sido aliada de Cuomo pero que fue elegida de manera independiente, encabezará la investigación (EFE/ Jusin Lane/ archivo)

Cuomo dijo el domingo que “sinceramente lamenta” que su conducta haya sido “malinterpretada como un flirteo no deseado” debido a que es “juguetón”.

El gobernador negó haber incurrido en ninguna conducta o propuesta inapropiada, y el domingo admitió la investigación de los hechos.

Para conducir esa investigación escogió inicialmente a un ex juez federal, pero altas figuras de su partido dijeron que eso no aseguraba transparencia.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, rechazó los comentarios de Cuomo.

“Eso no es una disculpa. Parece que dijera: ‘Estaba bromeando’. El acoso sexual no es divertido. Es algo serio”, dijo De Blasio, viejo rival de Cuomo.

Una integrante de un grupo de parlamentarias del estado de Nueva York, que combate el acoso sexual, calificó de “insultantes” los comentarios de Cuomo.

“No asume ninguna responsabilidad. No hay razón para pensar que no repetirá esa conducta”, dijo Riya Pasarell.

También aumentaron los pedidos de renuncia. “El tiempo ha llegado. El gobernador debe dimitir”, dijo la representante en la Cámara de Estados Unidos para Nueva York Kathleen Rice.

“Una persona que trata a las mujeres de esta manera no es apto para gobernar”, dijo por su parte el senador del estado de Nueva York John C. Liu en Twitter.

Bennett describió la respuesta del gobernador como “las acciones de un individuo que ejerce su poder para evitar la justicia” en un comunicado del lunes por la noche al Times.

“Estoy con Anna Ruch”, tuiteó Bennett por separado. “Su comportamiento inapropiado y agresivo no puede justificarse ni normalizarse”, se solidarizó.

Según Bennett, de 25 años, Cuomo le dijo en junio pasado que estaba abierto a salir con veinteañeras, y le preguntó si la diferencia de edad podría influir en una relación romántica, reportó el Times.

Si bien Cuomo jamás intentó tocarla, dijo: “Entendí que el gobernador quería dormir conmigo, y me sentí horriblemente incómoda y asustada”.

Boylan, de 36 años, también tuiteó su apoyo, escribiendo que el relato de Ruch la hizo sentir “enferma”.

Esta ex empleada contó en un blog que Cuomo la acosó cuando trabajaba para su administración desde 2015 a 2018. Relató que le dio un beso no deseado en los labios, le sugirió jugar “strip poker” y tocó la parte baja de su espalda, brazos y piernas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: