El gobierno de Joe Biden denunció que el régimen chino “no aportó suficientes datos sobre el origen del coronavirus”

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, remarcó la importancia de la investigación de la OMS, que recientemente envió una misión de científicos al gigante asiático, pero aclaró que debe llevarse a cabo “sin ninguna interferencia por parte de ningún Gobierno”


El régimen de Xi Jinping, en el centro de las críticas por la falta de información sobre el origen del coronavirus (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
El régimen de Xi Jinping, en el centro de las críticas por la falta de información sobre el origen del coronavirus (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Estados Unidos reiteró este domingo que el régimen de China no ha suministrado “suficientes datos” sobre el origen y posterior propagación del coronavirus, que ha sido contraído por más de 28 millones de norteamericanos.

“Están a punto de publicar un informe sobre los orígenes de la pandemia en Wuhan, China, sobre el que tenemos preguntas, porque no creemos que China haya puesto a disposición suficientes datos originales sobre cómo comenzó a propagarse esta pandemia tanto en China y luego en todo el mundo”, declaró Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente Joe Biden, en el programa “Face the Nation”, de la cadena CBS News.

El pasado 9 de febrero, la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigó el coronavirus en Wuhan descartó la posibilidad de que el SARS-CoV-2 se hubiese originado en un laboratorio, al tiempo que consideró posible que el virus hubiese llegado a China desde otros países a través de la cadena de frío de los alimentos congelados.

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente Joe Biden (REUTERS/Joshua Roberts)
Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente Joe Biden (REUTERS/Joshua Roberts)

Ante la polémica suscitada por el anuncio de la misión, el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, respondió el pasado 15 de febrero que el propósito de esa visita no era “investigar a China” sino obtener lecciones para el futuro.

Pero Sullivan puntualizó que “la única forma de tener una investigación con base científica es tener acceso a todos los datos y no sólo (...) para saber qué sucedió en esta pandemia, sino para poder prevenir futuras pandemias”.

“No estoy en condiciones de decir cómo llegó la covid-19 a este mundo -agregó el funcionario de la Casa Blanca. Todo lo que estoy en condiciones de hacer es pedir a la OMS que haga su trabajo lo mejor posible”.

En ese contexto, defendió que la investigación de la OMS “debe dejarse en manos de los científicos y los expertos para que la lleven a cabo sin ninguna interferencia por parte de ningún Gobierno”, al considerar que esa “es la única manera en que vamos a saber cuáles son los orígenes de esto”.

Se refirió además a una conversación que Biden sostuvo el pasado 10 de febrero con su homólogo de China, Xi Jinping, y que se prolongó durante dos horas.

El Mercado de Wuhan (Shutterstock)
El Mercado de Wuhan (Shutterstock)

“El presidente Biden planteó la cuestión de la covid-19 y la necesidad de que todos los países asuman su responsabilidad para ayudar a proteger el mundo, incluida China”, sostuvo Sullivan.

El asesor de seguridad nacional aclaró que Washington no “está en posición de tomar una determinación acerca de dónde se originó” la pandemia, lo que atribuyó en parte “a que no ha habido suficiente transparencia por parte del Gobierno de China”.

Y consultado sobre la Administración del ahora ex presidente Donald Trump, opinó que “no se tomó la vigilancia de la pandemia tan en serio como debería”.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con más de 28 millones de contagiados y casi 500.000 muertos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Uno de los miembros de la misión de la Organización Mundial de la Salud enviada a China para investigar el origen del coronavirus denunció que las autoridades chinas se han negado a entregar información. El microbiólogo australiano Dominic Dwyer explicó que solicitaron los datos en crudo de 174 casos identificados en la primera fase de la pandemia, en Wuhan, en diciembre de 2019, pero solo se les ha proporcionado un resumen.

El microbiólogo australiano Dominic Dwyer, miembro de la misión de la OMS que viajó a China (REUTERS/Aly Song)
El microbiólogo australiano Dominic Dwyer, miembro de la misión de la OMS que viajó a China (REUTERS/Aly Song)

Los “listados lineales” solicitados contienen información sobre las preguntas que se les hizo a los pacientes, sus respuestas y cómo se procesaron estas respuestas, indicó Dwyer a la prensa australiana: “Es lo normal en una investigación sobre un brote”.

Estos datos originales son de especial importancia dado que solo la mitad de estos 174 casos estuvieron expuestos al mercado de Wuhan, donde se especula que podría haberse originado el contagio. “Por eso hemos insistido en ello”, apuntó el microbiólogo australiano. Y agregó: “No sé decir por qué no nos los han dado. Si es por motivos políticos, por tiempos o si es difícil... pero si hay otros motivos, los desconozco. Solo se puede especular”.

Dwyer reconoció que las autoridades chinas entregaron gran cantidad de material, pero los datos en crudo de los pacientes deberían estar en el informe final de la misión de investigación. “La gente de la OMS cree ciertamente que han recibido muchos más datos que en años anteriores, así que en sí mismo es un avance”.

El equipo llegó el 14 de enero a Wuhan, considerada como la ciudad epicentro de la pandemia, y, tras dos semanas de cuarentena, ha visitado lugares como el mercado mayorista de mariscos de Wuhan, donde se produjo el primer grupo de infecciones conocido, así como el Instituto de Virología de Wuhan, en el que se investiga con varios tipos de coronavirus.

Con información de EFE

Seguir leyendo: