Trump apuntó contra el gobernador republicano de Georgia y lo acusó de haber dejado que el “estado fuera estafado”

Tanto el mandatario regional, Brian Kemp, como el secretario del estado, Brad Raffensperger, confirmaron que no existen pruebas del supuesto fraude electoral

El presidente de EEUU, Donald Trump
El presidente de EEUU, Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado al gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, de haber permitido que el “estado fuera estafado” al confirmar el triunfo de Joe Biden por algo más de 10.000 votos y no dar pábulo a las afirmaciones sobre el supuesto fraude electoral cometido en su contra.

“Haz algo Brian Kemp. Permitiste que tu estado fuera estafado”, ha escrito en su cuenta de Twitter el presidente saliente, Donald Trump, quien le ha insistido en que se deben “verificar las firmas y contar los sobres firmados”.

Tras ello, Trump incluso le ha sugerido que detenga su carrera electoral para el Senado de Georgia, ya que “no será necesaria” y “¡todos ganamos!”, ha escrito.

El pasado 20 de noviembre, las autoridades de Georgia, tradicional bastión republicano desde hace casi 30 años, certificaron la victoria de Biden por un estrecho margen de 12.284 votos, obteniendo así los 16 votos electorales a los que se agarraba Trump para mantener vivas sus aspiraciones de seguir en la Casa Blanca.

Tanto el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, como Kemp, ambos republicanos, confirmaron además que no existen pruebas del supuesto fraude electoral que Donald Trump ha estado denunciado, motivando así una serie de ataques y críticas hacia ellos.

Unos ataques que el alto funcionario electoral de Georgia, Gabriel Sterling, ha pedido que cesen, ya que la retórica incendiaria de Trump está “inspirando a la gente a gente a cometer posibles actos de violencia”.

“Alguien va a resultar herido. Alguien va a ser asesinado. Tiene que parar, señor presidente”, ha dicho Sterling durante una rueda de prensa, en la que ha criticado a Trump y al Partido Republicano por no condenar las amenazas que algunos funcionarios electorales del estado están recibiendo en las últimas semanas.

Trump no ha perdido el hilo y ha respondido a Sterling a través de Twitter, insistiendo en que las elecciones fueron “amañadas”, y arremetiendo de nuevo contra Kemp y Raffensperger, a quienes les ha preguntado si tienen “miedo” de mostrar “el fraude masivo”.

El gobernado de Georgia, Brian Kemp , recibiendo al presidente Donald Trump en Atlanta
El gobernado de Georgia, Brian Kemp , recibiendo al presidente Donald Trump en Atlanta

“Señor presidente, parece que usted ha perdido el estado de Georgia. Estamos investigando, hay siempre una posibilidad, lo entiendo, usted tiene derecho a ir a los tribunales, de lo que usted tiene capacidad -y necesita dar un paso adelante y decirlo- es de dejar de inspirar a la gente que comete actos potenciales de violencia” dijo Sterling.

Trump no ha reconocido aún su derrota en las elecciones del pasado 3 de noviembre, que perdió frente al demócrata Joe Biden, al alegar sin pruebas que hubo fraude electoral.

Los abogados del presidente saliente han presentado demandas en una serie de estados clave, como Georgia, de las que la mayoría han sido desestimadas por la Justicia.

Sterling mencionó en la rueda de prensa que un trabajador electoral en el condado de Gwinnett había recibido amenazas de muerte, después de que un defensor de teorías conspiratorias hiciera circular por internet videos de ese empleado, en los que era identificado y se aseguraba que estaba manipulando datos electorales.

Sterling, que no identificó a la persona amenazada, señaló que es un técnico “veintitantos años” de la empresa Dominion Voting Systems, el fabricante de las máquinas de conteo de papeletas electorales que se ha convertido en blanco de todo tipo de teorías conspiratorias, apoyadas públicamente por Trump y su abogado personal, Rudy Giuliani, sobre un hipotético fraude en los comicios.

Sterling agregó que tanto él como Raffensperger y su esposa han recibido también amenazas.

Dirigiéndose a Trump, espetó: “Debe parar. Esto son elecciones, esta es la espina dorsal de la democracia y todos los que no han dicho una maldita palabra son cómplices de esto. Es demasiado, no está bien”, dijo Sterling.

Georgia certificó la victoria de Biden en los comicios el pasado 20 de noviembre y actualmente está llevando un segundo recuento a petición de los abogados de Trump, aunque los responsables del estado ya han advertido de que no se espera que el conteo vaya a alterar el resultado.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

El equipo de campaña de Donald Trump rechazó la afirmación del fiscal general de EEUU de que no hubo fraude electoral

El fiscal general de EEUU dijo que no se detectó un fraude “de una magnitud” en las elecciones presidenciales