Una mujer de 30 años murió por coronavirus en un avión en Estados Unidos

Viajaba de Arizona a Texas. Antes del despegue de la aeronave presentó serios problemas para respirar y se le tuvo que suministrar oxígeno

Una mujer con máscara se prepara para abordar un avión en medio de la pandemia del COVID-109
Una mujer con máscara se prepara para abordar un avión en medio de la pandemia del COVID-109

Una mujer en los Estados Unidos en sus treintas murió de COVID-19 mientras estaba en un avión que iba de Arizona a Texas, informaron las autoridades de ese país.

La identidad de la mujer todavía se mantiene en reserva y fue solo identificada como una residente de Garland, Texas. Habría muerto cuando el avión aún se encontraba en la pista de despegue en el aeropuerto de Arizona, según la información recogida por BuzzFeed News de Lauren Trimble, funcionaria del condado de Dallas (Estados Unidos).

Todavía hay varias dudas sobre el caso. Por ejemplo, si la mujer sabía que tenía COVID-19 al momento de tomar el vuelo, pues los resultados de su prueba se conocieron después de que falleció. Las autoridades tampoco han revelado el nombre de la aerolínea a la que pertenecía el avión donde murió la mujer.

De acuerdo a un comunicado de prensa emitido por las autoridades del condado de Dallas el pasado domingo los hechos habrían ocurrido el 25 de julio, y en un primer momento el condado no fue informado de que el fallecimiento había estado relacionado con el COVID-19.

Precisaron que la mujer tenía graves condiciones de salud que la ponían en alto riesgo y que en los momentos antes de que muriera presentó serios problemas para respirar, por los que se le tuvo que suministrar oxígeno.

“Esta muerte fue un recordatorio de que no hay restricción de edad para el COVID”, dijo Clay Jenkins, juez del condado de Dallas a la cadena NBC 5 Dallas-Fort Worth.

Los vuelos se han retomado en la mayor parte del mundo con protocolos de seguridad
Los vuelos se han retomado en la mayor parte del mundo con protocolos de seguridad

Según el juez sólo hasta hace pocos días las autoridades fueron reportadas sobre las causas del fallecimiento.

“Recomendaría encarecidamente a las personas que no piensen que son invencibles de COVID porque no creen que están en una categoría de alto riesgo”, agregó el juez.

De acuerdo a funcionaria Trible, citada por BuzzFeed News, la muerte de la mujer fue confirmada por COVID-19 según la definición de la Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

En un estudio reciente esta entidad señaló que la tendencia en las tasas más altas de contagio cambió en los últimos meses, pasando de afectar a los adultos mayores al principio de la pandemia, a un aumento en los casos en el rango de edad entre 20 y 29 años, en especial entre junio y agosto.

Otro estudio de la CDC realizado durante la época de verano agrega que una de cada cinco personas de entre 18 y 34 años que había dado positivo por coronavirus no se habían recuperado tras el periodo de dos semanas señalado como el ciclo natural del virus, y podrían padecer de una enfermedad crónica.

Las cosas en Texas tampoco han sido alentadoras. Hasta este lunes en la ciudad se han reportado al menos 868.917 casos de COVID-19, dejando unas 17,541 muertes relacionadas con la enfermedad.

La semana pasada en el condado de Dallas fue declarado en alerta roja debido a la nueva oleada de casos de coronavirus que viene creciendo como una velocidad alarmante.

Mientras tanto, en Estados Unidos se está viviendo una “tercera ola” de hospitalización y aumento en los contagios, situación que sirve de telón de fondo a una atípica campaña electoral.

SEGUIR LEYENDO

Donald Trump está dirigiendo el tipo de campaña que le gusta, pero no la que podría necesitar

Más de 16.000 pruebas de COVID-19, menos de 30 positivos: ¿cómo hizo Nueva York para reabrir las escuelas con tanta seguridad?

New Yorker suspendió al periodista Jeffrey Toobin por masturbarse durante una llamada de Zoom